Pásate al MODO AHORRO

Autónomos y comerciantes vascos piden flexibilizar las condiciones para acceder a las ayudas Covid

Los sectores más afectados por la pandemia advierten sobre la falta de ejecución de los fondos si no se amplia la cobertura

Comercios Euskadi. / EP
Comercios Euskadi. / EP

Hace más de medio año que el Gobierno de España anunciaba la línea de ayudas de 7.000 millones de euros en apoyo a la solvencia de empresas y autónomos afectados por la pandemia, de los cuales Euskadi recibirá 270 millones tras reforzar con 50 millones el total de las ayudas y ampliar las actividades económicas que recogía la norma del Gobierno central. A menos de un mes para la finalización del plazo de solicitud, las agrupaciones de autónomos y comerciantes en Euskadi advierten, sin embargo, sobre la falta de ejecución de los fondos ante las condiciones de acceso como no tener deudas con Hacienda ni Seguridad Social pero sí con proveedores.

Diferentes sectores de la economía vasca altamente damnificados por la pandemia como el taxi, la hostelería, comercios o agencias de viaje piden, en este sentido, la modificación de los requisitos que impiden cumplir con su "carácter finalista", de manera que se exija la pérdida de facturación pero se consideren las deudas con proveedores, ya que "en muchos casos en los que los autónomos han evitado esas deudas incluso con ahorros de familiares", trasladan desde Euskaldendak. "De hecho, estamos aconsejando a los autónomos que los que hayan recibido un ingreso de personas allegadas como un préstamo para mantener su actividad en la pandemia, lo justifiquen con un documento notarial para poder acceder a la ayuda directa".

La asociación, junto con la Unión de profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) remitirá las consideraciones al Gobierno vasco para su traslado al Ministerio de Hacienda en las que se incluye la variación de las ayudas en función de las pérdidas de facturación, siendo mayor para quien haya tenido peor situación. Según las estimaciones de UPTA, en Euskadi la falta de ejecución de los fondos será incluso superior al resto de comunidades, que de media no han llegado a ejecutar el 30% de los fondos

Agencias de viaje sin deuda y sin ahorros

En el caso de las agencias de viaje las condiciones resultan incluso "contradictorias" a la situación del sector endeudado con lo clientes porque "son los proveedores los que deben dinero". Estos establecimientos son, de hecho, uno de los más afectados por las restricciones, en Euskadi con una caída del 91% en la facturación en 2020 y una estimación del 50% al cierre de 2021. Las Agencias Receptivas de Euskadi insisten en que los fondos propios pasen a ser deuda ya que "son muy pocas las que han podido acceder a créditos ICO o Elkargi" por lo que han tenido que hacer frente a la crisis con su propio patrimonio. En concreto, se les concedieron préstamos a cinco de las agencias de la treintena que compone ATRAE, todas Sociedad Limitada. 

En este sentido, las empresas que hayan accedido a los ICO podrán utilizar parte de las ayudas para cubrir los créditos, si bien hay pocas que mantengan la deuda en el tiempo al impedir el propio desarrollo de la actividad, razón por la que profesionales autónomos se han visto obligados a recurrir al uso de ahorros personales. 

El 95% de los taxis fuera de las ayudas

En una situación similar se encuentra el sector del taxi en la Comunidad Autónoma Vasca donde han podido solicitar las ayudas alrededor de un 5% de los taxistas adscritos a la gestoría Radio Taxi Bilbao, más de 300, si bien la situación "no dista" del resto de agrupaciones del sector con pérdidas del 75% en la facturación el pasado año. La caída de servicio durante el confinamiento ha lastrado los ingresos del taxi todavía afectado por restricciones de ocio nocturno que, para muchos, supone una gran parte de la facturación. Las deudas pendientes se centran, sin embargo en las compra de licencias o vehículos y no en facturas diarias y temen que, sin la reformulación del decreto, buena parte de las ayudas se quede sin cubrir. 

La situación en comercio y hostelería ha sido heterogénea, dependiendo de las restricciones vigente en el momento,  si bien de la avalancha de peticiones esperada por la administrador, no se ha cubierto ni la cuarta parte de la solicitudes. A mediados de Agosto solo 5.000 entidades cumplían los requisitos de acceso por lo que el Gobierno vasco ha desarrolló contactos con el Ministerio para buscar un solución para evitar la devolución de los fondos de los que todavía no hay novedades.

Destacados