Pásate al MODO AHORRO

El coste de la materia prima es ya una de las mayores preocupaciones de las empresas del Metal

El precio del acero y del aluminio se ha incrementado un 40%, el hierro un 25% y la chatarra tiene el mayor coste desde hace 13 años

Planta siderúrgica vasca. /CV
Planta siderúrgica vasca. /CV

El elevado coste de la materia prima para la industria del metal y la siderurgia vasca podría complicar la recuperación de un sector que ha sufrido mucho durante la pandemia y que es esencial para impulsar de nuevo el sector industrial vasco. De hecho, es una de las mayores preocupaciones de los empresarios en este momento, como se constata en el resultado de la encuesta que la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM)  ha realizado entre sus empresas asociadas y que colocan como segundo factor de mayor preocupación el coste y los problemas de abastecimiento de las materias primas, solo por detrás de la desazón que causa en los empresarios del Metal vizcaíno la "debilidad de la economía española". 

En concreto, el 44% de las empresas que han contestado a la encuesta de la patronal del Metal, sitúa el coste de las materias primas entre sus mayores preocupaciones, casi al mismo nivel que las dudas sobre la rentabilidad que tendrán sus ventas.  "Esto es algo que no pasaba desde 2017", según señala Adolfo Rey, gerente de la FVEM.

De hecho, hasta hace apenas unos meses, e incluso en el arranque de la pandemia, las materias primas no suponían una preocupación prioritaria y ocupaban el octavo lugar en el ranking de preocupación empresarial, implicando alrededor del 22% de los encuestados. Sin embargo, ahora se está convirtiendo en un factor con "cada vez mayor relevancia" para el sector.

No es de extrañar que en la actualidad el precio de lo que las empresas necesitan para llevar a cabo sus procesos productivos quite el sueño a muchos empresarios  en un momento en el que es difícil mantener el equilibrio para aferrarse a un tímido repunte en el sector, impulsado sobre todo por la automoción, el sector naval o la construcción. 

Si junto al coste de la energía, el precio de la materia prima es normalmente uno de los mayores condicionantes para la industria del Metal y la siderurgia, en estos momentos está empezando a ser crucial, ya que las disputas entre China y Estados Unidos, y sobre todo el auge de la economía china que está acaparando la producción de chatarra de mercado, están encareciendo aún más los precios. Según señalan fuentes del sector, el precio del acero o del aluminio se ha incrementado un 40% en el último año, condicionando en buena parte la actividad de la automoción, y por ejemplo,  el precio de la chatarra, la materia prima que utilizan las siderurgias vascas para su producción. tiene en estos momentos el precio más caro de los últimos 13 años. Una  situación que se espera que continúe a lo largo de todo el primer semestre de este año. También el coste del mineral de hierro ha aumentado un 25%.

Amaia Ferro, responsable de Internacionalización de la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, constata también que el precio de las materias primas "junto con el coste del transporte internacional"  es una de las mayores preocupaciones de los empresas. "Se necesita que tire la demanda", dice Ferro, pero el condicionante de los precios es determinante. Una cuestión que no prevé que se estabilice a corto plazo, "hasta que se estabilice la oferta".

Este elemento puede dar al traste con el ligero repunte que está experimentando en estos momentos el sector siderúrgico vasco,  con empresas que "trabajan a buen ritmo", especialmente en aquellas compañías que fabrican acero para automoción -que acumulan el 19% de la producción- y naval, los dos sectores que están impulsando en mayor medida el crecimiento y que tienen carga de trabajo. Sin embargo, el  precio de la chatarra que necesitan para fabricar el acero puede complicar y mucho el repunte. "Añade mayor presión poara los márgenes de las empresas en un sector que ya viene con la mochila cargada", señala Asier San Millán, gerente de Siderex. el cluster vasco de sidergia, que recuerda que estas empresas acusan mucho los precios de la energía, "en los que estamos en clara desventajas respecto a nuestros competidores europeos".

El sector siderúrgico vasco produjo el año pasado 3,05 millones de toneladas, lo que supone aproximadamente el 27% de total que se produjo en el conjunto de España. El sector registró pérdidas del entorno de 18% respecto año anterior por el efecto de la pandemia y la paralización de mercado.

Lo más leído
Destacados