Pásate al MODO AHORRO

La patronal vizcaína usa la victoria de Ayuso para pedir bajada de impuestos

Cebek pide menos impuestos, poder despedir tras un ERTE, mantener el espíritu de la reforma laboral y carga contra ELA, al que acusa de querer ser un partido sin pasar por las urnas

El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño. / EP
El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño. / EP

Los empresarios no quieren más impuestos, y menos en  tiempos de incertidumbre como es este escenario todavía de pandemia. Iñaki Garcinuño ha dejado claro que la fiscalidad debe tener en cuenta en estos momento, sobre todo "la recuperación económica", y que no puede "ahogarse" a las empresas con más impuestos. En este sentido, ha pedido a los políticos vascos que reflexionen sobre el uso que se está haciendo en Euskadi de la capacidad fiscal que otorga el Concierto Económico vasco para beneficiar la recuperación, y se ha referido al triunfo de Isabel Ayuso  (PP) en las elecciones de Madrid, aunque sin nombrarla. "El triunfo de un partido en Madrid que aboga por una bajada de impuestos cuando en esa comunidad ya son bajos y es el polo de atracción mayor de España, nos debería hacer reflexionar sobre el uso que hacemos del Concierto Económico", ha señalado el presidente de Cebek, que cede el testigo mañana miércoles a Carolina Pérez de Toledo

 En este sentido, ha abogado por "desprenderse de prejuicios y de cálculos políticos" para convertir el Concierto  "de nuevo en una palanca de competitividad, de atracción de inversiones industriales y financieras, que supongan un replanteamiento de la fiscalidad, no para recaudar menos sino para recaudar más sobre la base de contar con más bases imponibles, más actividad económica y unos menores tipos".

"Hemos decidido ser un territorio industrial pero lo financiero está íntimamente unido a lo industrial y no lo podemos abandonar. El tamaño de nuestro territorio situado en la periferia de los focos políticos y de la capitalidad nos obliga a ser ambiciosos y atrevidos. Seguramente no habrá muchas diferencias sobre cómo y dónde aplicar la riqueza que generemos, pero desde luego creo que hay alternativas a la manera generar esa riqueza colectiva", ha señalado.

Garcinuño ha recordado que las empresas tratan de "resistir" el embate de esta crisis "con gran esfuerzo", por lo que ha pedido a las diferentes Administraciones que se esfuercen "por ofrecer las mejores condiciones para que las empresas lleven a cabo sus proyectos, si son empresas nuevas para que se desarrollen lo más rápidamente posible o si se trata de una implantación exterior para que se instalen en el territorio". Ha reconocido que "la atractividad" de Euskadi para las empresas no es baja, "pero puede ser mejorable".

ERTE y despidos

En su intervención, Garcinuño ha resaltado la fiscalidad como una cuestión importante en el camino de la recuperación.  "Entendemos que no toca en este momento un incremento de la presión fiscal a las empresas", ha dicho.  Pero en este camino hacia la salida de la crisis consideran que las empresas necesitan más empujones para salir airosas y salvar la competitividad y el empleo.  De entrada creen que es fundamental abordar cambios en la actual regulación de los ERTE para permitir que se pueda despedir y advierten de que puede haber mayor destrucción de empleo si no se modifica la normativa que impide hacerlo.

Ha criticado en este sentido,  que la prohibición de despedir por motivo Covid se aplica con carácter general, “hayas estado incurso en ERTE o no”, y ha recordado que que fue una medida excepcional establecida en marzo de 2020 previendo un escenario corto de pandemia. "Quince meses después resulta forzoso reevaluar la situación y permitir a las empresas poder ajustar sus plantillas en situaciones estructurales o definitivas".  
 No hacer esa revisión, advierte, "supondrá en el medio plazo una mayor destrucción de puestos de trabajo en aquellas empresas que no pueden esperar", y se pondrá en peligro la continuidad del proyecto.

Las modificaciones que piden los empresarios de Bizkaia para los ERTE van más allá, al solicitar que para las empresas que se hayan acogido a ERTE bonificados, que la devolución de las cotizaciones exoneradas en caso de incumplimiento se circunscriba a cada trabajador despedido y no al conjunto de empleados cubiertos. "O al menos establecer un determinado porcentaje de tolerancia, puesto que no parece razonable que una empresa que haya mantenido durante todo este tiempo el 100% del empleo, tenga que proceder a la devolución de la cantidad íntegra exonerada solo porque en septiembre de este año se pueda ver obligada a extinguir uno o dos puestos de trabajo".

La patronal vizcaína no es excesivamente pesimista respecto  a la recuperación, y al mantenimiento de las plantillas, siempre y cuando el ritmo de vacunación avance y se controle la expansión de la enfermedad. Pero lo cierto es que según la encuesta de coyuntura que ha presentado Cebel, el 17% de las empresas vizcaínas creen que tienen más plantilla de la que necesitan y un 14% considera que en seis meses deberán reducirla.  

Relaciones laborales complicadas

En este contexto, el todavía presidente de los empresarios de Bizkaia ha lamentado que el entorno de las relaciones laborales vascas no sea el más adecuado para pactar la flexibilidad que consideran imprescindible y ha cargado especialmente contra los sindicatos nacionalistas, y en clara referencia a ELA aunque sin nombrarlo, les ha acusado de "querer ser un partido político sin pasar por las urnas". En opinión del representante de los empresarios de Bizkaia, estos sindicatos actúan en contra de los derechos de los trabajadores, están sólo preocupados por "el marketing de cara a sus elecciones", y ha considerado que "no apuestan por la negociación". "Necesitamos flexibilidades pactadas, pero si de algo estamos escasos en las relaciones laborales vascas es de flexibilidad".

Respecto a los cambios que se anuncian sobre la reforma laboral,  los empresarios de Bizkaia han apostado por mantener el "espíritu de la normativa actual", y ha recordado que necesitan flexibilidad para afrontar la salida de la crisis.

Perspectivas económicas

Garcinuño ha constatado que los datos muestran que el inicio del año no fue bueno y que "se ha ralentizado la recuperación y ha frenado las expectativas a corto plazo posponiendo el inicio de una recuperación solida y, sobre todo, duradera", los efectos de la cuarta ola y el retraso en las vacunaciones. No obstante ha señalado que no son pesimistas respecto a la recuperación: "Creemos que más temprano que tarde iremos de menos a más, mejorando estos datos y con perspectivas de recuperación cada vez más cercanas, más generalizadas y más sólidas. Existe un contexto progresivamente favorable para una recuperación económica sostenible". En este sentido, ha apuntado a que a finales de marzo  y en el mes de abril han aparecido algunos datos económicos positivos como, por ejemplo, el índice PMI manufacturero de España, datos de empleo, actividad de la siderurgia o incluso resultados trimestrales de algunas empresas vascas significativas, que  inducen a pensar que la rueda vuelve a girar y que quizá sea de forma sostenible si los contagios y las vacunas nos lo permiten porque hay que ser conscientes de que todo puede cambiar en poco tiempo".

 

Cambio en la presidencia de Cebek

Carolina Pérez de Toledo asumirá mañana el cargo de presidenta de Cebek sin necesidad de votación, ya que es la única candidatura que se ha presentado. Es la primera mujer en presidir una de las territoriales de la patronal vasca, lo que Garcinuño ha destacado como muy importante en favor de la igualdad.
Iñaki Garcinuño ha permanecido durante ocho años en el cargo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados