Pásate al MODO AHORRO

Gipuzkoa resiste la crisis laboral frente a los conflictos en empresas de Álava y Bizkaia

Su diferente tejido industrial le permite mantenerse al margen de los grandes choques laborales que se están produciendo en los otros territorios y afrontar mejor la recuperación

Un operario en una empresa de Máquina-Herramienta en Gipuzkoa. /CV
Un operario en una empresa de Máquina-Herramienta en Gipuzkoa. /CV

Las perspectivas de crecimiento y de salida de la crisis económica empiezan a ser una realidad en toda Euskadi, pero todavía quedan muchos coletazos de una fuerte desaceleración provocada por la pandemia de Covid cuyo máximo exponente son los despidos que están afectando a importantes empresas vascas generando una importante conflictividad laboral. Una conflictividad que se deja ver cada día en manifestaciones en las calles y también en los juzgados, con un mayor judicialización de las discrepancias en los ERE. 

Frente a esta situación, Gipuzkoa aparece como una especia de isla, resistiendo la crisis laboral frente a los conflictos que se extienden en las empresas de Álava y Bizkaia. 

Más allá de la larga huelga que mantienen las trabajadoras de las residencias, que dependen de la Diputación de Gipuzkoa, los conflictos laborales que azotan en estos momentos a varias grandes empresas vascas se reparten básicamente entre Bizkaia y Álava: Petronor, Tubacex, PBC (ITP), Aernnova, Mercedes...

La situación  tan diferente se explica sobre todo, porque Gipuzkoa tiene un tejido industrial distinto al de Álava y al de Bizkaia, tanto en lo que se refiere a los sectores que lo componen como a la forma y tamaño de las empresas.

En Gipuzkoa las empresas son mayoritariamente pymes, "para lo bueno y para lo malo", señalan desde la  patronal guipuzcoana Adegi. Y en momentos como este de crisis quizá "las empresas pequeñas puedan tener una mayor capacidad de adaptación y de flexibilidad".

Hay que recordar además que Gipuzkoa es el territorio donde hay un mayor número de cooperativas, algo que cambia de forma radical las relaciones laborales de estas empresas. Pero además se dan unas condiciones en las relaciones entre patronal y sindicatos que parecen no tener equivalencia en Bizkaia o en Álava. Por ejemplo, en Gipuzkoa el convenio del Metal se firmó el año pasado sin conflicto. En Bizkaia, la firma llegó en 2019 después de una larga huelga en el sector. En Álavam que tenía que haberse renovado en 2017, la negociación sigue  bloqueada.

Por otro lado, las empresas que están sufriendo en mayor medida la crisis son las que están relacionada con la movilidad o el consumo de energía.  De ahí los problemas por los que atraviesan empresas relacionadas, directa o indirectamente, con el petróleo, como Petronor o Tubacex; con la aeronáutica, como Aernnova o PCB; o con la automoción y el problema que tienen en este momento con la falta de componentes, como por ejemplo en Mercedes

Sin embargo "el tejido industrial guipuzcoano está más diversificado", dicen desde la patronal de Gipuzkoa, y "aunque también ha sufrido con fuerza la crisis" se está recuperando quizá con mayor rapidez. 

Es el caso, por ejemplo de la Máquina-Herramienta, un sector con gran fuerza en Gipuzkoa. De hecho, el 90% del sector en España está en este territorio. Tras la fuerte caída durante el año de pandemia, casi un 20% en las ventas frente a 2019, tiene expectativas de facturación para este año en torno a un 12 ó 15%, aproximándose al nivel pre-covid.

Los datos corroboran este crecimiento y el índice de producción industrial del mes de abril creció un 1,9% respecto al mes anterior, encadenando el segundo mes de subidas, y un 13,3% si se compara con el mes de abril del año pasado.

Las buenas perspectivas se reflejan en el optimismo empresarial. La última encuesta de coyuntura de Adegi, publicada en el mes de mayo, muestra esas augurios de las empresas hacia una recuperación,  que los empresarios guipuzcoanos consideran que será ya evidente en septiembre. Según esta encuesta el 90,5% de las empresas guipuzcoanas prevén aumentar o mantener su plantilla.

De hecho, en estos momentos, la situación de las cifras de paro es mucho mejor que la media de Euskadi. Según los datos de Lanbide, Gipuzkoa es ya el único territorio en el que el índice de paro está por debajo del 10%. En lo que va de año sólo ha estado en el 10% en enero para ir descendiendo hasta el 9,3% del mes de mayo. En el mes pasado la media de Euskadi está en el 11,4%, el 12,5% en Bizkaia y el 12.2% en Álava. 

En lo que se refiere a las exportaciones de mercancías en el mes de mayo crecieron en los tres territorios históricos por segundo mes consecutivo, abandonan los valores negativos, aunque en este caso Gipuzkoa, que incrementó sus exportaciones un  44,5% fue la menos exportadora frente al  82,2% de Bizkaia y el 264,0% en Álava. En el caso de Bizkaia se debe resaltar el crecimiento de las exportaciones energéticas (119,0%) que mantienen la tónica positiva iniciada durante el mes anterior.

Lo más leído
Destacados