Pásate al MODO AHORRO

El comercio cierra un año con pérdidas por encima del 50% y sin esperanzas de un cambio en 2021

La campaña de Navidad y la perspectiva de las rebajas no ha ayuda a remontar una situación en la que no se percibe una vuelta a la normalidad antes de 2022

Un comercio vasco oferta rebajas en una imagen de archivo. EFE
Un comercio vasco oferta rebajas en una imagen de archivo. EFE

A dos días de que vengan los Reyes Magos de Oriente y tres para que comiencen las rebajas los comercios vascos esperan que este 2021 les traiga mejores cifras que este año pasado. El coronavirus no da tregua ni en Navidad. La pandemia ha provocado que la sociedad se quede en casa, que no salga a las calles y que no compre en las tiendas. Estas consecuencias han dejado cifras muy alarmantes para el futuro de los comerciantes en Euskadi. El 62% del sector asegura que no se recuperarán de esta crisis hasta el año 2022. Los comerciantes están preocupados y eso que, la recuperación de la economía ha aumentado un punto desde verano. El indicador de velocidad de recuperación de la economía ha mejorado algo el mes de diciembre, según mide la  Cámara de Comercio de Bilbao, y se sitúa en cuatro puntos sobre diez, frente a los tres puntos de junio.   

El pasado año las ventas del comercio minorista disminuían un 50% en el País Vasco, según el informe de Coyuntura del Comercio elaborado por las Cámaras de Comercio del País Vasco. A pesar de que la afluencia de clientes se mantenía estable en Navidad. Este año esa situación ha cambiado y se ha visto muy agravada afectando a las ventas y a los ingresos. Este mes de diciembre, el 43% de los comerciantes vascos han afirmado que la Covid-19 ha tenido un impacto negativo y en consecuencia sus ingresos disminuirán entre el 20% y el 49%.

La vuelta a la normalidad no está cerca. El nivel de preocupación de los negocios en plena campaña navideña es muy elevado alcanza un 8,4 sobre 10, según las Cámaras de Comercio de Euskadi. La sociedad está reticente a gastar, “no se ve esa alegría de compra de otros años”, afirma Helena, la dueña de la zapatería 'Helen Shoes' de Barakaldo. Además, el cada vez más exitoso comercio digital genera inquietud entre el pequeño comercio, donde cada vez más locales están echando el cierre en un año como este. 

Las Temporada de Rebajas se prevé "muy mala, malísima"

Tristemente, no todos han tenido la misma suerte. La crisis del coronavirus ha provocado que la campaña de Navidad baje un 20% respecto al año anterior en muchos locales, comentaba Jorge Aio, de la Agrupación Empresarial de Bilbao Centro. Como cada año nuevo, enero trae consigo las rebajas que se esperan muy negativas. “Las ventas van muy poco a poco. Las rebajas se prevén muy malas, malísimas” comentaba Elena la dueña de Helen Shoes una zapatería de Barakaldo. Además, cree que la actuación de las administraciones ha sido "escasa". Como ayuda a este sector las administraciones públicas han emitido diferentes bonos para incentivar la compra entre la población, "pero tampoco está siendo muy efectivo". El dueño de la juguetería Abracadabra en el corazón de Bilbao explicaba que "no ha habido un incremento en las ventas" por estos bonos. Las ayudas que reciben son a largo plazo, “todo se dilata muchísimo, nosotros tenemos que adelantar ese dinero y lo recibiremos en tres meses, pero yo no lo quiero en tres meses lo necesito ahora”, aclaraba Elena, para quien toda esta situación está siendo insostenible. Las ayudas no han estado a la altura " ha sido un varapalo terrible, siempre son insuficientes" aseguraba la zapatera.

Ayudas de las administraciones 

Las instituciones han apoyado el comercio minorista con diferentes iniciativas, los bonos de comercio son una de ellas, a pesar de no haber generado el resultado esperado. Casi la mitad del sector comercial (45,7%) calificaba las medidas tomadas por las administraciones públicas de "insuficientes". Por su parte, el Gobierno vasco aprobaba en mayo una partida de 7,5 millones de euros en ayudas para el comercio vasco. Estas subvenciones suponían un máximo de 3.000 euros para cubrir los gastos de los comercios. “Creo que los bonos no están funcionando por la poca publicidad que se les ha dado, la gente llega y no saben que existen hasta que se los ofrezco”, comentaba la dependienta de 'Helen Shoes'. El dependiente de la juguetería Abracadabra en el centro de Bilbao, afirmaba también que los bonos "no han supuesto un incremento en las ventas". 

El Eustat, el Instituto Vasco de Estadística, ofrecía cifras positivas y esperanzadoras para esta campaña navideña. En el último trimestre del año las ventas del sector minorista han crecido un 2,1% en Euskadi, aunque algunos comerciantes no están del todo de acuerdo, “las ventas van muy poco a poco, es un goteo continuo insostenible", comentaba Elena. Este aumento en el índice del comercio minorista se prevé que siga creciendo por la entrada de las rebajas y las compras de última hora para los regalos de Reyes. Sin embargo, la preocupación de los comerciantes continúa siendo muy elevada, según el informe de la Covid-19 del comercio vasco de diciembre de 2020. En esta misma línea, se posiciona Jorge Aio, de la Agrupación Empresarial de Bilbao Centro, quién afirma que algunos sectores “han salido bien parados con la pandemia”, como el sector tecnológico o mobiliario. 

El cierre de la hostelería, las limitaciones horarias o la escasa afluencia de gente en las calles son factores que no han ayudado a los comercios grandes y céntricos. Aunque, en algunos casos el comercio de barrio se ha visto reforzado, sobre todo, por la reducción de la movilidad. Aio explica que en el comercio minorista, además de un buen servicio ofrece buenas medidas, "cuanta más seguridad, más consumo, eso es la clave". 

Nuevas formas de comprar

Antes de la pandemia ya se había notado que el comercio minorista estaba cada vez más presente en la red. Esta presencia digital se ha visto agravada con la llegada de la Covid-19 a nuestras vidas. "He mejorado mucho mi página web, y sobre todo me he movido por las redes sociales" aseguraba el juguetero. Potenciar la digitalización ha sido la apuesta de muchos comerciantes este año para ofrecer un servicio más completo en un año donde las distancias han sido las protagonistas. El 'bizum', ofrecer servicios por 'whatsapp' o hacer videollamadas para vender el producto han sido algunas de las apuestas para acercar el comercio al cliente y seguir ofreciendo ese servicio tan característico de los barrios. Aio afirmaba que su organización enseña a los comercios pequeños a digitalizarse, "es un aprendizaje continuo". Esta digitalización es un avance muy importante para dar visibilidad a sus negocios y adaptarse a esta nueva realidad.

Sin embargo, muchos son reticentes a pensar que el comercio digital y estas nuevas formas de comprar hayan llegado para quedarse. Aio comentaba que al cliente le gusta la oferta de Bilbao porque ofrece "una oferta global, hostelería, comercio y cultura". El dueño de la juguetería Abracadabra cree que "la digitalización no va a sustituir al comercio físico, a los vascos nos gusta la dinámica del consumo en la calle". 

Los comercios de Euskadi demandan a las instituciones

Euskaldendak​ ha recordado la semana pasada las “fuertes pérdidas económicas” registradas en los sectores del comercio, hostelería y empresas de servicios. Comercios y hosteleros van a demandar a los gobiernos central y vasco por daños y perjuicios. Euskaldendak, que cuenta con más de 5.800 establecimientos, reclamará las pérdidas generadas por las limitaciones del estado de alarma. La organización ha pedido indemnizaciones económicas debido a las diferencias de facturación con el año anterior. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados