Pásate al MODO AHORRO

Las energéticas, pendientes de los 3.000 MW de energía renovable que licita el Gobierno

El Gobierno de España retoma el martes la primera subasta para la generación de energías renovables desde 2017. El objetivo es contratar 20 GW antes de 2025

EFE

Molinos de viento en Euskadi. EP
Molinos de viento en Euskadi. EP

Las subastas de renovables retornan este martes después de que no se haya celebrado ninguna desde las dos últimas que tuvieron lugar en 2017, y en esta primera puja el cupo que sale a adjudicación asciende a 3.000 megavatios (MW). Es la primera entrega hasta alcanzar los casi 20 GW que el Gobierno prevé subastar hasta 2025. El reimpulso de las renovables y la financiación prometida con Fondos Europeos ha activado una expectativa muy importante en el sector energético. Se trata de una oportunidad muy importante para una parte de la industria vasca muy destacada en este ámbito. Además, un gigante energético, como Repsol, se estrena en estas subastas con la puesta en marcha de su nueva estrategia de generación. 

3.000 primeros MW repartidos por igual entre las diferentes renovables

A diferencia de esas dos últimas subastas celebradas en las que todas las tecnologías: eólica, fotovoltaica y otras,  competían juntas; esta vez se reservan cupos por tecnología, de forma que 1.000 MW serán para la fotovoltaica, otros 1.000 para eólica terrestre y quedarán 1.000 MW liberados de restricción tecnológica, con lo que podrán optar a ellos cualquier tecnología. En la subasta pueden participar tanto instalaciones nuevas como otras ya existentes para su ampliación que estén situadas en el sistema eléctrico peninsular y cuyo sistema de almacenamiento, en caso de disponer de éste, sea empleado exclusivamente para almacenar la energía producida en la instalación.

Maximizar el ahorro en la factura energética

La subasta de este martes inaugura un nuevo sistema para conseguir maximizar el ahorro en la factura eléctrica y establece que el precio percibido por las instalaciones se obtendrá a partir del precio resultado de la subasta corregido con cierta exposición al mercado. Ese porcentaje de ajuste de mercado se fija en un 25 % para las tecnologías con capacidad de gestión de su nivel de producción y en un 5 % para las que no dispongan de dicha capacidad. El plazo máximo de entrega de la energía comprometida es de 12 años para las tecnologías fotovoltaica, solar termoeléctrica, eólica terrestre y marina, e hidroeléctrica y de 15 años para las tecnologías de biomasa, biogás y biolíquidos.

Incentivar el impacto sobre el empleo local

Los participantes en la subasta deben presentar un plan estratégico con estimaciones de impacto sobre el empleo local y las oportunidades para la cadena de valor industrial local, regional y nacional, así como en el ámbito de la economía circular, las medidas contempladas en relación con el tratamiento de los equipos al final de su vida útil y el análisis de la huella de carbono durante el ciclo de vida útil de las instalaciones.

Subastas para generar hasta 20 GW hasta 2025

El Gobierno prevé subastar, al menos, 19,44 gigavatios (GW) de potencia renovable hasta 2025 -8.500 MW de potencia eólica, 10.000 MW de fotovoltaica, 500 MW de termosolar, 380 MW de biomasa y 60 MW de otras tecnologías, como biogás, hidráulica o mareomotriz-. 

 


 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados