Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno central trabaja en un proyecto piloto de pasaporte de vacunación

España "quiere ser pionera" en la creación de este pasaporte, que permitiría los viajes internacionales a turistas vacunados

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto

El Gobierno español quiere tener cuanto antes un pasaporte de vacunación que facilite la llegada del turismo al país. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha indicado que trabajan para agilizar el desarrollo de este pasaporte. A través de una comisión interministerial planean iniciar un proyecto piloto que pruebe "su idoneidad" para recuperar la movilidad. La idea del pasaporte es que muestre si una persona ha recibido la vacuna, si ha pasado un test anticovid recientemente o si tiene anticuerpos. 

Maroto ha resaltado que España "quiere ser pionera" en la creación de este certificado digital, con la intención de "estar preparados" para su uso en el momento en el que los datos de la pandemia lo permitan. "Para el Gobierno es clave tener disponibles todo tipo de herramientas que fomenten la movilidad" ha indicado la ministra. A su juicio, todas estas iniciativas orientadas a la contención de la pandemia permiten "ver un horizonte, tener una esperanza y ser optimista con respecto a la recuperación de los viajes internacionales en los próximos meses".

Según Maroto la prioridad del Gobierno es posicionar a España como "prescriptora de viajes seguros y seguridad sanitaria". Agentes turísticos de Euskadi verían con buenos ojos la creación de este pasaporte. En este sentido la ministra ha recordado la implementación de corredores turísticos seguros y ha alegado que España es uno de los defensores "más activos" del certificado en el seno de la Unión Europa, así como de extender sus utilidades "más allá de las puramente sanitarias".

Iniciativa europea

La Comisión Europea quiere impulsar un Pase Verde Digital que facilite el desplazamiento a otros países a los ciudadanos europeos. El plan es que esté listo para verano, aunque desde Bélgica reconocen que el tiempo es escaso. Además, países como Francia, Alemania o la propia nación belga se muestran contrarios a que el pasaporte sirva como salvoconducto para viajar con libertad. Merkel o Macron no aprueban esta idea porque "discrimina" a la población que no se ha vacunado, y por tanto no podría viajar.  

Por contra, los países con mayor peso turístico como Grecia y la propia España son partidarias de instaurarlo para permitir los desplazamientos lo antes posible. El sector turístico del país podría recibir hasta 80.000 millones menos que en 2019. Que esa cantidad decrezca dependerá en parte de las flexibilidades que haya para viajar este verano. 

Archivado en:

Destacados

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído