Pásate al MODO AHORRO

EL BBVA eleva un punto sus previsiones y lleva hasta el 6,2% el crecimiento del País Vasco

La reactivación del consumo y la ausencia de nuevas restricciones llevan a la entidad a mejorar su previsiones para el tercer trimestre del año en Euskadi

Sede del BBVA en Bilbao / EP
Sede del BBVA en Bilbao / EP

La mejora de los indicadores sanitarios, la reducción de las restricciones y el crecimiento del consumo han llevado al BBVA a revisar al alza su previsión de crecimiento para el País Vasco. De este modo, eleva hasta el 6,2% el aumento de la economía vasca en este 2021 y fija para el 2022 un 7,5%. El año que viene queda del mismo modo, pero para el presente ejercicio la mejora supone la subida de casi un punto sobre las previsiones presentadas por la entidad el pasado mes de junio. El Observatorio Regional del BBVA indica que la mejora de los indicadores sanitarios y la relajación de las restricciones han reducido la incertidumbre y permitido una recuperación del gasto privado y del turismo nacional que se traduce en revisiones generalizadas al alza de la previsión de crecimiento económico en todas las comunidades para este año. El pasado mes de junio la entidad ya advertía de que el crecimiento estaba condicionado a la llegada de los Fondos Europeos este otoño y a que la vacunación avance como hasta ahora.

Esta revisión ha afectado también a Castilla-La Mancha, Extremadura, Cantabria, Andalucía, Madrid, Galicia, Cataluña y Murcia, aunque mantiene que el mayor crecimiento de este año se producirá en Baleares, con un incremento del PIB regional del 8,3 %. Son precisamente las regiones con más peso específico del turismo las que más crecen este 2020 gracias a cierta recuperación del sector. Así, tras Baleares, encabezan la lista Canarias (6,9%), Cantabria (6,9%), Andalucía (6,7%), Valencia (6,7%) y Galicia (6,8%), todas ellas por delante de Euskadi. En concreto, el País Vasco es la undécima comunidad en porcentaje de crecimiento, si bien, hay que tener en cuenta que en 2020 fue de las que menos destruyó su economía. 

Cantabria y Galicia se revisan más que la media de España por el buen comportamiento tanto del consumo como de la inversión, y las regiones del centro sur peninsular -Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid- también presentan revisiones mayores por una coyuntura reciente mejor que lo esperado hace unos meses, aunque su crecimiento se mantiene por debajo del de España. Mientras se reduce el diferencial de las islas con respecto al promedio por las incertidumbres sobre el turismo extranjero, entre las comunidades turísticas se revisan más que la media Andalucía, Cataluña y Murcia por el buen tono del consumo y la aceleración del turismo nacional, algo que beneficiaría también a la Comunidad Valenciana, aunque en menor medida.

Buen comportamiento del consumo en Euskadi

En cambio, en el capítulo del consumo, Euskadi sí destaca de la media. Se trata de un indicador en el que presentan mejor comportamiento algunas regiones del norte -Castilla y León, País Vasco, Galicia y Aragón- y en las regiones mediterráneas -Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña, y que las importaciones de bienes de equipo registran crecimientos muy importantes en el norte, además de en Murcia y las comunidades insulares.

Importancia de los fondos europeos y las exportaciones

Según señala el BBVA, los fondos de la Unión Europea van a ser determinantes, hasta el punto de condicionar el crecimiento de la economía vasca un un 0,6% en este año  y un 2,5% en 2022. El servicio de estudios de la entidad financiera destaca que el País Vasco es la penúltima comunidad autónoma española que en la "preasignación de los Fondos Europeos", solo por delante de Madrid. Los 7.000 millones que Euskadi espera recibir suponen el 1,3% de su Producto Interior Bruto (PIB). Una situación que responde al criterio de primar en el reparto de estos recursos a las regiones más castigadas en destrucción de empleo y caída económica. Es por ello que Domenech ha advertido de la importancia de aplicar con "acierto y agilidad" el dinero que viene de Europa en proyectos "que sean transformadores de la economía". 

La naturaleza exportadora de Euskadi es la principal palanca para apuntalar este crecimiento. Los buenos datos que presenta el comportamiento de la economía europea y americana son uno de los vectores que beneficiarán a las empresas vascas. Y es que las exportaciones de bienes de equipo supone el 34% de la economía vasca, frente al 24% del conjunto de España. 

El precio de la energía es uno de los condicionantes que pueden afectar al crecimiento. El crecimiento de la factura de la luz, así como el incremento del petróleo, podrían afectar a un punto en la evolución del Producto Interior Bruto del País Vasco. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados