Pásate al MODO AHORRO

CCOO pide a Gobierno vasco que no se ponga "de perfil" en el diálogo social

La secretaria general en Euskadi, Loli García, ha advertido de que, si no se logran acuerdos para ligar los salarios al IPC por la vía de la negociación, "habrá conflicto seguro este otoño"

La secretaria general de CCOO, Loli García, junto a su homólogo en UGT, Raúl Arza, durante la manifestación de 1 de Mayo en Bilbao / Luis Tejido (EFE)
La secretaria general de CCOO, Loli García, junto a su homólogo en UGT, Raúl Arza, durante la manifestación de 1 de Mayo en Bilbao / Luis Tejido (EFE)

La secretaria general de CCOO Euskadi, Loli García, ha pedido al Gobierno vasco que no se ponga "de perfil" en el diálogo social en Euskadi ante los conflictos laborales que se puedan abrir a partir de septiembre porque el Ejecutivo "no puede estar en esos espacios de interlocución como "un mero espectador". Además, ha advertido de que, si no se logran acuerdos para ligar los salarios al IPC por la vía de la negociación, "habrá conflicto seguro este otoño".

En un entrevista concedida a Europa Press, García se ha referido al papel que, a su juicio, debe jugar el Gobierno autónomo en los posibles conflictos laborales que se puedan abrir a partir de septiembre en Euskadi, si las negociaciones colectivas no avanzan en torno a las mejoras de las condiciones laborales en empresas vascas.

Conflicto y movilizaciones

Loli García ha avisado de que si no se logran acuerdos por la vía de la negociación, "habrá seguro, este otoño, conflicto y movilizaciones". Ante esta perspectiva, la secretaria general de CCOO Euskadi se ha referido al papel que, en su opinión debe jugar el Gobierno Vasco, que "no puede estar en esos espacios de interlocución como un mero espectador porque es una parte más de la negociación, que tiene que intervenir, y creemos que incluso debe propiciar mayor impulso a esos espacios en algunos departamentos y consejerías a los espacios de diálogo social".

Tras asegurar que "es muy importante mantener espacios de interlocución entre diferentes", ha asegurado que su sindicato va a estar presente en todos aquellos foros donde vean que "tienen capacidad para mejorar la calidad de vida de la clase trabajadora". En este punto, García ha asegurado que, en ese contexto, el Gobierno Vasco "no puede ponerse de perfil porque tiene que posicionarse y debe tomar postura, porque es una de las patas importantes en los ámbitos del diálogo social en Euskadi".

A continuación le ha pedido al lehendakari Iñigo Urkullu que, además de reunirse "mucho", como hace, con empresarios, "sería bueno que escuchara también a la parte sindical antes de formarse una opinión en negociaciones colectivas o conflictos laborales".

Escenario de crisis

De cara a septiembre, y preguntada por si, ante el escenario que plantea la crisis energética, habrá unidad sindical en futuras movilizaciones laborales, Loli García ha asegurado que para CCOO, la unidad sindical "es un valor en sí mismo" y van a hacer "todos los esfuerzos", y no cejarán de hacerlos, para buscar el máximo de unidad de acción. "Si otros sindicatos, no están en ese escenario, tendrán que explicar el porqué a los trabajadores, porque por parte de CCOO no va a quedar" ha enfatizado.

De cara a esas negociaciones en torno a la aplicación o no del IPC a los salarios, García ha reconocido que "es verdad que parte de la inflación está ligada a los costes de las materias primas, pero no toda la subida del IPC está vinculada a los precios y los costes de la energía.

Críticas a ELA

En este sentido, la líder de CCOO ha afirmado que, como resultado de esa estrategia, ELA es "el sindicato con mayor representación de Euskadi pero el que firma convenios para un menor número de trabajadores".

A eso habría que unir "la cerrazón de muchos empresarios, que en algunos casos, son insaciables y no quieren sujetar convenios a larga duración, lo que genera dificultades añadidas cuando, desde los sindicatos, en materia de salarios, no pedimos nada descabellado, solo que los trabajadores puedan garantizar su poder de compra".

Preguntada por las críticas al hecho de que los puestos en el Consejo de Lanbide correspondientes a ELA y LAB se adjudiquen a UGT y CCOO, Loli García ha comparado la postura de ELA con la del "perro del hortelano", ya que "está en una estrategia de cargarse todos los organismos de participación institucional en Euskadi por la vía de no participar en ellos, pero sin plantear ninguna alternativa o proponer otro modelo", ha criticado.

Archivado en:

Destacados