Pásate al MODO AHORRO

Bizkaia baja impuestos a los emprendedores y abre la carrera entre las diputaciones

La diputación vizcaína adelanta a Álava y Gipuzkoa para repatriar profesionales, mientras que solamente en 2020 salieron de Euskadi 14.000 jóvenes de entre 21 y 39 años

Diputado de Hacienda de Bizkaia, José María Iruarrizaga./ EAJ-PNV
Diputado de Hacienda de Bizkaia, José María Iruarrizaga./ EAJ-PNV

Las Juntas Generales de Bizkaia han dado luz verde a las medidas fiscales propuestas por la Diputación para favorecer inversiones en nuevas empresas y tratar de recuperar el talento atrayendo a directivos, así como a profesionales vascos que se marcharon a desarrollar su carrera fuera del Euskadi. Se trata de un conjunto de modificaciones que entrarán en vigor en 2022 y que duplican las deducciones aplicables a las inversiones en compañías emprendedoras y 'startups', además de una significativa reducción en las retenciones de IRPF para directivos. 

Y es que tras la pérdida de jóvenes en Euskadi sigue siendo un problema en la gestión del talento. Según Eustat, en 2020 salieron de Euskadi 14.147 jóvenes de entre 21 y 39 años, lo que supone el 45% de las emigraciones del País Vasco. Es una tendencia que ha saltado las alarmas y que empujó a la Diputación de Bizkaia a tomar medidas. Para ello, como ha explicado el diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga, se ha aprobado este paquete fiscal "para fomentar el emprendimiento, el talento y el empleo de calidad en las empresas innovadoras", con la novedad de incluir la denominada "economía plateada" o sector económico ligado a las personas mayores.

La medida ha salido adelante con el apoyo de PNV y PSE que gozan de mayoría en las Juntas y con el rechazo de EH Bildu que denunciado que se trata de deducciones fiscales "destinadas a los ricos" y que ha cuestionado, en palabras de su juntera Arantza Urkariegi, que "no existe ningún argumento para defender que estas deducciones para impulsar el crecimiento". Podemos también ha votado en contra por considerar "un desastre absoluto" que la Diputación no pueda "reactivar por sí misma la economía y necesite de las grandes empresas". Por su parte, el Partido Popular, se ha abstenido al considerar que las medidas son "insuficientes". 

La nueva normativa establece deducciones del 25% por las inversiones en empresas de nueva creación o 'startups' -hasta ahora estaban en el 10%-. Estas deducciones primarán las inversiones destinadas a empresas innovadoras o a la que se denomina economía plateada" en las que se incrementarán las deducciones hasta el 35%.  Aún así, el premio fiscal para la inversión y el tipo impositivo en Sociedades para las nuevas empresas no alcanza la línea fijada por la nueva Ley de Startups del Gobierno central que rebaja hasta en 10 puntos el tipo del Impuesto de las empresas para estas compañías en territorio común en comparación con el que está fijado en las haciendas forales vascas. Así, con la nueva norma, las 'Startups' tributarán el 15% de sus ganancias, mientras que en Euskadi, las diputaciones recaudan el 25% a las grandes empresas y el 20% a las pequeñas empresas. 

El intento de Bizkaia por atraer inversiones y talento se encuadra en una propuesta fiscal en la que empezó a trabajar desde el pasado año para obtener una fiscalidad que ayude a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU junto al Institute for Innovation and Public Purpose (IIPP) de la University College London, que dirige Mariana Mazzucato. Si bien estaba previsto incorporar las primeras modificaciones en una norma foral antes de verano.

Falta de coordinación entre las Haciendas

En cambio los demás gobiernos forales mantienen líneas diferentes de acción para dar respuesta a la nueva realidad económica. Así, Álava, ha aprobado un proyecto de norma foral que contiene importantes deducciones fiscales enfocadas a la transición energética por las que las inversiones en tecnologías limpias aumentarán su deducción hasta el 50% en Sociedades, frente al 35% actual. En lo que se refiere a la movilidad, las empresas que compren bicicletas eléctricas para sus empleados podrán deducirse el 10% en el Impuesto de Sociedades y para la compra de coches eléctricos se eleva el 'gasto admisible' de 25.000 a 35.000 euros. Y, mientras tanto, Gipuzkoa avanza también en un paquete de medidas por su cuenta. Según fuentes de las haciendas, no se está coordinando por ahora en el OCT (Órgano de Coordinación Tributaria) los cambios normativos a la espera de un futuro tratar de conciliar lo que empieza a ser un escenario diferente para las empresas en función del territorio. Así la compra de un coche eléctrico o la inversión para modificar la fuente de energía de una compañía se trata fiscalmente de modo diferente en cada territorio. 

En cuanto a las nuevas empresas, las haciendas de Álava y Gipuzkoa ofrecen medidas que consisten principalmente en una serie de bonificaciones en el tipo impositivo del Impuesto de Sociedades en sus cuatro primeros años de vida. Una reducción que se establece, sucesivamente, en un tipo del 99%, el 75%, el 50% y para quedarse definitivamente en el 25%. 

Las microempresas en Euskadi sí pueden tributar en Sociedades al 18%, pero solamente cuando ha habido compensaciones tributarias de ejercicios anteriores.

 

Lo más leído
Destacados