Pásate al MODO AHORRO

Arriola propone aplazar el soterramiento de las capitales para acelerar la llegada del TAV

El consejero ha ratificado que las fechas previstas para finalizar el tren de alta velocidad en Euskadi son a finales de 2026 o principios de 2027

Vista de la estación de tren de Vitoria. / EP
Vista de la estación de tren de Vitoria. / EP

El consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, ha dicho que no descarta "un plan B, como son estaciones provisionales", en la llegada del tren de alta velocidad a Bilbao y Vitoria. Además, ha ratificado que las fechas previstas para finalizar el tren de alta velocidad en Euskadi son a finales de 2026 o principios de 2027. Sin embargo, queda pendiente el acceso del ferrocarril a Vitoria y Bilbao -el de San Sebastián ya está resuelto-, ya que en ambas se pretende que sea soterrado. Hasta que la alta velocidad sea una realidad en Euskadi, esta comunidad seguirá teniendo la conexión con Madrid más cara y lenta de España.

Arriola ha advertido de que son dos procesos "arduos y complejos. Solo en el nudo de Arkaute y el soterramiento de Vitoria se presentaron once mil alegaciones". Sobre la posibilidad de que llegue antes el tren que el soterramiento de las estaciones en las dos ciudades, el consejero ha admitido que "es un riesgo que existe". Por ello, no descarta "un plan B, como son estaciones provisionales".

En la última reunión con el Ministerio de Transportes, el 10 de mayo, el ministerio se comprometió a avanzar en el proyecto constructivo (del soterramiento). "Vamos a seguir trabajando para avanzar, agilizando los trabajos en Vitoria y Bilbao", ha añadido.

A principios del mes de mayo, se conocía otro retraso más que se sumaba a la larga lista de problemas que arrastra el TAV, y la tan ansiada Y Vasca, desde que se puso en marcha este proyecto en 1992. Hace ya casi 30 años. La línea que une Valladolid con Burgos que iba a entrar en funcionamiento este verano, y que acorta 30 minutos el viaje a Madrid, no lo hará hasta el año que viene. Sin embargo, parece que se dan pequeños pasos en cuanto a la conexión Burgos-Vitoria. El Gobierno, a través de Adif, prevé sacar a contratación antes de que termine el año la redacción de proyectos de construcción por valor de 20 millones de euros correspondientes a este tramo de 91 kilómetros que enlazará por tren ambas capitales.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído