Pásate al MODO AHORRO

Amaia Aberasturi: "No se pueden minusvalorar los problemas de los adolescentes, falta empatía"

Después de su éxito con 'Akelarre', la joven vizcaína de 24 años es ahora la protagonista de la nueva serie de Atresplayer Premium 'La edad de la ira'

La actriz vizcaína Amaia Aberasturi. / Kuranda
La actriz vizcaína Amaia Aberasturi. / Kuranda

En 'Vitoria, 3 de marzo' el cine la conoció, pero fue con 'Akelarre' cuando llegó su gran metamorfosis como actriz. Con tan solo 23 años, la interpretación en esta película vasca (y en euskera) le llevó a estar nominada al Goya como mejor actriz. Desde ahí, todo ha sido un no parar de trabajar para Amaia Aberasturi. La actriz vizcaína se ha convertido en una de las revelaciones del cine vasco y también del panorama nacional. 'Akelarre' llegaba a Netflix triunfando, colocándose en el top de cientos de países y siendo una ventana de oportunidades para la joven actriz. Ahora, trabaja precisamente con Netflix en una serie española 'Bienvenidos a Edén' que se podrá ver en abril, y también con Atresplayer Premium donde esta misma semana se estrena 'La edad de la ira'. Es la primera serie donde es la protagonista e interpreta el papel de Sandra, una adolescente de 16 años dentro de una historia que busca reflejar las complejidades de la adolescencia a través del hilo conductor de un asesinato.

En solo tres años, su carrera ha dado un vuelco hasta llegar a trabajar con Netflix, ¿cómo ha vivido todo este proceso?

La verdad es que estoy súper agradecida. Es verdad que he trabajado más esporádicamente y ahora se ha convertido en algo habitual sobre todo a raíz de 'Akelarre'. Y muy agradecida porque se le haya podido dar visibilidad a mi trabajo y en consecuencia hayan ido surgido otros. Super feliz, hay días que ni me lo creo todavía.

¿'Akelarre' fue un punto de inflexión?

Sin duda lo ha sido. Supongo que también ha influido la visibilidad que ha tenido a través de Netflix, pero también haber estado en los Feroz, en los Goya... Yo creo que todo eso de alguna manera ha sido un punto de inflexión en mi carrera por la visibilidad y por lo que se ha valorado mucho la película.

Y creo que también el personaje de Ana era un personaje con una composición bastante compleja y todo eso ha sumado.

Estuvo nominada al Goya como mejor actriz y además con una película en euskera.

Sí, y eso para mi fue una ilusión aun mayor y que no me esperaba si te soy sincera. Ver que a pesar de ser en euskera ha funcionado y la han visto en tantos países sin traducir las partes en euskera, pues supone mucho. Yo creo que poco a poco nos estamos acostumbrando en España a ver cine en otros idiomas como el catalán o el euskera, aunque sea subtitulado, pero se están dando grandes pasos.

Amaia Aberasturi junto a sus compañeras en 'Akelarre'.
Amaia Aberasturi junto a sus compañeras en 'Akelarre'.

Precisamente en la reciente última edición de estos premios, ha habido bastantes nominaciones para el panorama cinematográfico de Euskadi, ¿tiene buena salud el cine vasco?

Sin duda. En el País Vasco hay muchísimos profesionales dentro de este mundo que poco a poco nos estamos haciendo notar y consiguiendo nuestro lugar. Hemos demostrado que podemos hacer películas y cine de calidad y a nivel nacional así se está valorando.

Y ahora llega esta nueva serie, 'La edad de la ira, ¿quién es Sandra?

Bueno, precisamente veníamos de Ana, en 'Akelarre', que es una mujer muy luchadora y ahora pasa lo mismo con Sandra. Es una chica joven de 16 años, también como Bego en 'Vitoria, 3 de marzo', con mucha fuerza y que defiende lo que ella considera a capa y espada y no tiene vergüenza. Va a defender sus derechos y los del resto porque a ella se le ha educado así y ella se va a expresar. Es una chica muy cañera, con mucha fuerza pero sin caer en la seriedad. Vemos ese dualismo porque es muy sonriente, super alegre, divertida e incluso un poco infantil, pero muy justiciera.

Son tres personajes femeninos muy potentes

Sí, totalmente. La verdad es que estoy muy feliz de interpretar mujeres así, que no dudan en luchar tanto por aquello que ellas piensan y creo que es muy bonito.

¿Y cómo ha sido volver a meterse en la piel de una adolescente de 16 años?

Bueno ya han pasado algunos años pero la verdad que ha sido super divertido. Además, es verdad que físicamente no aparento la edad que tengo y todavía parezco una niña entonces tengo la suerte de poder hacer a nivel físico esos papeles. Y además, contar también con la experiencia de no tener 16 años te da el haber vivido y tener una visión más global a la hora de componer. A nivel actoral, hacer algo que ahora mismo no estás viviendo también es un reto a nivel de interpretación.

¿Cuál es la esencia de 'La edad de la ira'?

La clave de la historia, a pesar de que estemos hablamos de un asesinato, es contar la historia de unos adolescentes en su día a día. Como algunos sufren en silencio, como otros se expresan, como otros que aparentemente no tienen ningún problema pueden sentirse mal... La adolescencia es un momento en el que las emociones están a flor de piel , son muy intensas y se viven multiplicadas por mil.

Y en 'La edad de la ira' lo importante es adentrarnos en las emociones y los sentimientos de ellos. y ver cómo es una etapa tan compleja como es la adolescencia, algo que hasta ahora no se ha visto mucho en las series en España.  hasta ahora, como que tampoco. Queríamos darle mucha verdad a la historia.

'La edad de la ira', nueva serie protagonizada por Amaia Aberasturi. / Olga Martín
'La edad de la ira', nueva serie protagonizada por Amaia Aberasturi. / Olga Martín

¿Se juzga desde la edad adulta a los jóvenes o a sus valores y comportamientos?

Si, yo creo que lo que ocurre es que muchas veces desde el punto de vista adulto, donde tú tienes que pagar una hipoteca, facturas, gastos... donde parece que esos son problemas grandes, y desde luego lo son, pues de alguna manera de minimizan los problemas de un adolescente que aparentemente tiene todo cubierto con una casa, todo pagado y solo tiene que estudiar. Es como que hay una idea muy simplificada de la adolescencia desde el punto de vista adulto. En esta serie vamos a escuchar la voz de los adolescentes que tienen mucho que decir y que no se dedican solamente a comer la comida que les ponen en el plato.

Sus problemas pueden ir más allá, en el instituto también los niños son más crueles y los adolescentes no tienen las herramientas sociales para enfrentarse a dichos problemas. Entonces, aparentemente puede parecer algo muy simple pero no luego ves que no.

Y ahí, el papel del adulto en vez de minimizarlo debería ser justo lo contrario. Hay que dejarles hablar para poder ayudar. No se puede hacer de menos a los problemas de los adolescentes y ahí creo que falta un poco de empatía adulta. Es una época donde ellos se están encontrando a sí mismos y lo tratamos en el serie. Ese camino de búsqueda de la identidad tanto personal, como sexual. Y en esa búsqueda se comenten muchos errores y a la mínima ya se juzga.

A lo largo de la pandemia las acusaciones, señalamientos e incluso criminalización a estas generaciones ha sido bastante constante...

Si que es cierto que durante la pandemia han salido muchos titulares sacando a los jóvenes por comportarse de la manera incorrecta, pero yo creo que ahí lo importante no es el hecho de ser o no ser joven, sino que tiene que ver con la personalidad. Hay muchos jóvenes que han respetado todas las normas. No tiene que ver con la edad sino con la responsabilidad de cada uno. Y tampoco se puede generalizar. Generalizando lo que consigues es que siga habiendo mucho odio hacia todo esto.

Y ahí hemos visto como ciertas expresiones de odio también han crecido. Hemos hecho mucho camino pero aun falta muchísimo más. Aun hay muchas cuentas pendientes y el hecho de que hayamos avanzado no significa que haya que parar ahora, todo lo contrario.

¿Y cuáles cree que son los valores que reflejan a esas nuevas generaciones?

En la serie se ven diferentes aspectos reflejados en cada personajes. Sandra es quizás la más inocente, divertida, que tiene una vida vidas más fácil. En contraposición hay otros dos personajes con una vida más compleja con muchos problemas en casa por un padre homófobo. También se tratan temas como la separación de los padres y cómo se afronta esta desde el adolescente. Aparecen las redes sociales, la adicción a ellas y los problemas de ansiedad que puede provocar. Una ansiedad que puede aparecer sin una razón aparente porque vemos que no hace falta tener un problemas terrible para desarrollarla. Lo que ocurre es que no tenemos las herramientas para enfrentarnos a lo que nos ocurre emocionalmente y por eso también tratamos de normalizar en la serie algo tan básico como ir al psicólogo.

'La edad de la ira', ¿qué sugiere o a qué hace referencia el título de la serie?

El título habla de ese momento en el que al tener y vivir tantas emociones, piensas y te sientes como un poco incomprendido por el mundo porque no eres adulto ni eres niños, pues de alguna manera al final acaba saliendo la ira.

Si que es cierto que a pesar de que el título sera ese, no todos los personajes la experimentan. Al igual que no todos los adolescentes sacan esta vida que llevan dentro. Hay gente que lo sabe gestionar mejor que otros y cada uno se muestra de una manera. Pero, en el caso de la serie, está más relacionado con el personajes de Marcos que evidentemente teniendo un padre homófobo y al experimentar su identidad sexual y encontrarse con ese problema pues de alguna manera sale la ira y la rabia porque es una personal totalmente reprimida.

Archivado en:

Destacados