Pásate al MODO AHORRO

Confebask llevará a la Mesa de Diálogo Social las elevadas tasas de absentismo en Euskadi

Los empresarios aseguran que está lastrando la competitividad de las empresas y quieren que la búsqueda de una solución "forme parte de la agenda" de agentes sociales y Gobierno vasco

El presidente de Confebask Eduardo Zubiaurre. / EP
El presidente de Confebask Eduardo Zubiaurre. / EP

Confebask llevará a la Mesa de Diálogo Social las elevadas tasa de absentismo laboral en Euskadi. La patronal vasca quiere que este organismo analice las posibles soluciones a este problema, que considera que es uno de los principales a los que se enfrentan las empresas vascas y que lastra su competitividad.

La Mesa de Diálogo Social celebrará su primer plenario de este nuevo curso la próxima semana, y Confebask planteará que el absentismo forme parte de las reuniones de los grupos de trabajo de este organismo, en el que los empresarios se sientan con el Gobierno vasco y los sindicatos CCOO y UGT, ya que ELA y LAB rechazan formar parte de este foro.

Hasta ahora esta ha sido una cuestión que, pese a las denuncias reiteradas por parte de los empresarios, ha quedado fuera de los temas de trabajo de la Mesa y del resto de los órganos que la patronal comparte con el Ejecutivo autónomo y con las centrales sindicales. "El objetivo a partir de ahora es que este problema entre en la agenda vasca", señalan fuentes de Confebask.

No obstante, son conscientes de que será difícil llevar este tema tan complejo al foro de diálogo, especialmente cuando no se puede achacar con rotundidad estas elevadas tasas a  una causa concreta, y se mezclan temas tan complicados como la salud de los trabajadores y sus derechos laborales o la negociación colectiva.

Tasa por encima de la media estatal

Euskadi arrastra desde hace años tasas de absentismo laboral por encima encima de la media nacional, y, de hecho, es la comunidad autónoma con mayor nivel de faltas al trabajo.

Según los datos del informe de Adecco sobre este tema, la tasa de absentismo se sitúa en el 9% en Euskadi, frente al 7,1% del total nacional. 

Estos mismos ratios los recoge el último informe sobre absentismo laboral de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM). Los responsables de este sector, uno de los más importantes de la industria vasca y que agrupa a más de 52.000 trabajadores cuantificaban el coste de estas horas perdidas en 198 millones de euros

Los datos que refleja el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra también que las horas no trabajadas por trabajador superan a las del conjunto del España pese a que son menos las horas pactadas en Euskadi, por ser la jornada laboral más reducida.

En concreto, durante el año pasado sobre un total de 587,3 horas pactadas por trabajador, se perdieron 141,4. Mientras, en el conjunto de España se perdieron 130,3 por trabajador, 11,1 horas menos que en Euskadi, pese a que se trabajaron 13 horas más, 600,3.
"Es rocambolesco y es muy difícil buscar la explicación para esta situación y, sobre todo, supone una fuerte pérdida de competitividad y de atractivo para las inversiones", dice el gerente del Metal de Bizkaia, Adolfo Rey. "Si se trabaja menos horas, se cobra más y además hay más absentismo laboral, no salimos muy bien parados", señala.

La situación de absentismo laboral en Euskadi ha empeorado con la pandemia, las bajas laborales por Covid y los confinamientos, pero se trata de un problema que trasciende a este pico coyuntural, ya que es ya habitual que el País Vasco sea la comunidad con la tasa más elevada, y es una denuncia reiterada desde años por parte de los empresarios, que comparten con dirigentes gubernamentales en prácticamente todos los encuentros que mantienen con ellos, trasladando que es una  de las causas que lastra la competitividad de las empresas. "Es un tema que ya es estructural y muy difícil de gestionar, pero más nos vale poder gestionarlo", insiste el responsable del Metal.

Los representantes de las grandes empresas vascas trasladaron su preocupación por este tema a la ministra de Trabajo Yolanda Díaz, de visita en Bilbao la pasada semana, y es previsible que el tema salga también esta mañana en el encuentro que el presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, mantendrá con la vicelehendakari y consejera de Trabajo del Gobierno vasco Idoia Mendia, dentro de los encuentros que está llevando a cabo con los agentes sociales en el arranque del nuevo curso político, en los que tratará con ellos las fórmulas que se puedan poner en marcha para impulsar el empleo en Euskadi.

Un problema de difícil explicación 

Los empresarios consideran que el problema del absentismo laboral supone una lastra para la competitividad de sus compañías aunque se confiesan incapaces de explicar por qué en Euskadi es mayor que en otras Comunidades Autónomas, además teniendo en cuenta que la mayor parte de este absentismo se concentra en las bajas por enfermedades comunes, no por accidentes laborales, que sí podrían estar más ligados a actividades industriales. Una explicación que desde algunos sectores enmarcan en unas condiciones laborales, en general, mejores en Euskadi que en otras comunidades.

"Las explicaciones puede ser múltiples, pero una de ellas hay que buscarla en el menor nivel de desempleo en Euskadi frente a otras comunidades", señala Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, que señala que està comprobado que el incremento de ausencias por enfermedades comunes es inversamente proporcional al nivel de desempleo. Es decir, cuanto menor nivel de paro hay, y la situación económoca es mejor, hay un mayor incremento de las bajas laborales, mientras que en economías precarias "los trabajadores tienen a entender que deben cuidar más su puesto de trabajo y se intenta faltar menos salvo que la situación sea grave".

Otro de los motivos está en las condiciones de los convenios, dice: "Es más fácil coger una baja si el convenio te completa el pago desde el primer día, por ejemplo, y por estar de baja no pierdes dinero", señala Blasco. Algo que, según recuerda, se dá en convenios de empresas en zonas como el País Vasco, con buena situación económica y mayor presión sindical.

Por contra, Blasco señala que si en el País Vasco es donde se contabilizan más bajas por enfermedades comunes, es sin embargo en la comunidad donde menos duran estas bajas. "Algo que demuestra la desigualdad que existe en nuestros sistemas de salud", afirma.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados