Pásate al MODO AHORRO

La subida del 2% no convence a los funcionarios vascos y anuncian un 'otoño caliente'

Instan al Gobierno vasco a convocar la Mesa de la Función Pública y preparan movilizaciones si no se buscan fórmulas en Euskadi para incrementar sus salarios por encima de lo marcado por Madrid

Funcionarios del Gobierno vasco en la entrada de Lakua. / EFE
Funcionarios del Gobierno vasco en la entrada de Lakua. / EFE

Los sindicatos de los funcionarios vascos preparan motores para un 'otoño caliente' y amenazan con movilizaciones si la subida de los salarios del 2% anunciada por el Gobierno central no tiene ningún tipo de compensación en Euskadi que les permita no perder poder adquisitivo. Esta subida de salario les parece "poco", teniendo en cuenta que llevan años perdiendo poder adquisitivo con numerosos recortes, dicen,  y que el IPC este año está disparado y actualmente en el 3,3%.

El Gobierno vasco ha anunciado este martes que si se confirma la decisión del Ejecutivo central de incrementar un 2% el salario de los funcionarios estatales, la Administración vasca incluirá esa misma subida en los presupuestos del próximo año, dado que los incrementos salariales de los empleados autonómicos "están condicionados por las normas básicas" que afectan a todo el Estado.

Los sindicatos consideran esta subida del todo insuficiente, y se han apresurado a exigir al Gobierno vasco la convocatoria de la Mesa General de la Función Pública, en la que se tratan las condiciones laborales de los más de 70.000 funcionarios vascos. Critican que el Gobierno vasco acepte "de muy buen grado" y sin discusión, las subidas salariales que se imponen desde Madrid, y a la que se ha llegado sin ningún tipo de negociación.

"El Gobierno vasco no tiene ninguna intención de que se mejore nada porque se encuentran muy  cómodos con esta situación", señala Iñigo Garduño, responsable de Función Pública de CCOO, que señala que no descartan movilizaciones a nivel estatal y también en el ámbito vasco. 

Recuerda el representante de CCOO que modificar desde Euskadi esta situación es más que nada una cuestión de "voluntad política" y que el Gobierno vasco puede sortear los recortes a través de otra serie de complementos. "Pero al final, el Gobierno vasco está muy cómodo aplicando los recortes y asegurando que no se puede hacer otra cosa".

De entrada, recuerda que cuando en los acuerdos estatales se ha permitido a las administraciones autonómicas decidir una parte de las retribuciones, el Gobierno vasco decidió que fueran aportaciones a Itzarri, -al fondo de pensiones de los funcionarios- sin dar opciones a más negociación a que se dedicaran a otro tipo de complementos.

Además, recuerda que "los partidos vascos en el Congreso tienen capacidad de presión" al Gobierno de Pedro Sánchez para modificar esta propuesta.

"Nos parece inaceptable que se vuelva a imponer una subida salarial sin pasar por la negociación", señala el responsable de este área del sindicato LAB, Gorka Berastegi que señala que cada vez es mas evidente la estrategia de los Gobiernos para vaciar de contenido la negociación colectiva.

La Mesa General de la Función Pública se reúne a propuesta del Gobierno, pero todos los sindicatos quieren que se convoque cuanto antes porque estamos ante "una situación  muy grave".

LAB,, que está preparando una huelga general para este otoño da por descontado que la movilización en el sector público porque "hay que pararlos", dice. "LAB reivindica el derecho de la negociaciójn colectiva todas las administraciones" para lo que exigirá al Gobierno vasco "que convoquen las Mesas Generales. Para la superación de los límites  que marca Madrid, exigimos que en esas mesas se den procesos de negociación reales para adaptar dicha negociación a las necesidades de Euskal Herria".

ELA ha criticado que la propuesta de un 2% de subida supone "una nueva pérdida de poder adquisitivo". En ese sentido, ha indicado que, en la última década y "como consecuencia de las políticas de austeridad, la pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos acumulada se sitúa en por encima del 13%". "Además, es de carácter básico, por tanto, es una nueva injerencia por parte del Estado", ha añadido.

En este sentido, desde ELA recuerdan "la imperiosa necesidad de reforzar los servicios públicos, cuestión que ha quedado meridianamente clara en esta pandemia, y que pasa necesariamente por mejorar las condiciones laborales de los empleados y empleadas públicos, mejora incompatible con las propuestas formuladas".

Por otro lado, ELA ha pedido, a los representantes del Gobierno vasco que "hagan valer su capacidad de autogobierno y que dejen de una vez por todas de compartir los dictados de Madrid, que tan graves consecuencias han traído tanto a los trabajadores del sector público, como a la sociedad en general".

Por último, ha pedido a los partidos vascos con representación en Madrid que "no den cobertura a estas medidas" en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022.

Desde UGT, Arantza Agote, insiste en que una subida del 2% "sumiría a los empleados públicos en una nueva pérdida de poder adquisitivo, que se sumaría a la de 2021". En este sentido, recuerda que la subida se limitó a un 0,9%.

ErNE augura "confrontación y malestar"

El sindicato mayoritario de la Ertzaintza ErNE también ha recordado que esta subida del 2% está "muy por debajo de la inflación" y supone una pérdida de poder adquisitivo de más del 1,3%.

Tras recordar que "el Gobierno de España necesita de los votos del PNV" para aprobar las cuentas estatales, ha apuntado que, "si no defiende a los funcionarios vascos y, más a la Ertzaintza, que se encuentra discriminada salarialmente con el reto de funcionarios en Euskadi, el Gobierno vasco nuevamente despreciará a la Ertzaintza en materia salarial".

El sindicato ha afirmado que existe "desánimo" en el colectivo de la Policía autonómica por "cómo es tratada" por el Departamento de Seguridad, algo que "solo traerá confrontación y malestar en unos trabajadores que lo han dado todo en todas las circunstancias vividas desde su creación, no siendo correspondidos por parte de los responsables políticos que han dirigido" sucesivamente esta consejería.

Precisamente, los sindicatos ErNE y Euspel se concentrarán en protesta por las condiciones laborales este miércoles, a las 11.30 horas, frente al Palacio Euskalduna de Bilbao, aprovechando la visita del Rey y del Lehendakari, Iñigo Urkullu, al Congreso de movilidad SUM Bilbao, que durante dos días reunirá a 90 expertos internacionales, que analizarán los retos y oportunidades de la movilidad urbana sostenible.

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados