Pásate al MODO AHORRO

El Cupo de Euskadi se incrementa en 110 millones y es el más alto de los últimos 15 años

El aumento del gasto en los Presupuestos Generales del Estado y la previsión de recaudación del Gobierno de España en sus Cuentas obligarán a las haciendas forales a pagar 1.407 millones de su recaudación fiscal

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Irekia
El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Irekia

Euskadi deberá pagar el año que viene 1.407 millones de euros por el Cupo al Estado. Es una cantidad que incrementa en 110 millones de euros la prevista para este 2021 y supone la más alta en los últimos 15 años. El Cupo es el pago que las haciendas vascas deben realizar a la Administración General del Estado por el dinero que esta gasta en Euskadi y por una cuota de solidaridad o participación en la financiación del Estado. Es una cantidad fruto de un complejo cálculo que pivota sobre el 6,24% de los Presupuestos Generales del Estado. En la medida en que estos han subido su techo de gasto a un máximo histórico supone una afección directa para las diputaciones forales, luego la cantidad sobre la que se aplica el porcentaje es mucho mayor. Así, las instituciones vascas deberán pagar el año que viene 1.407 millones de euros a la Administración central antes de hacer sus presupuestos, lo que supone un 8% más que el año pasado y la cifra más alta desde 2007. 

Es una de las derivadas del sistema de Concierto Económico, el 'riesgo unilateral' en la recaudación. El País Vasco debe respaldar los gastos del Estado en Euskadi y participar en su financiación en la medida en que se comporte la recaudación del conjunto de España y, por lo tanto, la cuantía de los PGE (Presupuestos Generales del Estado). Una vez descontada esa cantidad, las administraciones vascas deberán articular sus diferentes presupuestos contando solo con su propia recaudación. Una cantidad que avanzarán en previsión en la reunión del Consejo Vasco de Finanzas prevista para este viernes a mediodía. 

En la reunión del viernes, las diputaciones y el Gobierno vasco adelantarán el cierre de la recaudación de este año y realizarán un adelanto de lo que prevén obtener de los impuestos en 2021, una cifra con la que fijaran el techo de gasto para sus presupuestos, una vez realizadas las aportaciones al Gobierno vasco. De momento, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado entregado este miércoles en el Congreso de los Diputados recoge el Cupo en una partida de 1.407 millones de euros. Es fruto de unas previsiones del Gobierno de España para el año que viene en las que la recaudación subiría un 8,1% y establece un techo de gasto histórico de más de 241.000 millones de euros. 

Esta situación hace que a pesar de la asunción de nuevas competencias por parte del Gobierno vasco, como la gestión de política penitenciaria valorada en 70 millones que deben minorarse del Cupo, no sirva para paliar una subida de la cuota con la que Euskadi participa de la financiación de la Administración General del Estado. Hay que ir hasta 2007, en plena expansión económica antes de la crisis financiera y cuando todavía había muchas competencias sin transferir, para encontrar una cifra superior. Entonces, el Cupo ascendió a 1.500 millones de euros, desde entonces siempre ha estado por debajo de los 1.400 millones. 

Lo más leído
Destacados