Pásate al MODO AHORRO

Hacienda transfiere la primera parte de los fondos Covid, de los que 645 millones son para Euskadi

Las ayudas dotarán a las comunidades de mayor liquidez frente a la crisis de la pandemia y se han repartido por criterios de población

La ministra María Jesús Montero y el consejero Pedro Azpiazu./ IREKIA
La ministra María Jesús Montero y el consejero Pedro Azpiazu./ IREKIA

El Gobierno central  transferirá hoy a las Comunidades Autónomas el 70% del fondo extraordinario de 13.486 millones para hacer frente a la crisis del Covid, de los que en esta primera entrega llegarán a Euskadi 451 millones, mientras que 193 se recibirán en la transferencia que está prevista realizar en el mes de noviembre. En total 645 millones.

Tal y como estaba previsto, el criterio para el reparto de estos fondos ha sido el de población ajustada, una fórmula que no era del agrado de Euskadi, porque le penaliza respecto a otras, pero como insiste en el Ministerio de Hacienda en su comunicación de este viernes es "la fórmula por la que la mayor parte de gobiernos regionales optó cuando el Ministerio de Hacienda, bajo el principio de la cogobernanza y buscando el máximo consenso, abrió un proceso de diálogo con las Comunidades Autónomas para conocer qué criterio de reparto preferían aplicar para distribuir el fondo". Y es la fórmula que finalmente se fijó en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado 28 de julio.

El criterio poblacional en el reparto perjudica a Euskadi, que tiene alrededor 4,6% de la población total de España, mientras que si el criterio usado hubiera estado relacionado con el PIB, el peso del Producto Interior Bruto vasco supone el 6,1% del total, lo que hubiera elevado la cantidad de la subvención.

No es la primera vez que el criterio de reparto perjudica a Euskadi con respecto a otras comunidades autónomas. La comunidad autónoma vasca recibió menos de lo que tenía previsto en los fondos de ayuda directa  las pymes, alrededor de 217 millones que el Gobierno vasco ha completado después con una partida propia. En este caso la dotación ascendía a 7.000 euros, pero las Baleares  y Canarias se llevaron 1.000 millones de euros cada una,. El resto se repartió entre las comunidades en función de tres parámetros, la caída del PIB, el aumento del desempleo y el incremento del paro juvenil, unos ratios en los que, pese a que la crisis económica derivada de la Covid-19 ha golpeado con fuerza también a Euskadi, sale mejor parada que muchas otras comunidades autónomas que, en consecuencia accedieron a más ayudas. 

Más liquidez para las comunidades autónomas

Según señala el Ministerio de Hacienda, el objetivo de los fondos que  se empiezan a repartir hoy es dotar a las comunidades autónomas de un "instrumento para contar con más liquidez para afrontar las consecuencias económicas de la pandemia y para que puedan prestar con calidad los servicios ligados al Estado del Bienestar".

Estas ayudas se unen a las destinadas a pymes y autónomos, de las que Euskadi recibió 217 millones y que el Gobierno vasco completó después, pero que no está teniendo el éxtito previsto entre los empresarios por los requisitos que se piden para su concesión, y que el departamento de Hacienda quiere sean flexibilizados por parte del ministerio.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados