Pásate al MODO AHORRO

Los concursos de acreedores subieron un 12% en Euskadi en 2021

Del total de concursos presentados, 119 correspondieron a personas físicas no empresarios, un 7% menos que en 2020

Trabajador de la hostelería. / EFE
Trabajador de la hostelería. / EFE

Los concursos de acreedores crecieron en Euskadi un 12% en 2021 y llegando a los 458, según datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en una nota sobre los efectos de la crisis económica en los órganos judiciales. Del total de concursos presentados, 119 correspondieron a personas físicas no empresarios, un 7% menos que en 2020, y es resto corresponden a personas jurídicas (269) y a personas físicas con actividad empresarial (70).

Jueces de lo mercantil, despachos de abogados, funcionarios de la Administración de Justicia en el País Vasco, ya auguran este incremento a finales del pasado año, y finalmente así ha sido. Por eso se han ido incrementado los juzgados de lo mercantil. Hasta ahora, Euskadi contaba solamente con cuatro: Dos en Bilbao, por uno en San Sebastián y otro en Vitoria. Una cantidad que se ha incrementado con otra sala, de los Juzgados de Getxo, una de primera instancia que se ha habilitado también para cuestiones mercantiles. A fecha de diciembre de 2021, según datos del CGPJ, se habían registrado más presentaciones de concursos en los juzgados de lo mercantil en Euskadi que en los últimos cinco años.

Pero lo que más preocupa no es la cifra de hoy, sino que este incremento se esté registrando mientras opera la salvedad aprobada por el Gobierno central sobre las causas que obligan a las compañías a presentar concurso o disolución. El razonamiento es sencillo, si todavía no es obligatorio recurrir al concurso de acreedores y ya se están incrementando, qué ocurrirá cuando acabe la moratoria. De momento, el último Consejo de Ministros del pasado mes de noviembre aprobó una 'patada adelante' manteniendo la excepcionalidad hasta el mes de junio de 2022, otros seis meses más, ya que terminaba con el año 2021.

Hasta entonces, el hecho de que las deudas dejen afectado el patrimonio neto de una empresa por debajo de la mitad de su capital social, no será causa obligatoria de disolución. Así, las compañías podrán cargarse de números rojos con más crédito o de cara a una futura ampliación de capital para tratar de seguir manteniéndose a flote. Junto a esto se añade que muchos de los créditos ICO solicitados en abril de 2020, en los próximos meses terminan el periodo de 'gracia' y los solicitantes deben empezar a pagar ya, no los intereses, sino el principal, la parte prestada en los momentos más duros de la pandemia. 

Según recoge EFe, en el conjunto de España el número total de concursos se incrementó un 37,5% en 2021 respecto a 2020, y un 57% desde el año anterior a la pandemia de la covid, en 2019. El organismo destaca el aumento del 45,6% en los concursos de particulares -personas físicas no empresarios- desde 2020, porcentaje que se eleva al 96,7% desde 2019, así como la sostenida tendencia al alza experimentada por estos procedimientos durante todo el año. De esos 18.892 concursos, 10.006 correspondieron a particulares, mientras que los 8.886 restantes se repartieron entre personas jurídicas (5.374) y personas físicas con actividad empresarial (3.512).

Destacados