Pásate al MODO AHORRO

Pactos, castigos y lágrimas en 'El Conquis'

Tras unas semanas extrañas, 'El Conquistador del Caribe' ofrece un capítulo deslumbrante, con polémica incluida. En un duelo final vibrante, Iri se impone a Pirris y Peña, eliminados

Pirris y Peña, eliminados.
Pirris y Peña, eliminados.

Después de varias semanas extrañas, con pruebas entre soporíferas e inhumanas, 'El Conquistador del Caribe' volvió este lunes a ofrecer un capítulo deslumbrante, de esos que provocan afición al programa, con duras pruebas y con dosis de polémica. En una vibrante prueba final, Pirris y Peña quedaron eliminados mientras Iri se salvó por los pelos. 

La prueba por la inmunidad no estuvo mal para abrir boca. La cosa consistía en colgarse boca abajo de una cuerda valiéndose solo de brazos y piernas. Después de una hora colgados, sufriendo como sólo se sufre en un programa de supervivencia de este nivel, Line vencía a Arruti. Pero ambos cometieron un error garrafal porque las cámaras les pillaron acordando que él se dejaría caer y ella, a cambio, le salvaría llevándolo al campamento rico. 

Esa suerte de acuerdo no pasó inadvertido a los presentadores. Y, como castigo por pactar, lo que es un castigo bastante discutible en un programa donde abundan los pactos soterrados o evidentes, decidieron que solo Line disfrutaría del premio y Arruti se quedaría en Alcatraz, que es como se llama la recóndita isla de piedra donde pernoctan los concursantes en esta fase de unificación. 

Sólo había que echar un vistazo a las redes sociales para comprobar cómo a numerosos espectadores les disgustó esa decisión contra Arruti, que repite este año como concursante precisamente porque en la edición anterior padeció una decisión incomprensible del programa... Pero esa es otra historia. 

Las nominaciones no arrojaron demasiadas sorpresas, salvo por la elección que hizo Line, que es una concursante tan fuerte como enigmática para sus compañeros. Siempre los sorprende y ellos no terminan de entenderla. Lo cierto es que parece la más lista de la clase, pero esa también es otra historia. 

El final era el plato fuerte de la noche. Porque los tres nominados, Peña como perdedor del juego de inmunidad, Iri elegido contra pronóstico por la ganadora y Pirris nominado por sus compañeros, se jugaban su continuidad en la prueba de los garfios, que es una batalla complicadísima que solo puede entenderse si se ha visto antes. Garfios, cuerdas, tirolinas... Fuerza, equilibrio y otras habilidades se necesitan para superar algo así. Fue una hermosa lucha entre los tres. Y, como ninguno la superó, parecía que todos se marcharían a casa. Con suspense, vimos que Iri, que fue el más hábil y el que más lejos llegó en la prueba, se quedaba en el concurso mientras veía como se marchaban Pirris y Peña. 

Las lágrimas de este último al hablar de su familia volvían a mostrar que 'El Conquis', cuando no se pierde en tonterías propias de su parte de 'reality', es un programa propicio para que se desaten las emociones de los concursantes y de los espectadores. 

Archivado en:

Destacados