Pásate al MODO AHORRO

Euskadi se lanza a por las casas rurales en Semana Santa

Las reservas en los agroturismos suben del 27 al 62% en cuatro días

La casa rural Lurdeia de Bermeo (Bizkaia). /EP
La casa rural Lurdeia de Bermeo (Bizkaia). /EP

El levantamiento de los confinamientos territoriales a partir de este martes ha levantado una ola de reservas en los agroturismos vascos. Según la asociación de estos establecimientos, Nekatur, la demanda ha pasado del 27 al 62% en solo cuatro días, desde que el LABI decretara la libre movilidad en Euskadi. La previsión es que esta movilidad se mantenga para Semana Santa y que las comunidades autónomas continúén cerradas, con lo que los ciudadanos vascos están explorando vías para hacer turismo interior. 

Nekatur y varios propietarios de casas rurales ya contaron a Crónica Vasca que el índice de reservas antes del último LABI rondaba el 20% a finales de febrero. Sí que había algunas casas rurales, como Aitxitxen Etxea, que ya tenían sus servicios completos por visitantes de la misma provincia. Otras, como Agroturismo Maddiola, habían llenado sus reservas con turismas habituales de Madrid y Cataluña, que tendrán que cancelar la cita. En su lugar recibirán ahora clientes de la misma provincia o de los territorios vascos.

Concretamente la media de ocupación para las cuatro noches de Semana Santa es del 61,92%, mientras que para cinco pernoctaciones baja un 55,26%, según las cifras de Efe. Son porcentajes positivos en relación a hace un par de semanas, aunque se quedan lejos del 71,25% de ocupación que se alcanzó en 2019. Por territorios el porcentaje más elevado es el de Álava, con el 83,3% de ocupación, seguido de Bizkaia (60,8%) y Gipuzkoa (54,1%). En 2020 se registraron un total de 68.184 entradas de viajeros en los establecimientos rurales, lo que supone un descenso del 59,2% respecto a 2019.  

La semana de Pascua registra cifras mucho menores, como también es habitual. En 2019 hubo una ocupación del 30% y para este año se espera un 15%. Estos son los datos de Nekatur, que engloba al 75% de agroturismos vascos con 2.820 plazas (473 en Álava, 818 en Bizkaia y 1.529 en Gipuzkoa).

Restricciones que se mantienen

Algunas de las restricciones todavía juegan en contra de los agroturismos. Principalmente la máxima de mantener a cuatro personas en los alojamientos, a excepción de las personas convivientes. Es una medida que según el Ministerio de Sanidad y el propio Gobierno vasco se mantendrá también en esas fechas. Esto penaliza especialmente a las grandes viviendas preparadas para alojar a 15 personas o más. "A muchos propietarios no les interesa abrir porque ocuparla solo con cuatro clientes no es rentable", asegura Idoia Ezkurdia, gerente de Nekatur.

También afecta la norma del 50% de aforo para los lugares comunes. "Si se trata de un alquiler por habitaciones, los desayunos deben darse espaciados con horas diferentes a fin de que los huéspedes no coincidan en el comedor" recuerda.

Aun así, el escenario para hoteles, casas rurales y demás agentes turísticos del sector ha mejorado en comparación a las últimos meses. "La reapertura y los niveles de reservas revelan que ya hay ganas de moverse", asegura Ezkurdia. "Ahora el cliente vasco, que es muy importante, luego los de procedencias habituales como Madrid, Cataluña y Valencia y esperamos poder contar con los viajeros extranjeros, que en 2019 representaron el 20 % del total", concluye.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído