Pásate al MODO AHORRO

Euskadi exige "flexibilidad" y "participación" en la elaboración del decreto energético

El Gobierno vasco cumplirá el plan de ahorro energético, pero exige a la ministra Ribera revisar y hacer aportaciones al plan de ahorro que se va a remitir a Bruselas

La  consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia / Irekia
La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia / Irekia

Después de una reunión tensa por la postura de las comunidades autónomas gobernadas por el PP, que van a respaldar la ofensiva de Ayuso contra el plan de ahorro energético después de que el partido haya pedido su retirada, la polémica con el decreto de medidas de ahorro continua una semana después. La falta de apoyos al Gobierno central es uno de los problemas que trata de resolver la ministra Ribera para evitar otra votación al límite como la de la reforma laboral con la posibilidad de perder la convalidación del decreto. Pero no es el único problema; también está la ejecución del plan, que compete a las comunidades autónomas. Con un bloqueo del PP ya anunciado mientras la ministra se reunía, Euskadi mueve ficha tras el encuentro y vuelve a poner encima de la mesa del Gobierno central sus exigencias.

Pese a que el Ejecutivo, según afirmó el lehendakari la semana pasada, acatará las medidas que decrete el Gobierno central, Lakua ha salido de la reunión con sus reclamaciones de nuevo en la mesa ministerial. La consejera Tapia -que participaba en este encuentro junto al titular de Comercio y Consumo, Javier Hurtado- ha asegurado este lunes a la salida de su encuentro que sí, que Euskadi tiene la "voluntad máxima" de cumplir con el plan de ahorro energético, pero hace falta "flexibilidad".

La consejera de Desarrollo Económico ha vuelto a incidir en la discrepancia en cuanto a las formas del Gobierno central -"se podría haber trabajado un poquito más de otra manera", ha afeado Tapia- y precisamente eso es lo que ahora subraya más Lakua: la participación de las comunidades autonómas en el plan de contingencia que va a enviar el Ejecutivo nacional a Bruselas. Tapia ha pedido que se trabaje "de forma consensuada y acordada" y que Euskadi pueda hacer "aportaciones para mejorar" lo que se tenga que "poner en marcha" porque "este invierno nos jugamos mucho" y lo "importante" es lograr el máximo ahorro energético.

Tapia ha insistido, pese a las críticas, en que Lakua ha estado "siempre" a favor de la eficiencia energética y que no es "nada sospechoso" de lo contrario porque lleva más de 40 años trabajando esta cuestión. Pese a que algunas comunidades han pedido que se aplace la entrada en vigor de las medidas, la ministra Ribera ha descartado esta opción porque el decreto ya está en vigor y hay medidas que se deberán implantar este mismo miércoles.

Dos clientas miran el escaparate de un comercio de Bilbao. / EP
Dos clientas miran el escaparate de un comercio de Bilbao. / EP

Una petición que también puso el viernes Euskomer encima de la mesa

La petición del Ejecutivo autonómico también lleva recogida desde hace unos días por Euskomer. La Confederación Vasca de Comercio ya pidió el pasado jueves precisamente que se habilite "un periodo de adaptación y flexibilidad en determinadas circunstancias" para poder cumplir con las exigencias del real decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado lunes. Aunque Euskomer dice compartir las medidades y estar "concienciado" de ellas, cree que es necesario habilitar un cierto margen a la hora de implementar las medidas para que cada sector pueda adecuarse a su "casuística particular".

En cuanto a la polémica entre administraciones, el comercio vasco no se ha pronunciado explícitamente, pero sí ha dejado caer que le gustaría que hubiese "consenso y claridad en los mensajes" para poder trasladarlos fácilmente a las empresas.

Destacados