Pásate al MODO AHORRO

Kutxabank, Laboral Kutxa y Santander aplican moratorias a más de 20.000 hipotecas en Euskadi

Kutxabank es la entidad con mayor volumen de moratorias y Laboral Kutxa lidera las medidas impulsadas más allá de la normativa

Compra de viviendas con hipoteca. /EP
Compra de viviendas con hipoteca. /EP

Según los datos de tres de las entidades financieras con mayor penetración en el mercado hipotecario vasco, Kutxabank, Banco Santander y Laboral Kutxa, se han registrado 20.681 operaciones para pausar los pagos mensuales de la hipoteca. Es el número de titulares de créditos con garantía hipotecaria que se acogieron al decreto del Gobierno de España que permitía el aplazamiento de las cuotas y los intereses de 3 mensualidades y que se podían solicitar hasta el pasado 30 de septiembre. En total, en el conjunto de España, las moratorias tramitadas han sido 221.000. 

El empleo es uno de los elementos que más ha sufrido en la crisis del coronavirus. Según confirmó el pasado viernes el Eustat, el número de trabajadores en Euskadi en 2020 se redujo un 8,1%. Además, muchas de las personas que han mantenido el empleo se han visto afectadas por un ERTE, sino es que están ahora mismo bajo sus efectos. Son circunstancias que han golpeado de lleno a la liquidez de las familias vascas y a su capacidad de gasto.

En el País Vasco, la cuota de mercado hipotecario de Kutxabank, con casi un 50% de los créditos, se refleja en el número de moratorias tramitadas. La entidad surgida de la unión de las antiguas cajas de ahorros gestionó en 2020 14.800 moratorias con las que aplazó el pago de la hipoteca.

Por su parte, el Banco Santander, tramitó la solicitud de 4.000 familias para pausar el pago de sus préstamos hipotecarios. Además, la entidad presidida por Ana Botín, ofreció anticipos de crédito a 1.200 personas afectadas por un ERTE. 

Laboral Kutxa ha aplicado un total de 2.681 moratorias al crédito hipotecario. De ellas, 568 se ha tramitado a través de la normativa aplicada por el Gobierno de España. Otras 196 a través del sistema de moratoria "individual" que tiene la cooperativa de crédito y por la que ofrece esta medida a sus clientes. Además, 1.917 han sido carencias "intermedias", otro producto que contempla la opción por parte del cliente de solicitar una carencia de capital de hasta 6 meses, sin indicar motivo alguno. 

Ampliación de la solicitud

La entidad presidida por Txomin García ha tramitado además 3.683 moratorias en créditos que no contaban con garantía hipotecaria, de los que 777 han sido fruto de la normativa aprobada, 288 por condiciones aplicadas por la entidad y 2.618 por el uso de la cláusula de algunos contratos que permiten al cliente a cogerse a una carencia. 

Estas moratorias han sido prorrogadas con la posibilidad de que solicitar una renovación hasta el 30 de marzo. Así lo ha fijado el Gobierno de España un Real Decreto que amplía la cobertura para paliar los efectos económicos de la covid-19.

En esta línea, la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha permitido a las entidades de crédito un tratamiento contable favorable de las moratorias otorgadas. De este modo, si estas generan impagos que modifiquen su calificación no obligará a realizar dotaciones reduciendo la capitalización. 

Destacados
Lo más leído