Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno recuperará suelos industriales contaminados para prepararse ante la demanda en expansión

El Plan de Desarrollo Industrial contempla inversiones de 60 millones de euros este año en regeneración de infraestructuras y el Ejecutivo aspira a crear un gran fondo de recuperación gracias a las ayudas europeas

Un polígono industrial gestionado por Sprilur./ CV
Un polígono industrial gestionado por Sprilur./ CV

El Gobierno vasco recuperará suelos industriales degradados o contaminados para paliar la escasez de esta infraestructura y prepararse ante una "creciente demanda" impulsada por la prevista recuperación económica tras las pandemia y por el esperado impulso de los fondos europeos.

El plan de Desarrollo Industrial e Internacionalización aprobado el pasado martes por el Gobierno vasco contempla una partida de 60 millones de euros este año para esta recuperación de suelos, que se llevará a cabo de la mano de Sprilur, la pata de la Spri que se ocupa de la gestión del suelo industrial, y se centrará en zonas desfavorecidas, como Margen Izquierda,  el valla de Aiala o la zona de Renteria, Irún o Pasaia, como una forma de impulsar el repunte económico de estas áreas tradicionalmente más castigadas por las sucesivas crisis industriales. Pero el proyecto es mucho más ambicioso. De hecho, la constitución de un gran fondo de recuperación de suelos es uno de los proyectos  presentados para optar a los fondos europeos,  para lo que prevé captar 885 millones.

La idea es "no artificializar más suelo", por "responsabilidad y "sostenibilidad",  pero contar con capacidad suficiente para responder a un tejido industrial que está en estos momentos "muy animado". "Tenemos que estar preparados para responder a la demanda", señalan desde el departamento de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, para evitar así que Euskadi pueda perder oportunidades de emplazamientos de negocio por no contar con espacio para ellos.

Txaber Ouro, director de Sprilur reconoce que en estos momentos "la brecha entre oferta y demanda se va ampliando, cada vez más". "La oferta es, si cabe, es cada vez más escasa", dice, mientras que "se vive un momento extraordinario en lo que a la demanda se refiere, tanto presente como futura".

En este sentido, Ouro señala que se están juntando en estos momentos "un importante dinamismo en el sector de las empresas locales de cierto tamaño y entidad, con importantes proyectos sobre la mesa, con una pujanza casi sin precedentes de empresas y nuevos proyectos que desean radicarse en Euskadi, en muchos casos, proyectos de carácter estratégico, que llegan de la mano Institucional". Un apartado en en lo que jugará una baza importante la llegada de los fondos europeos.

A esto se añade una "demanda sostenida en el sector de las pymes más endógenas y tradicionales clientes del Grupo Sprilur, lo que conforma un momento extraordinario en lo que a la demanda, tanto presente como futura se refiere". "En definitiva, que estamos necesitados de reducir el ya mencionado 'gap', incluso a corto plazo, pero, sobre todo, prepararnos para que en el futuro logremos una oferta suficiente con la que dar satisfacción a esta demanda creciente", señala el director de Sprilur.

Ya el mes pasado desde Cbre, su director en la zona norte, Juanjo Lopez del Corral apuntaba que se había multiplicado por cinco la demanda de suelo industrial en Euskadi y se superaban los niveles precovid según las peticiones que llegaban a esta consultora inmobiliaria.  

No es una tarea facil ni rápida

Pero ante esta necesidad de suelo, la recuperación de  pabellones y suelos en desuso no es una tarea fácil ni rápida.

"Aunque pueda parecer que existen muchos activos en desuso tanto en suelos como en pabellones que podrían ser reutilizados de inmediato, en la práctica no es así, por múltiples factores, como la titularidad de esos activos, la  situación medioambiental u otras posibles afecciones que hacen inviable su reaprovechamiento inmediato", señala Ouro.

En este momento existen suelos en desuso y ruinas industriales distribuidas por todo Euskadi, lo que según el director del Sprilur constituye "una verdadera oportunidad que la hemos convertido en la apuesta, tanto presente como futura, en materia de suelo industrial".

Pero insiste en  que, siendo necesaria, "no es una apuesta sencilla, ni barata, ni que dé sus frutos a corto plazo. Las adquisiciones de esos activos puede ser más o menos inmediato, pero su puesta en valor y su vuelta al mercado depende de innumerables factores, lo que, a menudo, lo complica y retrasa. Por ello, se requiere también de un aporte suplementario de recursos económicos, para lo cual nos encontramos en el momento propicio", señala.

En este sentido, señala Ouro, se están poniendo en marcha iniciativas para "abordar este reto de manera decidida", como los los Planes Estratégicos Comarcales (PEC´s) para las Zonas de Actuación Preferente (ZAP´s), "focalizadas en Ezkerraldea/Meatzaldea, Enkarterri y Oarsoaldea, a los que se añadirá en breve Aiara". "En todos ellos, se ha previsto poder actuar en materia de regeneración, con recursos extraordinarios, y estamos en proceso de identificación y concreción de qué proyectos podremos acometer. Se han identificado potenciales proyectos, pero se está analizando su viabilidad a corto plazo, porque no todos serán susceptibles de llevarse adelante".

A ello se une la posibilidad de que crear "un gran Fondo de Recuperación de Suelos Contaminados, dotado con hasta 885 millones para lo que se opta a los fondos europeos.
"Sin lugar a dudas, la creación de ese Fondo sería el verdadero espaldarazo y la constatación de que estamos en la buena dirección, para poder reducir la brecha entre oferta y demanda en el futuro" señala el director de Sprilur.

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados