Pásate al MODO AHORRO

María Cerezuela: "Maixabel es una película necesaria que ofrece humanidad y genera debate del bueno"

La intérprete vitoriana es candidata a los Premios Goya como mejor actriz revelación por su trabajo en `Maixabel´ donde interpreta a María Jaúregui, hija de Maixabel Lasa

Cerezuela se mete en la piel de María Jaúregui, hija de Maixabel Lasa y Juan Mari Jáuregui, en `Maixabel´/Jennifer Pérez
Cerezuela se mete en la piel de María Jaúregui, hija de Maixabel Lasa y Juan Mari Jáuregui, en `Maixabel´/Jennifer Pérez

La actriz vasca María Cerezuela ha sido recientemente seleccionada como candidata a mejor actriz revelación en los Premios Goya por su papel en `Maixabel´, una de las películas del año que narra el encuentro de Maixabel Lasa; viuda de Juan María Jáuregui, asesinado por ETA; con los asesinos de su marido, y en la que Cerezuela da vida a su hija María Jáuregui. La artista dio sus primeros pasos en el mundo de la interpretación en el Taller de Artes Escénicas de Vitoria (TAE), se diplomó en la Escuela de Arte Dramático de Bizkaia (BAI), ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el teatro con obras como `Los aborígenes´ de mano de la Compañía Joven de Pabellón 6 y `Lotsagabe´o `Último Tren a Treblinka´ de Vaivén Producciones, y ahora, a los 28 años, y tras debutar en el cine,  optará al premio de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas el próximo 12 de febrero en el Palau de les Arts de Valencia.

Menuda pasada ¿no?. Debut en el cine y en tu primera película candidata a actriz revelación, ¿tienes que estar en las nubes? ¿Te ha dado tiempo a asimilarlo?

Todavía no me lo creo. No me lo esperaba para nada. Este año hay un nivel bastante alto en la categoría a actriz revelación y no me esperaba estar dentro de las cuatro candidatas. La noticia me pilló en Berlín y no fui capaz de ver en directo el comunicado de la Academia por los nervios que tenía. Fue mi hermana quien lo miró y me dio la noticia.

Pues el 12 de febrero estarás en el Palau de les Arts de Valencia. ¿Te visibilizas en la gala con el vestido, toda elegante, rodeada de los mejores artistas del cine español?

Soy malísima para los looks. De hecho, el vestuario también me lo esta mirando mi hermana, ya que soy un desastre para esas cosas. Cuando lo pienso me da como un nervio... Es un sueño que siempre has tenido y ahora es real, lo puedes palpar.  Es una sensación rarísima, pero estoy contentísima.

¿Difícil mantener los pies en el suelo?

Creo que soy bastante "tierra". Soy muy criticona conmigo misma y me exijo muchísimo, lo que me hace estar con los pies en el suelo. Este es un trabajo como otro cualquiera. Todas queremos ser premiadas y que nos reconozcan el trabajo, pero lo importante es seguir trabajando porque tenemos que comer y vivir. Lo que quiero es hacer bien mi trabajo y ya está. De momento tengo los pies en la tierra y si no les digo a la gente de mi alrededor: Bajadme, bajadme, bajadme.

Compartes candidatura junto a Ángela Cervantes, Almudena Amor y Nicolle García, ¿las conoces, has coincidido con ellas y has tenido ocasión de ver sus trabajos?

Con Ángela Cervantes coincidí hace mil años en un curso de interpretación en Madrid, aunque no sé si se acordará de mi. Todavía no he tenido tiempo de verlas, pero me llama mucho la atención `Libertad´ de Clara Roquet en la que sale Nicolle García. la verdad es que estoy deseando ver todas.

Interpretas a María Jáuregui, hija de Maixabel Lasa y Juan Mari Jáuregui. ¿Cómo es meterse en la piel de una persona real? 

Pues imagínate...Iciar Bollaín me dijo para quedar con María. Quedamos y llegué media hora antes porque estaba atacada de los nervios. Tomamos un café y lo primero que le dije es que no quería ni entrevistarla ni sacarle información. Al fin y al cabo yo soy una persona desconocida para ella y al ser un tema tan delicado y personal entiendo que, por mucho que la vaya a interpretar, no tiene por qué contarme nada que ella no quiera. Yo quería que ella estuviera cómoda, que me conociera y hablamos de muchísimas cosas que no tenían nada que ver con el tema y lo que me contó fue porque ella quiso no porque yo le preguntara. Al final esa energía y esa mirada que ella tenia fue lo que me sirvió para vestir al personaje. Sus silencios, cómo mira, cómo piensa. Más del hecho de que me dé cien datos o me cuente sus sensaciones. 

La protagonista es Maixabel, pero tu aportas otra perspectiva, la perspectiva de la hija, ¿qué enseña tu personaje?

Me ha enseñado mucho personalmente. Las personas somos egoístas por naturaleza y me ha enseñado la tremenda empatía y el amor puro que tiene por su madre. Deja el ego a un lado y realmente se pone en la piel de la otra persona. Una cosa es lo que yo quiero y otra lo que la otra persona necesita y creo que eso es realmente el conflicto de la humanidad, ya que somos egocéntricos por naturaleza. Yo no sé lo que haría si yo estuviera en el caso de María Jáuregi y mi madre quisiera reunirse con el asesino de mi padre. Seguramente le diría que no. Me parece un acto de valentía, de inteligencia y de empatía brutal. María es una superheroína. El personaje de María Jáuregui me ha aportado profesionalmente porque he aprendido muchísimo, pero personalmente no te puedes imaginar toda la riqueza que me ha aportado María. Es el respeto entre madre e hija, ya que, aunque ella no comparta que su madre quiera reunirse con los asesinos de su padre, respeta que necesite hacerlo, a pesar de sus miedos, del temor a lo que digan, de lo que pueda sentir. Ella respeta que su madre necesite ese acto para perdonar y pasar página.

¿Conocías la historia de Maixabel Lasa?

No. Me sonaba el nombre de Maixabel Lasa, pero no conocía la historia en profundidad. Me puse manos a la obra al recibir el proyecto, nutriéndome no sólo de este caso en particular sino del contexto general. En el año 2000 cuando sucedió el asesinato de Juan Mari Jáuregui yo tenía 7 años y en casa no se hablaba del tema. Tenía muy poca idea y ha sido más ahora cuando me he empapado del tema.

La cinta está basada en el encuentro de Maixabel Lasa con los asesinos de ETA que mataron a su marido. Es una película que deja un poso en el espectador y requiere de una reflexión, además de tocar temas delicados que cuesta hablar de ellos

Sí. A mi me parece una película necesaria porque habla desde el punto de vista humano. Al final nos ponen a todas las personas, tanto víctimas como victimarios, en la palestra y te muestra la humanidad. Eso es lo que te hace al salir del cine que te remueve por dentro. `Maixabel´ genera debate, pero debate del bueno.

Imagino que dentro del rodaje habrá habido escenas o momentos que se te han quedado para siempre en la cabeza

La escena con Blanca Portillo en el casino cuando ella me dice que se va a reunir con uno de los asesinos de Juan Mari es muy especial, un momento muy íntimo. A Blanca la admiro muchísimo, ha sido mi referente desde siempre y para mi fue un momento mágico. Me ha cuidado muchísimo y me he sentido súper protegida. Otras escena es la del embalse cuando María se entera del asesinato de su padre. Es una secuencia rodada tras un día muy largo que dejamos para el final y todo el equipo íbamos al unísono, todos a una, y me sentí muy arropada y querida. Me sentí muy bien, a pesar de ser una escena muy dura.

`Maixabel´ cuenta con 14 nominaciones a los Goya. Tras `El buen patrón´ con 20, es la que más candidaturas tiene. La película ha tenido una gran aceptación por parte de público y crítica con más de medio millón de espectadores en el cine donde se mantiene en cartelera desde finales de septiembre

Estamos alucinando porque teníamos miedo y nervios al ser una película que genera un debate bueno, pero con el que hay gente que no está de acuerdo porque remueve conciencia y muchas cosas. Estamos muy sorprendidos de que haya gustado tanto a la crítica y al público. En su estreno, en el Festival de Donosti, el público estuvo ocho minutos aplaudiendo y nos quedamos flipando todos. La verdad es que estamos muy contentos. 

El éxito del film, unido ahora a tu candidatura a los Goya, ¿ha hecho que te reconozcan por la calle? ¿Qué cambie tu vida en el día a día?

MI vida sigue igual de siempre. Si que es verdad que en la calle me han parado y me resulta súper raro. Yo hace dos años me estaba volviendo loca en Madrid curso pa arriba, curso pa abajo, pensando a ver qué hago con mi vida y la gente ahora me para por la calle...Me resulta extraño, pero me parece maravilloso porque la gente me para para felicitarme por el trabajo y la película y eso es de agradecer.

¿Cómo es la vida no? Hace unos años luchando por tu sueño de ser actriz que es un camino arduo y difícil y ahora te encuentras con esto 

Sí, es muy fuerte, la verdad. Icíar Bollaín es una directora que da oportunidad a gente anónima. Hace falta que los grandes directores apuesten por gente joven que está ahí fuera y tiene muchísimo talento y se está partiendo la cara haciendo cursos, dejándose dinero...Es un trabajo muy duro, de mucha perseverancia y fuerza interior. Jolín! Hay gente joven muy buena que se merece una oportunidad como esta porque tiene muchas cosas que contar al mundo y muchísimo que aportar. Yo a Icíar se lo voy a agradecer siempre. Podría haber escogido a una actriz famosa y no a mí que era anónima. Le estaré toda la vida agradecida.

¿Cómo ha sido trabajar con dos bestias interpretativas como Luis Tosar y Blanca Portillo?

En la primera prueba de vestuario y de maquillaje que fue en diciembre de 2020 y en la que conocí a Icíar, le dije que estaba acojonada de miedo porque iba a hacer una película con Blanca Portillo y Luis Tosar. ¡Dónde me estaba metiendo! ¡Dios mio! Pero desde el primer momento, desde el casting presencial que hice con Blanca, hubo como una conexión entre las dos. Es y será siempre mi referente. Es un ser de luz que me ha aportado y me ha ayudado muchísimo. He crecido mogolllón y, tanto Blanca como Icíar, son personas bellísimas con las que puedes contar para todo. Con Luis no coincidí mucho porque no tuve muchas secuencias con el, pero, en las que he estado, es una persona también maravillosa, súper majo y divertido. Ha sido un equipazo.

Tu candidata a mejor actriz revelación y tu compañero Urko Olazabal a mejor actor de reparto

Urko es un amor. Estudiamos en la misma escuela de Bilbao (BAI) y le conocí hace muchísimos años cuando estaba yo en segundo de interpretación y vino a darnos un curso de cámara. Cuando me enteré que estaba en la película fue un subidón. Tener a alguien de casa, alguien cercano a quien agarrarte es maravilloso. Yo con Urko quedamos, tomamos algo, hablamos por teléfono... Urko es un descubrimiento y un actor como la copa de un pino, tal y como se ha visto.

Las proyecciones vascas y los intérpretes vascos, en general, estáis viviendo un gran momento

Sí y, además, con proyectos muy potentes, con mensajes necesarios e innovadores, trabajos especiales que cuentan historias especiales como `Handia´ o `Maixabel´. Me parece una maravilla y espero que se mantenga y vaya a más porque tenemos grandes profesionales del cine en el País Vasco. 

¿Qué proyectos tienes a futuro?

Estoy pendiente de un proyecto para enero, pero no se puede decir nada porque me lo tienen que confirmar. El año que viene se estrena `Intimidad´en Netflix que se rodó en Bilbao y salgó en un capítulo y en febrero, después de la gala de los Goya, tenemos función con la obra de teatro `Los aborígenes´en Basauri.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados