Pásate al MODO AHORRO

Los ayuntamientos vascos ultiman los proyectos que presentarán a los fondos europeos

Vitoria, Bilbao y San Sebastián tienen hasta el 30 de septiembre para plantear sus propuestas y poder acceder a la primera convocatoria del Ministerio de Transportes de 1.000 millones de euros

Primer paseo del BEI por Vitoria. / Ayuntamiento de Vitoria
Primer paseo del BEI por Vitoria. / Ayuntamiento de Vitoria

Los ayuntamientos de las tres capitales vascas tienen hasta final de este mes para presentar sus proyectos a una de las primeras convocatorias para repartir 1.000 millones de euros de los fondos europeos. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha abierto este primer programa de ayudas con el objetivo de acelerar la descarbonización de las ciudades, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante al impulso de zonas de bajas emisiones, la transformación sostenible del transporte público y la digitalización de la movilidad. Los ayuntamientos de Vitoria, Bilbao y San Sebastián ya trabajan en las propuestas que tienen que presentar antes del día 30.  

Según ha podido saber ‘Crónica Vasca’, el consorcio de la capital alavesa va a presentar un proyecto a esta convocatoria aunque aún no ha concretado cuál. En total, aspira a recibir 1.100 millones de euros de los fondos Next Generation con un total de 15 proyectos. Dentro del listado de esta quincena de propuestas hay tres que están muy ligadas a la movilidad sostenible y que encajarían en esta primera ronda de financiación. Uno de ellos es el BEI. Vitoria aspira a electrificar el 100% de sus unidades de transporte a “medio plazo”, y el primer paso es la llegada del bus eléctrico inteligente para la línea 11 de Tuvisa. El dinero invertido en este proyecto supera ya los 55 millones de euros y la partida solicitada a Europa sería de unos 5,8 millones.  

Por otro lado, está la llegada del tranvía hasta el barrio de Zabalgana que se calcula tendrá un coste de entre 120 y 140 millones de euros y que se hará en colaboración con la Diputación Foral de Álava. La tercera propuesta consiste en la creación de una zona de bajas emisiones, restringiendo el uso del vehículo privado y potenciando el transporte público, las zonas peatonales y las vías ciclistas. Vitoria aspira a ser una de las cien primeras ciudades europeas neutras en carbono en 2030 y eso conlleva cambios de tráfico con prohibiciones a la circulación de los coches, como requisito para acceder al dinero de Europa.  

El ayuntamiento de Bilbao aún está trabajando en esta convocatoria. Un total de 25 proyectos del territorio de Bizkaia optan a beneficiarse de 1.403,8 millones de euros de estos fondos Next Generation. En la capital vizcaína hay dos propuestas dirigidas a la movilidad sostenible. La primera de ellas es ‘Bilbao, ciudad Sostenible’, un proyecto que propone la transformación del modelo energético de la ciudad, invirtiendo en infraestructuras y tecnologías renovables y limpias. Esto incluye la energía solar y eólica, desarrollando nuevos modelos de gestión y de colaboración público-privada y privada-privada. Aspira a recibir 46 millones de la UE.  

Por otro lado, está el plan de movilidad sostenible en bicicleta para el que se solicitan 41,5 millones de euros. Con ese dinero, el Plan Territorial Sectorial de Vías Ciclistas ampliará la red vizcaína de bidegorris.  

En el caso del Ayuntamiento de San Sebastian, ha solicitado un total de 1.036 millones de euros para la realización de 78 propuestas. Según ha podido saber este periódico, la propuesta que van a presentar a esta primera convocatoria, incluye proyectos y programas concretos relacionados con vehículos eléctricos, peatonalizaciones, electrificación de la flota de transporte público y la ampliación del servicio de bicicletas públicas, entre otros.

Esto concuerda con las ideas que ya propusieron relacianadas con la movilidad sostenible, y cuyo presupuesto global ascienden a 223,4 millones de euros y, en su mayoría, tienen por objetivo la recuperación de espacios para peatones y ciclistas, el impulso de la movilidad eléctrica o la electrificación del transporte público. Esto se traduce en cinco proyectos concretos. Uno de ellos es, al igual que Vitoria, el bus eléctrico inteligente. La previsión es implantarlo en los próximos años en una de las líneas, la que une Amara con el barrio de Gross y el presupuesto estimado es de 25,7 millones de euros.  

Las otras propuestas del consistorio guipuzcoano incluyen el desarrollo de una red de carga para vehículos eléctricos, la adquisición de más autobuses 100% eléctricos para la flota de Dbus, la expansión del servicio dBizi y el polo de la nueva movilidad Mubil desarrollado por la Diputación y que tendrá su sede en el polígono de Eskusaitzeta. En cuestión de días se sabrá si San Sebastián acude a esta convocatoria y con qué proyectos.  

Lo más leído
Destacados