Pásate al MODO AHORRO

El coste salarial sube por primera vez en Euskadi desde el inicio de la pandemia

El País Vasco es la comunidad con el coste laboral más alto y donde la jornada de trabajo es más corta

Cadena de montaje en la fábrica de Mercedes / CV
Cadena de montaje en la fábrica de Mercedes / CV

El País Vasco registró por primera vez desde el inicio de la pandemia un incremento en el coste laboral del trabajador para la empresa. Un síntoma que evidencia la recuperación del empleo en el último trimestre de año, no tanto por el descenso del paro que no se ha dado, sino por la salida progresiva de las personas que estaban afectadas por un ERTE. En cualquier caso, el coste laboral por trabajador para las empresas subió un 0,5% situándose en lps 3.273 euros. La industria ha sido el sector en el que más se ha notado esta recuperación con 3,31% de incremento y el sector servicios sigue acusado por los efectos en hostelería, turismo y comercio, y es el único en el que el coste por empleado sigue sin recuperarse. Euskadi es la comunidad con el mayor coste laboral para las empresas y donde la jornada de trabajo es más corta. 

 

Los ERTE han evitado que 53.600 vascos hayan quedado en paro 

A lo largo de la pandemia los vascos que se han llegado a ver afectados por un ERTE han ascendido a 200.000. Un montante que ha reducido el coste salarial de las empresas y en muchos casos también las cotizaciones a la Seguridad Social. La mayor caída se generó en el segundo trimestre, con más de un 9% en la industria, y la recuperación no ha llegado hasta el final del año. Aún así se siguen notando los efectos en el mercado laboral que ha perdido 21.460 afiliados y ha registrado un 30,2 % contratos menos, lo que dejó el paro en 129.240 personas, con un incremento del 13,2%. Y es que, según el análisis de los datos económicos los ERTE evitaron, al menos, que 53.600 personas se hayan quedado en el paro.

Euskadi, la comunidad con el coste laboral más alto y menos horas de trabajo 

Euskadi sigue a la cabeza de las comunidades autónomas con más coste laboral para las empresas y con menos horas de trabajo al mes. En el País Vasco la jornada laboral acordada suma al mes un total de 146,6 horas seguida de Extremadura con 146,7 horas y por Andalucía con 147,9. Mientras que el coste salarial para el contratador por empleado es de 3.273 euros, por los 2.259 de Extremadura y los 2.445 de Andalucía. Unas diferencias que acusan el importante peso en el empleo que tiene en Euskadi el sector industrial cualificado y, también, el más elevado coste de vida, servicios y vivienda. Por sectores, el coste salarial que más se ha incrementado ha sido el de la industria con un 3,31%, evidenciando una recuperación más intensa, mientras la construcción ha llegado al 1% y el sector servicios sigue lastrado con pérdidas del 0,5%. 

 

 

Según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística, el coste salarial por hora efectiva en Euskadi fue de 20,61 euros, el más alto de España donde la media fue de 16,97 euros.

Los otros costes laborales, entre los que se incluyen las cotizaciones a la Seguridad Social, crecieron por otro lado en Euskadi en términos interanuales un 1,8 %, hasta llegar a los 829,14 euros por trabajador y mes, el más alto también del Estado y superior a la media nacional de 690,94 euros.

Las horas pactadas al mes por cada trabajador vasco en el último trimestre de 2020, tanto a tiempo completo como parcial, fueron 146,6 (150,1 en España), aunque fueron efectivas 118,6, ya que no se llegaron a trabajar 28,5.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados