Pásate al MODO AHORRO

Euskadi ingresará más de 220 millones con los nuevos impuestos y pacta 864 millones de déficit

La Comisión Mixta del Concierto acuerda una deuda de 707 millones para el Gobierno vasco y 157 para las diputaciones, unas cifras que Azpiazu considera que "permiten diseñar unos presupuestos expansivos con fuerte inversión pública"

La ministra María Jesús Montero y el consejero Pedro Azpiazu./ IREKIA
La ministra María Jesús Montero y el consejero Pedro Azpiazu./ IREKIA

La Comisión Mixta del Concierto ha fijado el déficit de las Administraciones vascas en un 0,9% para el Gobierno vasco y un 0,2% para las Diputaciones forales, después de que el año pasado se reconociera por primera vez su capacidad de endeudarse. Este porcentaje, traducido a euros, supone un objetivo de déficit de 707 millones de euros para el Gobierno vasco y de 157 millones para las tres diputaciones, 864 millones de euros en total.  En cuanto la deuda pública se fija en un 15,6%, lo que se traduce en 12.255 millones de euros. Unas cifras que, según ha señalado el consejero Pedro Azpiazu tras la reunión, permitirán a Euskadi diseñar unos presupuestos "expansivos con fuerte inversión pública", de cara "a salir cuanto antes de esta crisis económica y lograr la transformación socioeconómica que Euskadi necesita". Aunque, como ya avanzaba ayer el propio consejero, el nivel de endeudamiento es ya inferior al de los años 2020 y 2021, con un mayor impacto de la crisis de la Covid-19.

En el encuentro, el consejero y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han ratificado el traspaso a Euskadi de tres nuevos impuestos, impuestos sobre transacciones financieras, servicios digitales y el IVA del comercio electrónico, que el Gobierno vasco supone que permitirán una recaudación anual en Euskadi cercana a los 220 millones, sólo con los dos primeros.

Pero más allá de la importancia monetaria de los acuerdos, Azpiazu ha hecho mucho hincapié en su comparecencia posterior a la reunión de la Comisión Mixta, en la recuperación "bilateralidad" entre ambas administraciones. Es decir, el fuero frente al huevo: "La bilateralidad ha de ser la norma general de funcionamiento entre las instituciones vascas y la administración general del Estado. Porque esa normalidad en las relaciones financieras conlleva, sin duda, una buena dosis de certidumbre para nuestra sociedad.  Hoy Euskadi ha dado un paso más en su autogobierno, nuestras Diputaciones consiguen avanzar y crecer en autonomía fiscal y todas las instituciones vascas contaremos con unos presupuestos en 2022 que redundarán en el crecimiento económico y recuperación del empleo en Euskadi", ha señalado.

Aunque el consejero ha querido desligar la reunión de la Comisión Mixta con la Conferencia de Presidentes que se celebra mañana y la presencia de Urkullu en la misma, y ha insistido en que se lleva meses trabajando en estos acuerdos, lo cierto es que la reunión de esta mañana ha rebajado la tensión entre Urkullu y el Gobierno de Sánchez, con varios roces en las últimas semanas.

Impuestos concertados

Los nuevos impuestos concertados, que pasarán a recaudarse ahora por las Haciendas forales en virtud de la capacidad fiscal que las concede el Concierto son el Impuestos sobre Transacciones Financieras o 'Tasa Tobin' , la tasa sobre Servicios Digitales, conocida como Tasa Google,  y el IVA del comercio electrónico. Con los dos primeros se estima una recaudación de unos 220 millones de euros al año. Para el IVA del comercio electrónico Azpiazu ha señalado que no es posible avanzar una valoración del impacto que tendrá en la recaudación.

En concreto, la 'tasa Tobin' grava las adquisiciones de acciones de compañías cotizadas cuyo valor bursátil exceda los 1.000 millones de euros.  El punto de conexión para la recaudación será el domicilio social de las empresas cuyas acciones se adquieren.

En lo que se refiere a la tasa Google, que grava con un 3% los servicios digitales de publicidad en línea, de intermediación en línea y de transmisión de datos, el punto de conexión será el lugar donde se sitúe el usuario que participa en dichos servicios.

Por su parte, el IVA sobre el comercio electrónico, un impuestos nuevo a nivel europeo, por lo que es dificil valorar el impacto en la recaudación, supondráq ue la empresa ingresa en su hacienda el importe correspondiente al tipo del IVA del país o territorio histórico en el caso vasco, en el que se encuentre el consumidor. Posteriormente, han de producirse los intercambios de información y de flujos financieros entre las haciendas de los Estados miembros de forma que el IVA quede ingresado en el país en el que se ha producido el consumo.

Renovación de la Junta Arbitral

La Comisión de la Comisión Mixta ha dado también carpetazo a otras cuestiones que estaban pendientes, entre ellas la renovación de la Junta Arbitral,  el órgano de deliberación y resolución de los conflictos que se puedan suscitar entre la Administración Tributaria del Estado y las Diputaciones Forales, o entre éstas y la Administración de cualquier Comunidad Autónoma en relación con la aplicación de los puntos de conexión de los tributos concertados. Segun el acuerdo suscrito hoy la presidenta será Violeta Ruiz Almendral, y los dos vocales serán Javier Muguruza Arrese y Sofía Arana Landín. Los tres son reconocidos expertos en Derecho Tributario.

Por último en la reunión se han acordado las valoraciones definitivas (2020) y provisionales (2021) de los cupos líquidos, compensaciones financieras y valoración de políticas activas de empleo. 

 

 

 

 

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados