Pásate al MODO AHORRO

Las cuentas de la Diputación de Bizkaia crecen para acelerar la transición a la digitalización

Para el próximo año contará con un 10% más presupuesto, sumando un total de 70,79 millones de euros

Diputación de Bizkaia/ EFE
Diputación de Bizkaia/ EFE

La diputada foral de Administración Pública y Relaciones Institucionales de la Diputación de Bizkaia, Ibone Bengoetxea, ha afirmado que con el presupuesto del año próximo, el territorio se ha fijado "apuntalar su modelo de gobierno digital inclusivo como reto principal para 2021". Su departamento contará con 70,79 millones de euros, un 10,11% más que en 2020, y el 53% irá dirigido a acelerar esa transición digital. Además, sube un 42% la partida destinada al Plan Informático foral y un 26% la dirigida a consolidar la digitalización de la administración.

Ibone Bengoetxea ha desgranado este viernes en las Juntas Generales las partidas presupuestarias que componen los 70,7 millones de los que dispondrá y que, principalmente, se destinarán a ofrecer "mejores y más modernos servicios a la ciudadanía y ayuntamientos, a garantizar una Diputación Foral de Bizkaia digitalmente transformada, y a prepararla ante los retos del futuro que requieren de nuevas formas de hacer más ágiles, innovadoras, ágiles y eficientes".

Entre las partidas habilitadas destacan los crecimientos, fundamentalmente, de aquellas destinadas al Plan Informático foral (7,8 millones, un 42% más) y la del programa para consolidar la digitalización de la administración y mejorar la atención ciudadana, que contará con 27 millones, 18 más que este año y que logra un incremento del 26,43% respecto al ejercicio anterior. 

Esta última partida va dirigida a impulsar, dirigir y supervisar los planes y proyectos para la implantación de una red integrada multicanal que posibilite a la ciudadanía" la libre elección" del canal de acceso a los servicios y contenidos ofrecidos por la Diputación Foral, desarrollando con tal fin la metodología y las herramientas tecnológicas necesarias, y promoviendo la simplificación de los procedimientos administrativos y la implantación de la normativa técnica de interoperabilidad, según ha informado Europa Press.

Bengoetxea también ha destacado que "más que nunca es necesaria una Diputación proactiva y centrada en la ciudadanía, conectada al mundo, que incorpore procesos de innovación y que permita, teniendo como base las nuevas tecnologías, simplificar procesos y potenciar el uso del dato de manera segura en beneficio de las personas y los municipios".

Brecha digital

También ha aludido a la brecha digital, que su departamento aspira a paliar "a través de una administración más cercana en la atención, eficiente, ágil, innovadora, transparente, participativa e inclusiva", con el objetivo de "acompañar a todas las personas en los trámites que necesite, ofreciendo experiencias personalizadas para facilitar cualquier tipo de trámite, digitales o no, y así puedan acceder a ellos de igual manera personas que por razones de conectividad, recursos o competencias, no puedan hacerlo".

En ese sentido, ha destacado que el presupuesto contempla "consolidar la digitalización de la atención ciudadana, sin descuidar la presencial, e impulsar la interoperabilidad".

Soporte a los municipios

Para apuntalar ese modelo de Gobierno Digital inclusivo "propio de las sociedades avanzadas", el departamento destinará a ello el 53% de su presupuesto, un porcentaje que se concentra en los programas de Atención Ciudadana y Servicios Digitales, Estrategia Digital y Seguimiento de Planes, Plan Informático Foral y Buen Gobierno y Transparencia, con el apoyo de las sociedades públicas Lantik, Zugaztel y Biscaytik que aportan valor a dicha transición desde la parte más tecnológica.

Una de las líneas prioritarias del departamento está dirigida a "apoyar y dar soporte a los municipios del territorio para avanzar en la cohesión territorial", destacando el compromiso con todas las comarcas de Bizkaia, especialmente con aquellas que puedan necesitar un impulso adicional para alcanzar niveles de desarrollo y bienestar del conjunto del territorio. 

Para ello, se dotará con 6.500.000 euros a la Fundación BiscayTIK, encargada de impulsar la modernización de los entes locales de Bizkaia a través de diversas actuaciones como mantenimiento de los servicios y sistemas tecnológicos actuales; procedimiento administrativo y contratación; nuevas soluciones tecnológicas digitales para licitación electrónica, servicios sociales y transparencia o formación continua de los ayuntamientos, entre otras.

Además, se mantendrán las partidas presupuestarias destinadas a subvenciones para inversiones en infraestructuras en los municipios pequeños del territorio, que contará con 2 millones de euros, igual que en 2020. 

Si bien la mayor parte del presupuesto está destinado a la puesta en funcionamiento de la administración foral, por ser un Departamento que da soporte al resto de áreas de la Diputación Foral de Bizkaia, también recoge la partida de Parque de Bomberos que el próximo ejercicio tendrá un presupuesto de 4.512.842 euros. En este capítulo está también recogida la puesta en marcha del nuevo parque de bomberos de Zalla y obras en los parques de bomberos de Urioste y Basauri (800.000 euros).

Destacados
Lo más leído