Pásate al MODO AHORRO

Coinbase irrumpe en Wall Street y cotizará en el Nasdaq a la espera de una gran ‘altseason’ en abril

El último máximo de la dominancia de Bitcóin -su porcentaje de capitalización de mercado frente al resto de las criptodivisas- se produjo el 28 de diciembre (73%). Desde entonces no ha dejado de caer y ahora ronda el 57%, según datos de 'Tradingview'

Coinbase desembarca en el Nasdaq mientras Ripple sigue 'en el punto de mira'
Coinbase desembarca en el Nasdaq mientras Ripple sigue 'en el punto de mira'

No habrá más retrasos, se enciende la luz verde en el semáforo de la SEC. La plataforma de intercambio y custodia de criptomonedas Coinbase aterrizará en Wall Street el próximo 14 de abril a través del índice tecnológico Nasdaq, fecha que marcará un nuevo hito en el sector de los criptoactivos. Así lo ve el director ejecutivo de Microstrategy, Michael Saylor, quien felicitó tras el anuncio "a todo el equipo de Coinbase porque esto acelerará la adopción institucional de Bitcóin y ayudará a catalizar una serie de iniciativas complementarias de la industria".

Su entrada en el índice bursátil de Estados Unidos que recoge a los 100 valores de las compañías más importantes del sector de la industria tecnológica (Nasdaq) se realizará bajo la etiqueta 'COIN' y mediante cotización directa, en lugar de las tradicionales OPV (Oferta Pública de Venta) u OPS (Oferta Pública de Suscripción).

Coinbase, cuyo beneficio neto en 2020 fue de 322,3 millones de dólares frente a unas pérdidas en 2019 de más de 30 millones, había comunicado previamente desde su cuenta oficial de Twitter que "la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) declaró efectiva nuestra declaración de registro S-1 y esperamos que nuestra cotización directa ocurra el 14 de abril de 2021, con nuestras acciones ordinarias Clase A cotizando en el Nasdaq". En un principio su salida a bolsa estaba programada para el mes de marzo, pero el intercambio decidió retrasar la fecha debido a la "fuerte presión regulatoria" que decía estar experimentando. 

Una multa de 6,5 millones de dólares

Precisamente el pasado 19 de marzo salía a la luz una sanción por parte de la CFTC (Comisión de Comercio de Futuros de Commodities) de 6,5 millones de dólares por unos hechos acontecidos entre 2015 y 2018, según los cuales Coinbase entregó informes falsos, engañosos o inexactos sobre las transacciones en su plataforma GDAX, hoy llamada Coinbase Pro.

Según la orden, Coinbase operaba a través de múltiples cuentas y con más de un programa de comercio que, además, llegaron a emparejar órdenes entre sí, lo que dio como resultado intercambios entre cuentas propiedad de la propia compañía. A esto hay que sumarle que un exempleado de la plataforma colocó intencionadamente durante 6 semanas de 2016 órdenes de compra y de venta en el par litecóin/bitcóin, lo que creó la apariencia engañosa de liquidez e interés comercial por litecóin. No se saben los motivos exactos, pero esta podría haber sido una razón de peso para que la compañía retrasase su salida a bolsa con la intención de zarpar en aguas menos turbulentas.

BBVA, en Coinbase desde 2015

Con sede en San Francisco, Coinbase nacía en 2012 con el objetivo de que cualquier persona pudiera tener acceso sencillo y de forma segura a la compra y venta de bitcóin. El banco que hoy preside Carlos Torres Vila, BBVA, anunciaba en enero de 2015 su participación en un ronda de financiación de la plataforma de 75 millones de dólares a través de su fondo de capital riesgo Propel, que invierte en empresas emergentes desde sus oficinas de Londres y San Francisco.  

En el presente, con más de 1.200 empleados y alrededor de 43 millones de usuarios verificados, Coinbase está valorada en aproximadamente 90 mil millones de dólares tras la venta de sus acciones en una subasta privada cuyo precio se fijó en 350 dólares por acción, con lo que el banco español multiplicaría por 100 su inversión en una compañía que depende, en gran parte, de lo que suceda en el futuro de los mercados de las criptodivisas.  

¿Momento de una gran ‘altseason’?

Algunos opinan que estamos inmersos en ella desde el mes de enero. Es lógico, pues el último máximo de la dominancia de Bitcóin se produjo el 28 de diciembre de 2020, cuando marcaba un 73.6%, y desde entonces no ha dejado de caer hasta la cifra donde se encuentra ahora, sobre el 57%, según datos de Tradingview. Por otro lado, la ‘fiebre’ por los NFT también ha ayudado en gran medida a que muchos de los activos de reciente creación hayan visto cómo se disparaban sus gráficas en las últimas semanas.

Una 'altcoin season' relevante, sin embargo, debe venir acompañada de grandes crecimientos generalizados de los pares contra BTC a la vez que una disminución importante de la ya mencionada dominancia de este. Es cierto que se ha visto a muchos activos crecer de forma exponencial, pero no así a los de mayor peso específico (ETH, LTC, XRP, que se especula con que podría volver a Coinbase, BCH, XLM...) que, si bien muchos de ellos ya han tocado sus máximos históricos contra el dólar, no han tenido aún grandes crecimientos frente al rey de los criptoactivos.

Diferencia entre ETH contra el dólar (izquierda) y ETH contra bitcóin (izquierda) - clic para ampliar
Diferencia entre ETH contra el dólar (izquierda) y ETH contra bitcóin (izquierda) - clic para ampliar

Ethereum, la segunda criptomoneda, debe ser quien que lidere el camino al alza frente a bitcóin, lo que desencadenaría un efecto 'bola de nieve' que hará al capital fluir hacia el resto de proyectos. Si a esto se le suma que la capitalización total de las criptodivisas ha alcanzado este lunes por primera vez los 2 billones de dólares y que actualmente casi el 60% de ese capital se encuentra actualmente concentrado aún en bitcóin, podría concluirse que la llegada de una temporada de altcoins en este momento podría ser de una dimensión nunca antes vista.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados