Pásate al MODO AHORRO

Cómo ser autónomo y no perderse en el TicketBai

Las diferencias de criterios entre las haciendas forales sobre esta herramienta de facturación han dado lugar a un laberinto de medidas, plazos y deducciones diferentes si el negocio tributa en Álava, Bizkaia o Gipuzkoa

Un comercio del País Vasco. / EP
Un comercio del País Vasco. / EP

La mayoría de los autónomos vascos tendrán que enfrentarse a partir del año que viene a la tarea de descifrar el laberinto de medidas en las que se ha convertido el TicketBai
Esta herramienta para implantar la facturación electrónica, diseñada sobre todo para luchar contra el fraude fiscal, nació de un acuerdo entre las tres Haciendas forales y el Gobierno, pero ha terminado por ser diferente en cada territorio, tanto en plazos como en las deducciones que se aplican por comenzar a usarla  en periodo voluntario, según el autónomo tenga su negocio en Álava, en Bizkaia o en Gipuzkoa.

Lo que pretendía simplificar las obligaciones con Hacienda de este colectivo, parece ser cada vez más complicado. Tanto, que las Haciendas han entrado de lleno en una carrera de deducciones de hasta el 60% en Sociedades o en IRPF para incentivar que se aplique de forma voluntaria.

Álava

La Diputación de Álava anunció ayer viernes que modificará los requisitos para aplicar la deducción ampliada del 60% para los que empiecen usa esta herramienta desde el 1 de enero de 2022 y que se irá implantando ya de forma obligatoria por segmentos de actividad a lo largo del próximo año.

De modo general, las empresas, autónomos alaveses podrán deducir en cuota íntegra del Impuesto de Sociedades o IRPF el 30% de la inversión realizada, pero aquellos que anticipen la implantación al 1 de enero de 2022 podrán gozar de una deducción ampliada del 60%. Siempre eso sí, que lo hagan al menos un mes antes de la fecha de entrada obligatoria para cada colectivo, de acuerdo con el calendario de implantación aprobado por Decreto Foral.

Según dicho calendario, el 1 de enero arrancará para quienes decidan implantarlo de forma voluntaria.
El 1 de abril  será exigible a los asesores que sean entidades colaboradoras de la Diputación Foral de Álava. La siguiente fecha en el proceso de implantación de TicketBAI en Álava será el 1 de julio, fecha en la que se incorporarán las y los profesionales y las actividades económicas relacionadas con la venta al por menor de medicamentos, productos sanitarios y de higiene personal.

Será el 1 de octubre cuando el resto de los y las contribuyentes se incorporen a TicketBai: empresas, autónomos que realizan cualquier tipo de actividad económica.

Gipuzkoa

En Gipuzkoa el proyecto se encuentra actualmente en periodo voluntario desde el 1 de enero de 2021, y pasará a ser obligatorio a lo largo de 2022 de forma escalonada por sectores: el 1 de enero para profesionales de gestión tributaria, el 1 de marzo para quienes ejerzan actividades profesionales, el 1 de mayo comercio al por menor, hostelería y sector del hospedaje, el 1 de octubre construcción, promoción inmobiliaria, transporte y servicios recreativos, culturales y personales, y el 1 de diciembre fabricación, comercio al por mayor, telecomunicaciones, financieras, artistas y resto de obligados.

En cuanto a las ayudas, Gipuzkoa contempla también una deducción general del 30% de la inversión realizada para implantar el sistema, con un límite de la base de deducción de 5.000 euros. El porcentaje se eleva al 60% de la inversión si se hace en periodo voluntario -hasta un mes antes de que sea obligatorio- con el mismo límite de la base de 5.000 euros. 

Además, mediante un mecanismo denominado Kenkariback los contribuyentes podrán anticipar la aplicación del incentivo  sin esperar a las campañas de Renta y Sociedades que se llevarán a cabo en 2022. Este sistema arrancará en noviembre y tiene como requisito que el contribuyente haya pagado cuatro años de impuestos (Sociedades o IRPF)
Gipuzkoa también incluye ayudas directas para los sectores más castigados por la crisis de la pandemia -hostelería y comercio- de hasta 1.000 euros.

Bizkaia

Bizkaia, que era en principio el territorio en el que se iba a aplicar antes de forma obligatoria para todos los contribuyentes de forma simultanea el 1 de enero, ha tenido finalmente que dar marcha atrás, entre otras cosas para evitar enfrentarse a otro desastre informático como el de la campaña de la renta.

Así la factura digital y todo el sistema fiscal  para empresas y autónomos, denominado Batuz, en el que se incluye la factura electrónica Ticketbai, no será obligatorio hasta el 1 de enero de 2024.

Sí incentiva a quienes decidan hacerlo a partir de enero de 2022, de forma voluntaria. Los que implanten Batuz desde el 1 de enero de 2022 dispondrán de una reducción del 15% de su base imponible en IRPF o Impuesto de Sociedades en los ejercicios 2022 y 2023. 

La compensación será mayor cuanto antes se implante Batuz, hasta el 2% para los que se sumen en octubre de 2023, y únicamente se podrán beneficiar de ella trabajadores autónomos, microempresas, pequeñas y medianas empresas que adopten el sistema en 2022 y 2023. La adopción voluntaria de Batuz deberá realizarse al comienzo de cada trimestre y para ello será necesario inscribirse en un registro.

Además, se prorroga dos años más, hasta el 31 de diciembre de 2023, la deducción en cuota del 30% de los gastos en los que el profesional o la empresa incurra para adaptar sus sistemas informáticos a Batuz, o si para ello necesita adquirir nuevos equipos.

Destacados