Pásate al MODO AHORRO

El BBVA dispara el crecimiento en 2022 para Euskadi si se usan con "eficacia" los fondos europeos

La entidad prevé un 2021 todavía frenado por el primer trimestre pero adelanta un 2022 con el crecimiento económico en el 7,5% y con la creación de 39.000 empleos en los próximos dos años que dejarían la tasa de paro en el 8,5%

El responsable de Análisis Económico de BBVA, Rafael Domench, y el director de la Territorial Norte de BBVA, Carlos Gorria
El responsable de Análisis Económico de BBVA, Rafael Domench, y el director de la Territorial Norte de BBVA, Carlos Gorria

El informe del BBVA sobre la economía vasca anota el castigo que ha supuesto el primer trimestre del año en Euskadi, pero prevé una fuerte reacción a partir de esta primavera que provocará la creación de 15.000 empleos antes de fin de año y otros 24.000 en 2022. Una reacción que llevará al País Vasco en 2022 a los niveles previstos antes de que estallara la crisis del coronavirus. De hecho, mientras el crecimiento para este año se fija en un 5,5%, para 2022 se eleva a un 7,5%, muy por encima incluso de la previsión del Gobierno vasco que se sitúa en el 5,7% para ese ejercicio. Las previsiones establecen por lo tanto que se crearán 39.000 empleos en los próximos dos años dejando la tasa de paro en el 8,5%.

Según ha explicado el responsable de Análisis Económico de BBVA, Rafael Domench, y el director de la Territorial Norte de BBVA, Carlos Gorria, esta reacción de la economía vasca se apoya en la dependencia de Euskadi y su conexión con Europa y Estados Unidos gracias a las exportaciones, el impulso de los Fondos Europeos y la capacidad de consumo de los hogares vascos gracias al ahorro generando durante la pandemia. Los analistas del BBVA entienden que el primer trimestre en Euskadi ha seguido frenando su capacidad de gasto y consumo por las especial afección que ha tenido en la región la pandemia manteniendo restricciones de movilidad y afección a comercio y hostelería. Se trata de una situación que retrasa la recuperación esperada en este año con un factor de crecimiento del PIB fijado en el 5,5%. El crecimiento estará condicionado a la llegada de los Fondos Europeos que cada vez se hace más claro que no comenzarán a llegar hasta el otoño. Eso sí, siempre que no la vacunación avance como hasta ahora y no haya más restricciones, el 2022 será el año del despegue con un crecimiento previsto en el 7,5%. 

Los Fondos Europeos supondrán 0,6 puntos del PIB vasco en 2021 y 2,5 puntos en 2022

Según señala el estudio, los fondos de la Unión Europea van a ser determinantes, hasta el punto de condicionar el crecimiento de la economía vasca un un 0,6% en este año  y un 2,5% en 2022. El servicio de estudios de la entidad financiera destaca que el País Vasco es la penúltima comunidad autónoma española que en la "preasignación de los Fondos Europeos", solo por delante de Madrid. Los 7.000 millones que Euskadi espera recibir suponen el 1,3% de su Producto Interior Bruto (PIB). Una situación que responde al criterio de primar en el reparto de estos recursos a las regiones más castigadas en destrucción de empleo y caída económica. Es por ello que Domenech ha advertido de la importancia de aplicar con "acierto y agilidad" el dinero que viene de Europa en proyectos "que sean transformadores de la economía". 

Un primer trimestre en negativo para la economía vasca

El arranque del año, sin embargo, no ha sido bueno como muestra la evolución del consumo en Euskadi. Las restricciones a la movilidad y a los horarios comerciales generadas por la pandemia han dejado el consumo en mayo en un 95% respecto al 2019 en el País Vasco, mientras que en el conjunto de España ya se está mejor que antes de la pandemia, en el 110%. Por eso, el análisis del BBVA destaca que la economía en Euskadi se contrajera de nuevo un 0,3% principalmente por los datos de contagios, el aumento del coste de la energía y el efecto del Brexit. El segundo trimestre, en cambio, dará números positivos con un crecimiento que apuntará al 1%. Y a partir de verano se espera una recuperación que irá aumentando su fuerza hasta alcanzar el 5,5% a final de año. 

La palanca de las exportaciones

La naturaleza exportadora de Euskadi es la principal palanca para apuntalar este crecimiento. Los buenos datos que presenta el comportamiento de la economía europea y americana son uno de los vectores que beneficiarán a las empresas vascas. Y es que las exportaciones de bienes de equipo supone el 34% de la economía vasca, frente al 24% del conjunto de España

El precio de la energía es uno de los condicionantes que pueden afectar al crecimiento. El crecimiento de la factura de la luz, así como el incremento del petróleo, podrían afectar a un punto en la evolución del Producto Interior Bruto del País Vasco

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados