Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco fracasa en su primera gestión con la competencia de las cárceles

El concurso convocado por el Ejecutivo autonómico para los economatos, clave en la gestión de las prisiones y el bienestar de los reclusos, queda desierto

Aukerak afronta así su primer reto tras la transferencia de prisiones / Irekia
Aukerak afronta así su primer reto tras la transferencia de prisiones / Irekia

Con apenas cuatro meses de competencias transferidas, el Gobierno vasco se topa con su primer problema en la gestión de las cárceles vascas: la amenaza de tener que cerrar sus economatos y cafeterías. El contrato para el abastecimiento de estas dependencias penitenciarias ofertado por el Gobierno vasco ha quedado desierto después de que solamente acudiese una empresa a la convocatoria, la valenciana Same Ship Suppliers, y no cumpliese los requisitos del Ejecutivo autonómico.

Así lo recoge el portal de contratación del Gobierno vasco, que publica como desierta esa oferta de Lakua en la que presupuestaba 927.815,87 euros, casi un millón, para dotar de productos a los economatos de las tres cárceles vascas. Más allá del abastecimiento a la cocina de la cárcel, que sí ha encontrado clientes en distintos lotes, estos centros de compras adicionales para los presos vascos no han encontrado a ningún cliente interesado en ofrecer a los reclusos productos como refrescos, protector labial, bollería, jamón o café.

Hasta ahora, el abastecimiento de los economatos vascos se tramitaban mediante contratos realizados por Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, una entidad pública del Ministerio del Interior. La oferta contractual solía realizarse ofertando juntos los servicios de varias cárceles del norte de España. En el caso vasco, la convocatoria para Martutene, Basauri y Zaballa solía ir de la mano con las cárceles de El Dueso (Cantabria) y Pamplona (Navarra). Fuentes del funcionariado de prisiones contactadas por 'Crónica Vasca' reconocen a este diario su preocupación por el desierto de esta convocatoria, de la que se han enterado cuando esta redacción ha contactado con ellos. "Un desabastecimiento de los economatos sería problemático, sería un foco de conflicto" en opinión de Juan Carlos Díaz, portavoz de ACAIP-UGT Euskadi.

La caída de este contrato podría también afectar a Aukerak, la agencia vasca de reinserción social para los presos de las cárceles que gestiona Lakua. Presentada recientemente, Aukerak ha recibido del Ejecutivo autonómico 211.068 euros para encargarse de los economatos mediante talleres productivos en los que trabajarían también reclusos de los penales de Euskadi. 'Crónica Vasca' ha contactado con el Gobierno vasco para conocer con qué alternativas trabaja durante este periodo hasta que se adjudique el nuevo contrato sin haber recibido una respuesta por el momento.

Archivado en:

Destacados