Pásate al MODO AHORRO

Las últimas lágrimas verdes en 'El Conquis'

En esta edición de 'El Conquistador del Caribe' se repiten los patrones: los azules ganan las pruebas por equipos, los rojos vencen en los duelos y las verdes quedan eliminadas. Camino, a casa. Y el equipo, al borde de la desaparición

Terete y Camino lloran por su derrota en 'El Conquis'.
Terete y Camino lloran por su derrota en 'El Conquis'.

Todas las noches de lunes empiezan a ser peligrosamente parecidas en 'El Conquistador del Caribe'. Ya lo advertíamos la pasada semana y ahora se repite la historia. En esta edición casi siempre los azules ganan la prueba por equipos, los rojos vencen los duelos de eliminación y las verdes quedan eliminadas. En este caso, Camino se va a casa. Y su equipo, las Atabey, queda al borde de la desaparición. 

Después de una extraña prueba de eliminación que los contendientes hicieron a ciegas, justo al final del capítulo, casi a las 01.30 -el horario es lo peor del concurso- el llanto de Camino era incontenible. La joven concursante del equipo Atabey lloraba desconsolada por su derrota. Y Terete, su amiga y verduga, paradojas de esta extenuante aventura, derramaba dolor por su compañera. Lágrimas verdes, casi con toda seguridad las últimas de este color, en otra noche de juerga para los azules. 

Para abrir boca, asistimos a una emocionante prueba de inmunidad. Tirolinas por doquier. El elegido por cada grupo tenía que nadar hasta una cuerda, llevarla hasta otra parte, atarla y tensarla para que todo el equipo cruzase haciendo la tirolina. Prueba exigente para personas -los vemos sólo como concursantes, pero son reales- que están al límite de sus fuerzas

Las verdes volvieron a naufragar. Otra vez fallaron en la estrategia, tal vez nubladas porque no les queda aliento. Entretanto, los azules y los rojos empataron en primera instancia. En el desempate posterior, otra victoria clara de los Corocote. Es este un grupo variopinto que, como se encargan de destacar los propios presentadores, está haciendo historia en el programa porque tradicionalmente este era el equipo friki pero este año domina el concurso con demasiadas victorias seguidas

Tantos triunfos lleva el equipo azul que sus componentes ya no saben ni cómo celebrar cuando llega el siguiente. A falta de originalidad, repiten: Koldo, genio y figura, toca la trompeta y sus compañeros bailan como pueden o saben. Lo cierto es que el grupo está viviendo una fiesta constante en el lugar donde parece menos factible. Ni los rivales ni la jungla ni la dificultad de las pruebas pueden con estos Corocotes. Ganan y vuelven a ganar en todo tipo de pruebas. El buen hacer de su capitana, Bego, es parte evidente de su éxito.  

Los Yocahu también están acostumbrados a las derrotas en las pruebas por equipos, hasta el punto de que hubo jornadas en las que perdieron el norte. Pero también se han acostumbrado a vencer con claridad en las pruebas de eliminación, como hizo Iker este lunes. Lo habitual de este desenlace nos lleva a dos reflexiones claras sobre el conjuinto rojo: la primera es que son los mejores en las pruebas individuales simple y llanamente porque son más fuertes; y la segunda conclusión es que fallan en las competiciones por equipos porque algo hace mal o muy mal su capitana, la polémica Andrea...

En todo caso, del equipo masculino ya hablaremos otro día. Porque el drama tiene color verde en esta edición de 'El Conquis'. Con la citada expulsión de Camino de este lunes, quedan sólo cuatro concursantes del equipo Atabey. Y, salvo sorpresa mayúscula, esto tendría que llevar a la eliminación completa, o sea a la desaparición, de este equipo. ¿Habrá aniquilación o no? ¿Qué pasará con las cuatro integrantes que sobreviven? ¿Pasará el programa ya a la siguiente fase con sólo dos equipos unificados y nuevos capitanes? Habrá que esperar, pero entre tantas incógnitas sí está claro que ya no quedan muchas lágrimas verdes por derramar

 

Archivado en:

Destacados