Pásate al MODO AHORRO

Los autónomos vascos apoyan el plan del nuevo sistema de cotización por ingresos

Desde las asociaciones de autónomos afirman que se pagará lo justo, y que el resultado será un sistema más solvente para afrontar una mejora de las coberturas sociales del conjunto del colectivo

Jose Luis Escrivá. EFE
Jose Luis Escrivá. EFE

Los autónomos de Euskadi ven con buenos ojos el nuevo sistema de cotización por ingresos reales planteado por el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá. Un cambio que pretende implementar diferentes bases de cotización en función de los rendimientos netos de cada trabajador por cuenta propia, cuya puesta en marcha se prevé para 2022.

Desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos en Euskadi (UPTA) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) afirman que de esta manera se pagará lo justo, y que el resultado será un sistema más solvente para afrontar una mejora de las coberturas sociales del conjunto del colectivo.

En la Asociación de Trabajadores Autónomos a nivel estatal (ATA) se mantienen cautos a falta de una propuesta y articulación concreta. "La reforma se tiene que hacer en acuerdo de los interlocutores y el diálogo social. Una vez se de ese debate tiene que tramitarse el proyecto de ley, supone un cambio cultural en la cotización de los autónomos y no se puede hacer de un día para otro", afirma el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor.

Todos coindicen, eso sí, en la necesidad de una reforma del  Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y la búsqueda de solución para las personas que sobrecotizan. De momento, el sistema actual se basa en las llamadas “bases de cotización” que permiten, a partir de una base mínima fijada, elegir voluntariamente cuánto pagan a la Seguridad Social.  "Esto significa que quien ingresa unos rendimientos netos superiores a los 60.000 euros puede elegir pagar la misma que quien difícilmente llega a unos ingresos equivalentes al Salario Mínimo Interprofesional", señala María José Landaburu,  secretaria general de UATAE.

"Mejores prestaciones y pensiones"

Según los datos de Seguridad Social, aproximadamente el 85% de los autónomos aporta al sistema por la base mínima, y sólo un 14% paga cuotas superiores. Desde las asociaciones, afirman que se trata de una "anomalía" que ahoga a los pequeños autónomos con una cuota mínima de 286 euros, "mientras los que ganan más no aportan lo suficiente".

Además de una contribución "más justa", los representante aluden a mejores prestaciones y pensiones. Tal y como informan, los autónomos cobran pensiones de media casi un 41% inferiores a las de los asalariados, y en el caso de las mujeres, un 26,5% por debajo que la de los hombres. Durante la pandemia muchos han cobrado prestaciones extraordinarias de baja cuantía calculadas de acuerdo a la base cotizada. También ocurre que autónomos con mayores ingresos "tienen acceso a un plan de pensiones privado", explica Silvia Martínez, portavoz de UPTA en Euskadi, "la reforma del RETA igualaría esta situación. Paga más quien más tiene".

Contribución por tramos

El plan de José Luis Escrivá pasa por acabar con la infracotización de muchos autónomos que provoca desajustes en la recaudación, estableciendo diferentes tramos de cotización pendientes aún de revisión. La reforma en estos términos ha suscitado debate en torno al incremento de las cotizaciones ya que el porcentaje de autónomos que cotizan por la base mínima se reduciría exponencialmente. Desde UATAE calculan, sin embargo, que algo más la mitad de trabajadores autónomos acogidos al nuevo sistema -con unos rendimientos inferiores al SMI- vería rebajada su cuota y tres de cada diez pagarían más.

Tal y como pretenden, aquellos que facturen menos del Salario Mínimo se quedarán con la cotización correspondiente a tarifa plana o, al menos, "una tarifa reducida". "El autónomo puede hacer una estimación de las pérdidas y hará una previsión de su facturación anual. Si, efectivamente, se encuentra en ese tramo no tendrá que hacer ningún ajuste, si ha facturado más tendrá que pagar lo que no ha aportado", explica Martínez.

Camino por recorrer

Escrivá propone un sistema flexible, que se pueda modificar a lo largo del año y abierto a regulaciones, un proceso que llevará tiempo. El pasado viernes, el secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, se reunía con  organizaciones sindicales y patronales representativas en el marco de las conversaciones iniciadas tras la aprobación en el Congreso de las recomendaciones del Pacto de Toledo.

El ministerio daba a conocer los rendimientos netos de autónomos hasta 2019 en cada uno de los sectores y planteó el sistema de cotización por ingresos reales "sin propuestas ni fecha concreta", según trasladan desde ATA,  "Hemos presentados nuestras dudas y sugerencias y coincidimos en que es un sistema complejo y conlleva un análisis profundo. La seguridad Social seguirá trabajando en la propuesta que suponemos la presentará a lo largo del semestre", explica Amor.

De cara a aliviar a aquellos en peores circunstancias, desde UPTA y UATAE apremian la consolidación del acuerdo. La regularización de la contribución atendiendo a los rendimientos netos reales de lo trabajadores es algo que las asociaciones llevan años defendiendo, "ahora se está trabajando en esta reforma, aunque creemos que es necesario pisar el acelerador y abordarla con más diligencia, ya que la idea inicial era que empezara a estar operativa e implementándose en enero de este año y no ha sido así" concluye Landaburu.

 

Destacados
Lo más leído