Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco se muestra contrario a tomar en consideración la ILP de Renta Básica

Euskadi la rechaza porque tiene "muy avanzado" su proyecto de ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión

El portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria,  ha respondido a las declaraciones de Feijóo sobre la pérdida de peso industrial de Euskadi. / EP
El portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha respondido a las declaraciones de Feijóo sobre la pérdida de peso industrial de Euskadi. / EP

El Gobierno vasco ha expresado su criterio desfavorable a la tramitación parlamentaria de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la creación de una Renta Básica Incondicional (RBI) de entre 270 y 900 euros para todos los vascos.

En su reunión semanal el Consejo de Gobierno ha rechazado esta ILP porque tiene "muy avanzado" su proyecto de ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión, al que se incorporará el Ingreso Mínimo Vital (que se transferirá a Euskadi este mes) y que la iniciativa popular "ignora", por lo que "queda desfasada".

En el proyecto legislativo que prepara el Gobierno se "reforzará el modelo social vigente" en Euskadi, incluida la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) -que es "un modelo de éxito"- e incorporará el IMV, ha señalado el portavoz del Ejecutivo, Bingen Zupiria.

Según recoge Efe, la citada ILP plantea una renta básica como una asignación individual, universal e incondicional que recibirían todos los residentes en Euskadi, se financiaría con los presupuestos generales y sería un derecho subjetivo, es decir que como la sanidad y la educación "prevalecería sobre cualquier circunstancia" que pueda afectar a las cuentas.

Este ingreso sería de 900 euros mensuales para las personas mayores de 18 o menores de esa edad emancipadas, de 450 euros (el 50 % de la cantidad inicial) para las de 14 a 18 años no emancipadas y de 270 euros (el 30 %) para las que tengan menos de 14 años.

El requisito para percibirla sería acreditar 3 meses de residencia en Euskadi, y se abonaría a cada persona independientemente de con quién conviva y de sus ingresos o patrimonio. 

Archivado en:

Destacados