Pásate al MODO AHORRO

El comercio vasco se sube a la ola de la venta online: "La digitalización no es una opción"

El 16% de los establecimientos vascos hacen ya venta por internet y el sector confía en un crecimiento rápido impulsado por las plataformas locales

Comercio online de moda. / EP
Comercio online de moda. / EP

La ola de las ventas por internet es ya imparable. Lo era ya antes, pero la pandemia ha demostrado que es ya imprescindible. La competitividad del comercio, también del pequeño comercio, pasa por subirse al carro de la venta online como única forma de mantener y ampliar su nicho de mercado frente a la imparable competencia de los grandes.

Cada dia, no sólo crecen en cuota de venta las plataformas ya instaladas como Amazón, o se refuerzan los canales online de las grandes cadenas como El Corte Inglés o Inditex, sino que surgen nuevos acuerdos empresariales relacionados con el impulso del comercio digital. El último esta misma semana, en la que se ha conocido la alianza de Dimas Gimeno, expresidente de El Corte Inglés, con Atitlan Capital para crear Caletay, una empresa que englobará empresas que venden en Amazon. La expansión del comercio pasa sí o sí por lo digital y el comercio vasco ya se ha dado cuenta. "La digitalización ya no es una opción", señala Rafael Gardeazabal, presidente de la asociación BilboDendak.

Según los datos que maneja el Departamento de Comercio y Turismo del Gobierno vasco, la tasa de comercio minorista en Euskadi que vende a través del canal online es del 16,0%. Puede parecer una cifra todavía reducida pero la pandemia ha impulsado este porcentaje al alza. De hecho, supone 4,4 puntos porcentuales más de los registrados por el Barómetro del Comercio vasco realizado de forma previa a la pandemia y ya es algo que ha venido para quedarse.

La mayoría de estos comercios venden online desde su propia web, el 76,5%, aunque crece cada vez más los que usan plataformas de e-commerce generalistas, y de zona, que están experimentando un importante crecimiento en los últimos tiempos, proporcionando a los pequeños comercios el escaparate para estar  presentes en la red.

Este es el caso por ejemplo de la reciente plataforma Eup¡ que agrupa a comerciantes de Bizkaia - de momento alrededor de 200- o de Market Plaza, que engloba comercios de San Sebastián. Otros optan por la venta online a través de las redes sociales.

El caso es que los datos del Barómetro del comercio muestran como uno de cada tres establecimientos que usó el comercio online el año pasado incrementó sus ventas. Y si en  2019 las ventas a través del canal online representaban de media un 9,3% del total de las operaciones del comercio minorista vasco, un año después supone el 12,2% sobre el total de ventas."

"La pandemia ha sido una especie de catalizador" señala Rafael Gardeazabal, que afirma que entre los comercios de Bilbao ya hay un 30% que tienen un nivel de digitalización aceptable, cuando antes de la pandemia estaban en el entorno de 23%.

"Al pequeño comercio le cuesta mucho porque cree que sus clientes son de cercanía, que los conoce, y no necesita esos canales, pero poco a poco se va a asuminendo que  no se trata de vencer la competencia, por ejemplo de un grande como Amazon, sino de resaltar tus propias fortalezas, lo que puedes ofrecer de de diferente al consumidor, también desde un canal online".

En el empeño de resaltar las fortalezas del comercio local señala Gardeazábal la necesidad de afrontar "soluciones imaginativas" que permitan potenciar la "tienda física" que "al final es nuestro gran hecho diferencial respecto a las grandes plataformas". Es decir, permitir que el cliente compre online, pero a la vez, que tenga las garantías de poder acudir a la tienda de forma presencial y con todas las garantías. 

En este punto se enmarca, por ejemplo la nueva app de Bilbodendak y de  los comerciantes de Getxo denominada Gertu, que promociona información de ofertas y rebajas  en productos a los que puedes acceder a través de  dispositivos móviles, y que luego adquieres directamente en tienda físicas. 

"Se trata de buscar un equilibrio, un híbrido entre la compra física y la online", señala.

No obstante, insiste Gardeazabal en que queda mucho camino por recorrer. "Digitalizarse no es sólo tener una página web que te sirva de plataforma", recuerda. "Hay que tener digitalizados los stocks, una formación..." "Hay comerciantes que están muy avanzados pero a otros les queda mucho camino por recorrer, y no podemos dejar a nadie atrás", señala, recordando la importancia de las tareas de formación constante en este ámbito.

"Está asumido que la tendencia es la venta online pero hay muchos comerciantes a los que les da vértigo porque no tienen nada hecho", señala Iñigo García, gerente de San Sebastián Shops. "La pandemia ha dejado que el futuro está en digitalizarse si se quiere seguir en la brecha". En San Sebastián está en marcha la plataforma Market Plaza, "que funciona muy bien".
"Pero tenemos que tener muy claro que Amazon no es nuestra competencia, es otro tipo de negocio con el que no podemos competir. El pequeño comercio tiene que ofrecer otras cosas, pero siempre teniendo muy claro que hoy en día, si no sales en una búsqueda en la pantalla del móvil, no existes", dice.

"La pandemia ha servido para acelerar a los que iban más retrasados y la tendencia ya es imparable", señala Pedro Campo, presidente de Cecobi. Campo recuerda que el pequeño comercio tiene que asumir que vender online es tener "una segunda tienda en red que requiere de los mismos cuidados que la física. Es una segunda oportunidad". Pero  reclama el presidente de Cecobi una concienciación de los consumidores a la hora de sus compras online. "No podemos permitir que la tienda física desaparezca".

Archivado en:

Lo más leído
Destacados