Pásate al MODO AHORRO

Aumenta el temor entre los hogares ante la incertidumbre económica

Los niveles bajan por primera vez en cinco años por la crisis de la covid-19

La confianza se deteriora en los hogares vascos, los niveles bajan por primera vez en cinco años por la crisis de la covid-19/ EFE
La confianza se deteriora en los hogares vascos, los niveles bajan por primera vez en cinco años por la crisis de la covid-19/ EFE

En este cuarto trimestre de 2020 la confianza de los hogares vascos ha registrado el valor de más bajo de los últimos seis años. Se vuelve a situar en los valores de la crisis económica de 2008-2013. Este año marca el punto de inflexión en la recuperación de la confianza de los hogares vascos. Después de cinco años de mejoría, la crisis generada por el covid-19 les ha devuelto a los niveles de pesimismo de la crisis de 2008. Así, el Índice de Confianza del Consumidor vasco muestra, trimestre a trimestre, el deterioro de su confianza (-1, -24, -30 y -33, respectivamente), escéptico ante una recuperación que ya se aplaza a 2021. 

Los hogares vascos (-33) al igual que en España (-28), la UE-27 (-18), Alemania (-11), Francia (-16) o Reino Unido (-22) son pesimistas. Además, en el cuarto trimestre sus expectativas se han deteriorado, de acuerdo con la segunda ola de la pandemia y las medidas de contención implementadas.

¿Cómo se gana esta confianza?

La valoración de la situación del entorno empeora: las expectativas sobre la economía general (-50) y el empleo (-60) están hundidas y no mejoran con respecto del tercer trimestre (-45 y -58 puntos, respectivamente). Mientras que la valoración de la situación del hogar es menos pesimista: las expectativas sobre la economía del hogar y de la capacidad de ahorro son menos negativas (-17 y -5) y apenas empeoran en estos tres últimos trimestres. Pero los datos apuntan hacia la ralentización de esta crisis: la afiliación a la Seguridad Social (959.181 personas) y el paro registrado (132.436 personas) de noviembre son (todavía) peores que en febrero (973.152 y 117.239) pero mejoran sustancialmente con respecto de agosto (938.585 y 146.450, los peores registros del año). Por otra parte, Eustat confirma el repunte interanual registrado por el PIB vasco en el tercer trimestre (+15,5%) de 2020.

¿Cómo afecta la pérdida de confianza en el gasto y la inversión del hogar?

Los hogares anticipan un escenario de cierto repunte inflacionista (-23) y mantienen una valoración del momento de compra negativa (-13); ambos indicadores empeoran con respecto del tercer trimestre. La expectativa de realización de grandes compras mejora pero sigue siendo negativa (-12) y se consolida la atonía en la intención de compra de vivienda o de automóvil. Se confirma la contracción en el consumo y la inversión de los hogares: entre enero y octubre se ha vendido un 14% menos de viviendas y, entre enero y noviembre, la venta de vehículos cayó un 26%, en ambos casos, con respecto de los mismos periodos de 2019. En síntesis, en el cuarto trimestre de 2020 los hogares vascos van adecuando sus expectativas a una realidad condicionada por la gestión de la crisis del covid-19 (segunda, tercera ola) que determinará la rapidez y fortaleza de la recuperación de la actividad económica y del empleo. El año 2020 ha paralizado las decisiones de consumo e inversión de los hogares, que han apostado por el ahorro y que se sitúa en niveles históricamente altos. Se confirma que la solución de la crisis sanitaria será el factor detonante de la recuperación de una crisis claramente exógena a la estructura económica.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído