Pásate al MODO AHORRO

El bloqueo de la negociación sobre los ERTE deja en el aire a 25.462 trabajadores vascos

Los empresarios rechazan la propuesta del Gobierno, que supone un incremento paulatino de las cotizaciones, y no se sabe qué condiciones regirán para los afectados a partir del 31

EuropaPress 3691942 manifestacion trabajadores petronor (1)
EuropaPress 3691942 manifestacion trabajadores petronor (1)

La negociación para prorrogar los ERTE más allá del 31 de mayo ha entrado en dique seco después de que la patronal haya rechazado la última oferta del Gobierno por considerar que no responde a las necesidades de las empresas.

La patronal CEOE no admite el planteamiento del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que propone un incremento de las cotizaciones en agosto y septiembre, por considerar que su propuesta perjudica a pymes y autónomos, una crítica compartida por la patronal vasca Confebask. El Gobierno ha señalado que seguirán buscando un acuerdo, pero en estos momentos, a una semana de que finalice el plazo para la prórroga,  las condiciones por las que se regirán 25.462 trabajadores vascos afectados por un ERE están en aire.  

La propuesta del Ministerio se basa esencialmente en dar por sentado que habrá una vuelta gradual a la normalidad y que las empresas podrán salir de los ERTE. Por eso, establece pagos a la Seguridad Social para las pequeñas empresas del 35% en agosto y en septiembre un 45%. Mientras que para las que empresas de más de 50 trabajadores  las cotizaciones serían del 45% en agosto y un 55% en septiembre.

Sin embargo, los empresarios cree que muchas empresas tendrán que seguir recurriendo a los ERTE hasta el mes de septiembre o más y por eso rechazan el acuerdo.

La medida perjudica esencialmente a las empresas ligadas a sectores como la hostelería, el comercio o el turismo, los que más han tenido que tirar de los ERTE por fuerza mayor y que,  pese a que en estos momentos recuperan la actividad, todavía consideran los empresarios que lo harán "a medio gas" por mucho que avance la vacunación de la población. También se han acogido a estos ERTE otras muchas empresas de tipo industrial, muy afectadas por el parón económico, que han conseguido salvaguardar los empleos gracias a esta medida, aunque el Ministerio de Seguridad Social no comunica los datos desglosado por sectores. 

De hecho, de los 25.462 trabajadores afectados por un ERTE, según el último dato recogido por el Consejo de Relaciones Laborales vasco referido al mes de abril. sólo 10.647 se corresponden con expedientes comunicados entre el mes enero y el de abril de este año. El resto, 14.815 son trabajadores que se arrastran los ERTE, bien de suspensión o de reducción, desde el año pasado, lo que da una idea de las dificultades que están teniendo las empresas para volver a la normalidad.

Pese a que la cifra sigue siendo, de momento, muy elevada, el número de ERTE en Euskadi se ha ido reduciendo de forma paulatina desde que arrancó la pandemia y el descenso ha seguido en los primeros mese del año: con 32.119 en enero, 38.783 en febrero, 29.711 en marzo y el cierre de abril  con 25.462.

Aún así, los empresarios alertan de que los próximos meses pueden ser complicados y se puede poner en riesgo la recuperación.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados