Pásate al MODO AHORRO

El Ironman revienta la ocupación hotelera en Vitoria

Los alojamientos de la capital alavesa rozan el completo a la espera de recibir a más de 1.000 atletas que llegarán con sus acompañantes

Ironman Vitoria 2019. / ironman.com
Ironman Vitoria 2019. / ironman.com

Los hoteles de Vitoria están con una ocupación que roza el completo para el próximo fin de semana del 11 y 12 de septiembre, los días en los que se celebra el Ironman. Más de 1.000 triatletas de 51 países se han acercado hasta la capital alavesa para esta prueba deportiva. Esto dispara la necesidad de alojamiento en los hoteles y apartamentos de la ciudad, y también los precios de las habitaciones que, en algunos casos, se multiplican por dos o por tres si se compara con las mismas fechas del próximo mes. 

El Ironman Vitoria Gasteiz retoma el pulso tras el parón de la pandemia. La prueba, que en 2020 no pudo celebrarse y este año se ha retrasado de julio a septiembre por el coronavirus, regresa al calendario el próximo 12 de septiembre con la participación de mil deportistas. La segunda edición de la prueba contará con 1.000 participantes procedentes de 51 países, de los que un 88% son hombres y cerca del 12% son mujeres. Además, más de 1.050 personas entre organización y voluntarios trabajan para que el Ironman se desarrolle tal y como está previsto.

El impacto económico que este evento dejaba en Vitoria en el año 2019 fue de unos siete millones de euros. El director de la prueba Eduardo Martínez, reconocía que este año no llegará tanta gente a la ciudad porque muchos atletas no vienen con tantos acompañantes, pero aún así está convencido de que será un impulso para la ocupación hotelera. Algunos de los principales hoteles de la ciudad ya no tienen disponibilidad para esas fechas, como es el Gran Hotel Lakua, y apartamentos turísticos como los Estudios La Casa De Santa María tampoco. Otros cuelgan en sus páginas el aviso de "solo queda 1 habitación disponible" o " últimas habitaciones". 

En cuanto a los precios, los alojamientos que aún disponen de escasas habitaciones, las ofrecen a unos precios que, en algunos casos, llegan a duplicar o triplicar el presupuesto que se pide para las mismas fechas del próximo mes. Por ejemplo, una habitación en un céntrico hotel de la capital alavesa para este fin de semana ronda los 530 euros, para las mismas fechas de octubre está por unos 200. 

Archivado en:

Destacados