Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco renuncia a aprobar el PTS de Renovables durante esta legislatura

Saca a licitación la asistencia para la elaboración del plan territorial sectorial con una duración del contrato hasta febrero de 2024, por lo que se complica la aprobación definitiva antes de las elecciones

Energía eólica / EFE
Energía eólica / EFE

El Gobierno vasco ha renunciado a aprobar el Plan Territorial Sectorial (PTS) de Renovables en esta legislatura. El Ejecutivo acaba de sacar licitación la asistencia técnica para la elaboración de este plan, que se adjudicará en febrero de 2022 y no estará ultimado hasta dos años después, según figura en el pliego de contratación.

Esto supone colocarse en febrero de 2024 y, salvo un recorte de última hora en los plazos, parece difícil que el PTS pueda estar aprobado antes de que se produzca la convocatoria de las elecciones vascas que deben llevarse a cabo ese mismo año.

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, aseguraba hace poco más de un mes en una respuesta parlamentaria que el PTS no estaría aprobado en ningún caso antes de la primavera de 2023  y reconocía que los plazos podrían extenderse "más allá" teniendo en cuenta que "hay muchos factores que condicionan la tramitación de la misma".

La licitación del contrato parece confirmar ahora que esta tramitación se va a demorar bastante más de lo anunciado por Tapia y que lo más probable es que vuelva a quedar pendiente para otra nueva legislatura. 

Hay que tener en cuenta que el PTS de Renovables arrancó su tramitación  en el  mes de marzo de este año, pero que el compromiso de poner el plan en marcha arranca del final de la legislatura pasada. Los partidos del Gobierno (PNV-PSE) se comprometieron con EH Bildu a impulsar este plan a cambio del apoyo de la coalición abertzale a la Ley de Sostenibilidad Energética que se aprobó en febrero de 2019.

El problema es que mientras se alargan los plazos para la reorganizar la ordenación del suelo para implantación de proyectos energía renovable, los proyectos se van sumando y tendrán que tomarse decisiones sobre ellos sin contar con el PTS.

Proyectos en curso

Entre ellos se encuentran los últimos parques eólicos anunciados por Capital Energy Llodio (Álava) y en Orozko (Bizkaia), que se sumarán a los previstos por esta empresa en Gipuizkoa.

También están pendientes los que está poniendo en marca Iberdrola con el EVE a través de la sociedad Aixeindar. Estaban previstos cuatro parques eólicos, aunque dos de ellos se han paralizado por problemas ambientales'. Ahora trabaja con los de Azáceta y Labraza (Álava) tramitando los permisos ambientales, mientras busca nuevas ubicaciones

Además de las instalaciones eólicas el 'boom' de los proyectos  renovables también está llegando a Álava a través de diferentes proyectos solares, como el de Solaria o el de Repsol y que son solo una pequeña muestra de los múltiples contactos e intereses de distintos actores por hacerse con el derecho de uso de superficie de parcelas de uso agrícola y que han levantado cierta preocupación en algunas localidades. 

En los proyectos solares, destacan también los que lidera el Ejecutivo en Armiñón, al lado de Arasur (Álava), así como la iniciativa recogida en los Presupuestos para una instalación de placas fotovoltaicas flotantes en uno de los embalses alaveses

Todas estas inversiones y sus ubicaciones podrían regularse mediante el PTS.

El retraso en el PTS coincide casualmente con la aprobación de la Ley de Administración Ambiental de Euskadi, que incluye Proyectos de Interés Publico Superior" (PIPS) que no podrían estar vetados por los Ayuntamientos. En principio la norma parece destinada a la aprobación de proyectos de incineradoras y vertederos, pero no está descartado que pueda usarse para proyectos de energía.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados