Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno ordena su presupuesto con partidas sin gastar para aumentar en 250 millones la inversión

El recurso a la deuda, la falta de gasto en la partida de 'imprevistos' por la covid y el remanente de tesorería permiten rediseñar las cuentas del Ejecutivo

Consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu./ EP
Consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu./ EP

El Gobierno vasco ha vaciado las huchas y ha rebuscado entre los remanentes de tesorería, las partidas del presupuesto no gastadas y los excesos sobre los ingresos previstos para ampliar su cartera de inversiones con 250 millones de euros más, de los que gastará 170 millones en este mismo año. Los objetivos de esa inversión centrarán la mitad de los recursos en infraestructuras sociales, sanitarias, educativas y de vivienda. La otra mitad se destinará a impulsar la transformación tecnológica de la industria y a reforzar los proyectos de producción de energía renovable. De este modo se refuerza el capítulo inversor del presupuesto para este año que prevía en torno a 1.000 millones aprovechando trasvases de partidas que no se iban a gastar, la deuda y remanentes de tesorería. 

Y es que, por ejemplo, una de las partidas del fondo covid, la destinada a "imprevistos", que estaba dotada con 140 millones de euros, sólo se ha ejecutado en un 15% hasta ahora. Por otra parte la recaudación en 2020 fue superior a lo previsto en 537 millones, de los que unos 375 corresponderían al Gobierno vasco, tal y como se recogió en el Consejo Vasco de Finanzas del pasado mes de febrero. Estas medidas se añaden al aumento del endeudamiento que en este año han autorizado las instituciones europeas y que el Ejecutivo vasco pactó con el Gobierno de España en un 2,2% sobre el PIB que ha generado más de 2.500 millones en el presupuesto de este año. Es el cuadro con el que el departamento de Hacienda ha preparado una norma con la que redibujar el Presupuesto de Euskadi y que se ha aprobado hoy en el Consejo de Gobierno. Para el año que viene quedarán 80 millones de euros para seguir implementando las inversiones. 

La medida ya fue anunciada por el lehendakari en el pleno de política general cuando anunció un plan extraordinario de inversiones de 250 millones de euros que arrancará este mismo año para impulsar esta recuperación económica. Un dinero  que procede de remantentes de tesorería y presupuestarios y que se unirá a los 1.000 millones de inversiones que contendrán los Presupuestos Generales de 2022 y los fondos que provengan de Europa, lo que permitirá a Euskadi contar con más 1.600 millones de inversión, según ha señalado que se repartirán esencialmente en políticas sociales, industria y las comarcas más afectadas por la crisis.

Destacados