Pásate al MODO AHORRO

Los constructores alertan: "O se suben los precios o nadie va a edificar nada"

Materiales básicos como el cobre, el aluminio o siderúrgicos han subido de golpe un 60% lo que ha llevado a encarecer en pocos meses la obra total en un 20%

Trabajadores de la construcción, en una imagen de archivo / Josué I Ramos (Unsplash)
Trabajadores de la construcción, en una imagen de archivo / Josué I Ramos (Unsplash)

La crisis de suministros y el alza de los precios sigue agrandando los problemas de la construcción para recuperarse. Tras el agujero de 15 millones de euros en contratos de obra civil desiertos que adelantó 'Crónica Vasca' y del que se hicieron eco otros medios de comunicación, los constructores vizcaínos han advertido de que si no se revisan al alza los precios de las adjudicaciones públicas los concursos van a quedar desiertos y no se va a construir vivienda.

Lo ha hecho Iñaki Urresti, secretario general de ASCOBI, la Asociación de Constructores y Promotores de Bizkaia, ha presentado el informe anual sobre este sector en Bizkaia alertando del alto coste de las materias primas. Materiales básicos usados en las obras como el cobre, el aluminio o siderúrgicos han subido de golpe un 50-60%, lo que ha llevado a encarecer en pocos meses la obra total en un 20 por ciento aproximadamente. Urresti ha recordado que en la obra pública el margen establecido para el constructor es del 6%, lo que en estos momentos lleva a que se esté trabajando a pérdidas. Ante esta situación, Ascobi ha urgido a las administraciones públicas a que revisen los precios de las obras ya adjudicadas.

Urresti ha recordado que este martes el consejo de ministros ha aprobado las bases legales para que las administraciones puedan revisar estos precios, por lo que ahora está en manos de cada una decidir si lo aplica en sus obras. Si no hay subida, ha advertido Urresti, "se puede generalizar la falta de concurrencia en las licitaciones futuras, y afectar significativamente en la ejecución de muchos proyectos del plan de reactivación europea". Una situación similar se puede dar en la construcción de vivienda, especialmente por las obligaciones legales que tienen los promotores para dedicar una parte del suelo a vivienda de protección oficial, cuando los precios máximos de estas VPO "llevan once años de congelación", ha descrito Urresti. En este entorno de incremento de costes, "mantener congelado el precio de la vivienda protegida desde hace once años nos aboca a que no se construya para la venta, ni protegida ni libre". Urge actualizar el módulo (al que se paga la VPO) y establecer un mecanismo de revisión periódico", ha pedido la patronal.

El secretario general de la patronal de la construcción en Bizkaia ha solicitado que se revisen los porcentajes de reserva de suelo y se "adecúen a la realidad" porque n la última década ha habido una baja producción de vivienda nueva en Euskadi, que no consigue atender la demanda, y este año, si sigue el aumento de costes, el problema se va a agudizar. Según los datos de la patronal, tanto en la obra pública como en la construcción de vivienda la actividad se recuperó en el 2021 con respecto al 2020, pero este crecimiento puede estar en peligro en los próximos meses por el citado aumento de costes.

Así, la cuantía de la obra pública licitada en el 2021 aumentó un 48 por ciento en Euskadi el año pasado, hasta los 1.490 millones, un volumen que es similar al de antes de la pandemia. La vivienda también ha crecido el año pasado: se iniciaron en Euskadi 4.886 viviendas, un 9 % más, pero todavía no ha recuperado las cifras de antes de la pandemia, ya que ese número es un 23 % inferior al del 2019.

Archivado en:

Destacados