Pásate al MODO AHORRO

Bizkaia duplica las deducciones por inversiones en emprendizaje y atracción de talento

Las normas fiscales que entrarán en vigor en enero primarán las inversiones destinadas a empresas innovadoras o destinadas al sector de la 'economía plateada', con deducciones de hasta el 35% en el IRPF

El diputado general Bizkaia, Unai Rementeria, y el diputado de Hacienda,  José María Iruarrizaga. /EP
El diputado general Bizkaia, Unai Rementeria, y el diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga. /EP

La Diputación Foral de Bizkaia pondrá en marcha el próximo año una batería de medidas fiscales para aumentar el emprendimiento  y la atracción de talento, que entre otras cosas, duplica las deducciones aplicables a las inversiones en empresas emprendedoras y mejora de forma significativa el régimen tributario de los llamados "retornados e impatriados",  trabajadores altamente cualificados que se quieren atraer a Bizkaia, y que podrán disfrutar de esas medidas fiscales especiales durante un periodo de hasta diez años.

La batería de medidas, que tienen que aprobarse en las Juntas Generales de Bizkaia en el último pleno de este año para que entre en vigor el 1 de enero de 2022, incluye deducciones del 25%  por las inversiones en empresas de nueva creación o 'startups' -hasta ahora estaban en el 10%-. Estas deducciones primarán las inversiones destinadas a empresas innovadoras o a la que se denomina economía plateada" en las que se incrementarán las deducciones hasta el 35%

Durante el año 2020 un total de 183 'startups' -56 de ellas innovadoras- recibieron inversiones por 4 millones de euros, lo que supuso un coste fiscal de 450.000 euros para las arcas forales. A partir del próximo año, con las nuevas deducciones duplicadas es difícil calcular a cuánto se elevará dicho coste, aunque la intención de la administración foral es "posicionar a Bizkaia como un centro de referencia para el desarrollo del emprendimiento y la generación de empresas", según señaló el miércoles el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria ante el pleno de política general.

Tampoco se puede conocer a ciencia cierta hasta qué punto estas inversiones se destinarán a empresas que estén radicadas en Bizkaia, ya que no se puede poner coto geográfico a dichas inversiones. Es decir, la medida, de entrada favorece a los inversores vizcaínos que quieran destinar fondos al emprendizaje. Luego habrá que esperar que estas inversiones -que deben mantenerse por un periodo mínimo de cinco años-  reviertan en empresas radicadas en Bizkaia.

La mejora de la fiscalidad de las inversiones a emprendizaje va más allá de las deducciones propiamente dichas, ya que también se exonera del pago del impuesto del Patrimonio a la mitad de las plusvalías que puedan generarse de la venta de acciones, una vez transcurrido el periodo mínimo de cinco años exigido. La deducción será del 100% en el caso de que el contribuyente revierta el importe obtenido en la adquisición de otras acciones de empresas de idénticas características.

También quedan exentas de tributación de Sucesiones o donaciones en el caso de que se reciban por una herencia.

De igual forma, será una novedad en la fiscalidad del próximo año que las remuneraciones de los emprendedores mediante acciones, las 'stock options', no tendrán que tributar como rendimiento de trabajo en el momento de su reconocimiento, como hasta ahora, sino sólo cuando se transmitan las acciones adquiridas.

Menos impuestos para los 'retornados'

Este último punto está ligado con la idea de la diputación de Bizkaia de retener emprendedores, que enlaza directamente con las nuevas medidas para atraer talento mediante mejoras fiscales para los impatriados y retornados. Términos que engloban a trabajadores altamente cualificados, bien vascos que vuelven a empresas de Euskadi tras una experiencia laboral en el exterior, o extranjeros "fichados" por compañías vascas.

Con cifras de 2020, en Bizkaia hay 103 personas pertenecientes a sectores muy diversos que ya se benefician de las medidas fiscales que se introdujeron en la reforma de 2018. Ahora, la diputación vizcaína las mejora para que la tributación suponga un revulsivo para la implantación de trabajadores con talento en el territorio.

De entrada, estos trabajadores podrán estar sujetos a este régimen fiscal especial independientemente del régimen de la Seguridad Social a la que están adscritos. Es decir, pueden ser autónomos, mientras que hasta ahora solo era aplicable a asalariados.

Se modifica el plazo de aplicación de este régimen especial de cinco a diez años y los porcentajes de exención de la tributación de esos contribuyentes pasan de del 15% al 30%
En total, la reducción de la base imponible que podrán aplicarse a partir de 2022 será del 44%, frente al 32% actual.

Además se amplia los sectores en los que pueden aplicarse dichas medidas, añadiendo comerciales y organización y gerencia como novedades del año que viene, a los ámbitos actuales de I+D, científicas, carácter técnico y financieras.

De momento, Bizkaia ha traslado estas medidas al Órgano de Coordinación Tributaria (OCT) pero, de momento, es la única hacienda que ha anunciado medidas de tanto impacto referidas a la innovación. Precisamente,son muchas ya las diferencias que existen entre las tres diputaciones respecto a normativas fiscales a la espera de que haya una reforma fiscal propiamente dicha, lo que está provocando un auténtico laberinto fiscal.

Lo más leído
Destacados