Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco prevé iniciar 1.250 pisos de alquiler social el próximo año

En 2021 esta previsto que se edifiquen viviendas de protección pública y alojamientos dotacionales en alquiler

Viviendas en construcción. EP
Viviendas en construcción. EP

El Gobierno vasco prevé que el próximo ejercicio se inicie la edificación de 1.250 viviendas de protección pública y alojamientos dotacionales en alquiler y alcanzar los 7.200 pisos en el programa Bizigune de captación de vivienda vacía para su puesta en el mercado a través del alquiler protegido. El consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Ejecutivo de Vitoria, Iñaki Arriola, ha presentado este martes en el Parlamento las líneas maestras del proyecto de presupuestos de su Departamento para 2021 que ascienden a 506,9 millones de euros, el 5,4 % más que este ejercicio, es decir, 23 millones.

Dentro del proyecto se encuentran los 161,4 millones de euros para el área de vivienda, una cantidad que sube hasta los 271,2 millones si se suman los presupuestos de las sociedades públicas Alokabide y Visesa. Uno de los ejes de actuación del Gobierno va a ser incrementar la oferta pública de alquiler asequible y para ello se iniciará la construcción por parte del Departamento de 250 pisos, con 35 millones de euros en créditos de pago y compromisos, de Visesa otros 500 (7,4 millones), de 100 por entes locales y otros 400 a cargo de la iniciativa privada y social. Dentro de este grupo se incluyen también las viviendas colaborativas en cesión de uso puestas en marcha por cooperativas y asociaciones sin ánimo de lucro.

Para todas ellas, se han dispuesto 17 millones de euros en subvenciones plurianuales, y junto con el incremento del parque de viviendas propio se va a seguir apostando por movilizar para el alquiler viviendas de particulares deshabitadas, a través de los programas de intermediación. La previsión es que al cierre de 2021 el programa Bizigune cuente con 7.200 viviendas captadas, unas 700 más que en la actualidad, con una aportación récord a Alokabide para ello de 33,1 millones de euros, y el programa ASAP, también de movilización de vivienda privada vacía, con 400 pisos.

Empanzipar a los jóvenes, uno de los objetivos

Dentro de la política de vivienda, se mantendrá el esfuerzo por favorecer la emancipación de los jóvenes, con el establecimiento de cupos de hasta el 40 % en las adjudicaciones de vivienda o a las ayudas al arrendamiento del programa Gaztelagun. Estas ayudas llegarán a 2.500 personas al cierre del ejercicio y contarán con una dotación de 9,5 millones de euros para las nuevas concesiones y otros 4,5 millones para pagar las ya concedidas en 2019 y 2020. Arriola ha anunciado que va a proponer un nuevo Pacto Social para la Vivienda, con un horizonte de 15 años y el objetivo de situar la oferta pública de alquiler asequible al final de ese periodo en el 5 % de las viviendas principales existentes en Euskadi.

Además, el presupuesto recoge 33 millones de euros para impulsar la rehabilitación de 12.000 viviendas y otros 6,4 millones para proyectos en materia de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas en espacios públicos por parte de los ayuntamientos. También ha adelantado la intención de aprobar 9 reglamentos de la Ley de Vivienda con el objetivo de que 8.500 hogares tengan reconocido al acabar el año el derecho subjetivo a la vivienda, para lo cual se ha previsto una partida ampliable de 5 millones de euros.
El área de transportes, con un presupuesto total de 326,9 millones de euros, contempla, entre otras partidas, los 237,6 millones para el impulso de la Y ferroviaria y la Variante Sur. Entre otras actuaciones puntuales se destinarán casi 30 millones de euros para la continuación de la pasante soterrada del Topo de San Sebastián, con la previsión de contratar la construcción de 4 nuevas unidades de ferrocarril y la renovación y adaptación de las actualmente en servicio al nuevo trazado y al incremento de la demanda. 

También se contemplan 10,5 millones de euros para la incorporación de 3 unidades nuevas para el tranvía de Vitoria. Su ampliación al barrio de Salburua contempla 8,9 millones de euros, cantidad que se une a los 5,3 millones para la "tranviarización" en Bilbao del tramo ferroviario Atxuri-Bolueta. Otros 49 millones del presupuesto irán destinados al Consorcio de Transportes de Bizkaia para el funcionamiento del Metro de Bilbao.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído