Pásate al MODO AHORRO

Euskadi comenzará a recaudar las tasas 'Tobin' y 'Google' en las primeras semanas de 2022

Azpiazu señala que los tributos, que afectan directamente a ocho cotizadas vascas, no recaudarán los 222 millones que preveía el Gobierno central

Consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu./ EP
Consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu./ EP

El Congreso de los Diputados ha aprobado la nueva Ley de Concierto Económico que recoge tres nuevos impuestos que serán recaudados por las haciendas forales, se trata de la tasa que gravará la compra de acciones de empresas cotizadas, los servicios digitales y el IVA del comercio electrónico, las más conocidas como tasas 'Tobin' y 'Google'. Unos tributos que, según ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, se comenzarán a recaudar en Euskadi en las primeras semanas del nuevo año. 

Las medidas se calcularon en unos 220 millones de euros que incrementarían la recaudación de las haciendas vascas, pero sobre todo, en lo que tiene que ver con las transferencias el impacto en este año ha sido bastante menor por lo que, según ha señalado Azpiazu, la cantidad de ingresos no parece que vaya a ser tan alta. En cualquier caso, el responsable de la cartera de Economía y Hacienda del Gobierno vasco ha insistido en que la importancia de estos impuestos, "más que en lo cuantitativo, reside en que validan el sistema fiscal vasco a las nuevas tendencias que están en Europa y que contemplan una digitalización de la economía". 

Son ocho las compañías vascas que se ven afectadas desde este año por la tasa 'Tobin' teniendo que asumir un coste de 0,20% por cada compra de sus acciones. Es la tasa con la que se gravan las adquisiciones de participaciones de las empresas que tengan una capitalización en la Bolsa de más de 1.000 millones. En Euskadi son Iberdrola, BBVA, Siemens Gamesa, Vidrala, CIE Automotive, Gestamp, Euskaltel y Faes Farma. Son exactamente el 50% de las empresas vascas del IBEX 35.

La nueva Ley de Concierto Económico, una vez aprobada en el Congreso acabará su tramitación en el Senado y habilitará ya a las Diputaciones para recoger la tramitación de estos impuestos. Esta norma recoge los cambios acordados en la Comisión Mixta de Concierto celebrada el pasado mes de julio y en la que también se fijó el déficit de las Administraciones vascas en un 0,9% para el Gobierno vasco y un 0,2% para las Diputaciones forales en 2022. Un porcentaje que, traducido a euros, supone 707 millones de euros para el Gobierno vasco y de 157 millones para las tres diputaciones, 864 millones de euros en total.  En cuanto la deuda pública se fija en un 15,6%, lo que se traduce en 12.255 millones de euros.

Unas magnitudes que han permitido aprobar este jueves en el Parlamento vasco el Presupuesto más expansivo de Euskadi con 13.600 millones de eruos y una inversión de 1.600 millones. 

Destacados