Pásate al MODO AHORRO

Comienza el plazo para solicitar las ayudas del sector cultural

La partida total es de 1,1 millones y está dirigida a profesionales, empresas y entidades culturales que hayan perdido al menos un 20% de la facturación en 2020

Sala de 'La materia del tiempo' en el Museo Guggenheim de Bilbao. /EP
Sala de 'La materia del tiempo' en el Museo Guggenheim de Bilbao. /EP

El Departamento de Cultura del Gobierno Vasco ha abierto este miércoles el plazo para solicitar las ayudas dirigidas a las personas autónomas, empresas y entidades del sector cultural. La partida total destinada a estas ayudas es de 1,1 millones de euros, y van dirigidas a aliviar las pérdidas de este sector en Euskadi y fomentar la continuación de su actividad. 

Para acceder a esta subvención los profesionales y entidades deberán cumplir varios requisitos. Al menos el 70% de su facturación de 2020 deberá corresponder a una o más de las siguientes actividades: artes escénicas, artes visuales, arqueología, audiovisuales, bertsolarismo, mediación o asesoramiento cultural, libros y literatura, música y patrimonio. Y esta facturación tiene que haber descendido un 20% o más respecto a 2019. 

La cuantía de las ayudas ofrecidas a la persona o entidad beneficiaria será de hasta el 50% de la diferencia entre la facturación de los años 2019 y 2020, con un máximo de 30.000 euros. Los profesionales y entidades del sector cultural que estén interesados podrán presentar sus solicitudes a partir de este miércoles, 17 de marzo, y hasta el 16 de abril.

También deberán estar de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas y en la Seguridad Social y, cuando corresponda, en los registros pertinentes, en el momento de realizar la solicitud y de justificar la subvención.Además, el objeto de la actividad o del fin social de la actividad debe ser las artes escénicas, artes visuales, arqueología, audiovisuales, bertsolarismo, mediación o asesoramiento cultural, libros y literatura, música y patrimonio. Su sede permanente en la Comunidad Autónoma Vasca.

Al distribuir las subvenciones no se tendrá en cuenta a las actividades minoristas de difusión cultural como, por ejemplo, librerías, tiendas de música o cines; en el ámbito de la formación, las actividades no destinadas a profesionales del ámbito cultural; actividades deportivas, de ocio, tiempo libre, hostelería y turismo; y empresas públicas o entidades con subvenciones nominativas para los ejercicios 2020 y 2021.

Destrucción del 43% de puestos de trabajo

La Covid-19 tuvo "una gran incidencia" en el sector cultural vasco en 2020, según ha recordado la Consejería, para añadir que muchas actividades quedaron suspendidas y también ha sido "evidente la desaceleración en la actividad", lo que ha acarreado "contextos variables y un alto grado de incertidumbre para el sector".

"El cese y restricción de la actividad en el ámbito cultural ha incidido en diferentes ámbitos del modelo empresarial del sector cultural, especialmente en sus ingresos y empleo. La actividad incide directamente en los ingresos y el empleo. Sin actividad no hay ni ingresos, ni empleo poniendo en riesgo la supervivencia de las estructuras culturales", ha remarcado el Departamento.

Según los datos publicados por el Observatorio Vasco de la Cultura, en los primeros meses de la pandemia la actividad cultural disminuyó en un 82,6% destruyendo el 43% de los puestos de trabajo. Comparándolos con la temporada anterior a la Covid-19, los ingresos se han reducido en un 40,8%. Este año 2021 la actividad cultural también se ve "muy limitada" debido a la situación sanitaria y, por ende, los ingresos "se reducirán también".

En vista de la "gravedad" de la situación vivida el año pasado y de la "incertidumbre" de este año, el Departamento de Cultura y Política Lingüística quiere "aliviar las pérdidas económicas derivadas de las limitaciones en la actividad, de modo que las estructuras profesionales puedan continuar con su actividad". El Departamento anunció las primeras ayudas para el sector en el propio 2020 y este año continuará por esa misma línea con la partida de 1,1 millones de euros anunciada hoy.

Ayudas de 2020

En el año 2020 el Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco destinó 3,1 millones de euros a apoyar al sector cultural ante el estado de alarma provocado por la Covid-19 y las consecuencias de la crisis sanitaria vivida.

Según ha recordado el Departamento de Política Lingüística y Cultura, se puso en marcha un servicio de asesoramiento destinado a profesionales del sector cultural, al que se destinaron 60.000 euros. En total, el servicio respondió a 565 consultas.

Además, se destinó una partida económica de 441.000 euros a apoyar a profesionales del sector cultural. En total, 104 profesionales recibieron ayudas. También se destinaron 413.000 euros a aliviar la situación de micropymes del sector cultural, y recibieron ayudas 74 micropymes.

El Departamento de Cultura y Política Lingüística aportó 1.487.000 euros a desarrollar el circuito "Beste Bat!" de artes en vivo junto con la Euskal Herriko Musika Bulego Elkartea. Gracias a dicha ayuda se ofrecieron 250 espectáculos en directo en dos meses.

Se concedieron 100.000 euros a Gerediaga Elkartea para poner en marcha la iniciativa "Zu non, han DA!" de la Durangoko Azoka y se logró que 32 grupos de música dieran conciertos en directo y que productos de la feria llegasen a 141 puntos de venta.

Asimismo, se destinaron 150.000 euros a adquirir la colección compartida creada conjuntamente por Artium, Tabakalera y el Museo de Bellas Artes de Bilbao. El propósito ha sido ayudar a artistas vascos que debido al confinamiento se hayan visto obligados a paralizar su actividad. Se adquirieron 42 obras de arte de 24 artistas.

Se destinaron 105.000 euros al proyecto editorial "Extrañeza y Maravilla. Enciclopedia de juguete ilustrada" publicado con ilustraciones creadas durante el confinamiento. En total, participaron en la iniciativa 20 ilustradores e ilustradoras.

El año pasado se reservó una partida de 240.000 euros para promover la producción cinematográfica, con el fin de promover siete cortometrajes de ficción en torno al confinamiento, y otra partida extraordinaria de 100.000 euros a promover el sector editorial, con el fin de aumentar la dotación para adquirir libros para bibliotecas públicas.

Por último, se invirtieron 50.000 euros en catalogación y digitalización para catalogar, digitalizar y analizar carátulas de discos publicados en Euskadi. El objetivo ha sido proporcionar a la Biblioteca Digital de Euskadi un fondo documental con una gran relevancia dentro del patrimonio cultural vasco.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído