Pásate al MODO AHORRO

El Eustat confirma el desplome del 13,3% de la producción industrial vasca en 2020

La pandemia hizo estragos en 2020 en el tejido industral de Euskadi, sobre todo en bienes intermedios como la metalurgia, los productos metálicos, de caucho, plástico y la industria química

Planta industrial en Euskadi. EP
Planta industrial en Euskadi. EP

La producción de la industria vasca cayó un 13,3% en 2020 respecto al año anterior debido a las consecuencias de la crisis sanitaria, sobre todo durante la primera ola de la pandemia de coronavirus. El Instituto Vasco de Estadística (Eustat) ha dado a conocer este jueves la evolución de la actividad industrial en Euskadi a lo largo del pasado año, que pone en evidencia el desplome sufrido en 2020, frente a lo ocurrido en años anteriores.

Si 2019 se cerró con un incremento de la producción del 1,3%, 2020 finalizó con un retroceso del 13,3% debido a las caídas registradas desde que se desató la pandemia en marzo, cuando la actividad se contrajo un 14,3 %, a la que siguió el mayor descenso, registrado en abril, del 39 %. A partir de mayo (-27,8%), empezaron a suavizarse los descensos, con bajadas del 17,8% en junio, del 12,4% en julio, del 14,5 en agosto, del 9,8 en septiembre, del 7,9 en octubre y del 7,4 en noviembre, para concluir el año en diciembre con una bajada interanual del 7,2%.

La producción industrial vasca se contrajo en 2020 en todos los grandes sectores. El mayor descenso, del 15,8%, se dio en los bienes intermedios, entre los que se encuentran las actividades de metalurgia, fabricación de productos metálicos, industria química y productos de caucho y plástico. Los bienes de equipo, que incluyen la fabricación de vehículos de motor, la construcción de material ferroviario y la construcción aeronáutica y naval cayeron un 12,6%, y la energía un 11,9%.

Optimismo para 2021

Los bienes de consumo, por su parte, cerraron el año con una caída de producción del 6,7%; los bienes de consumo duradero, entre los que se encuentran las actividades de fabricación de muebles y aparatos domésticos, retrocedieron un 13,2%; y los de consumo no duradero, es decir los relacionados con la fabricación, procesado y conservación de alimentos, de productos para la limpieza e higiene y de confección de prendas de vestir, limitaron su caída al 5,2 %. Por territorios, Bizkaia tuvo el descenso más acusado, con un retroceso en 2020 del 16%, seguido de Álava (-13,2%) y de Gipuzkoa (-10,6%).

El Eustat también informa de la evolución de la actividad industrial en diciembre, cuando retrocedió 1,4 % respecto al mes precedente, y un 7,2 % interanual. En diciembre, el peor comportamiento industrial también lo tuvo Bizkaia con un descenso de su producción del 11,7 % comparado con el último mes de 2019, en Álava fue del 10 % y en Gipuzkoa el descenso fue tan solo un 0,9 %.

Pese a estos malos datos, el Gobierno vasco confía en que en 2021 se producirá una recuperación del sector industrial, no así el de servicios que es el más castigado por las restricciones sobre la movilidad. También la patronal vasca Confebask cree que este año crecerán con intensidad la construcción y la industria, aunque en este último caso, en algunas de sus ramas de actividad como el petróleo y gas y el sector aeronáutico la mejoría llegará con más retraso.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído