Pásate al MODO AHORRO

Lanbide acumula una tesorería de más 200 millones de euros

Trabajo activa en este ejercicio auditorías y avanzar en las reformas del Servicio Vasco de Empleo para aumentar sus capacidades, desbordadas ahora en la gestión y control de la RGI

Una oficina de Lanbide en la capital alavesa / ARABA PRESS
Una oficina de Lanbide en la capital alavesa / ARABA PRESS

El cierre del pasado año las cuentas corrientes de Lanbide contenían hasta 272 millones de euros procedentes de diversas partidas que no se habían gastado. Una cantidad que, solamente en los dos últimos años se había incrementado un 22%, en 50 millones de euros. Y es que la falta de ejecución de diversos programas venía acumulando un cantidad que crecía de año en año. La actual vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, se encontró al llegar a su despacho con 236 millones de euros en remanentes de tesorería. Así se desprende de una respuesta por escrito que Mendia ha enviado a la parlamentaria del PP, Laura Garrido

En pleno debate presupuestario, la gestión de estos excedentes y los remanentes de tesorería en las Cuentas vascas están evidenciando que el Ejecutivo goza de importantes bolsas de dinero para destinar a inversión

Según confirman fuentes del departamento de Trabajo a 'Crónica Vasca', gran parte del origen de estos excedentes proviene de programas de ayuda dotados con cantidades que no se ejecutan y por la financiación de la RGI (Renta de Garantía de Ingresos) que, medio de su adecuación con la gestión del IMV (Ingreso Mínimo Vital), se presupuestó con más recursos de los gastados. Las cifras evidencian la necesidad de digitalización y reorganización del servicio vasco de Empleo. 

El departamento, según se desprende de la memoria de los Presupuestos para 2022, contempla varias acciones para seguir avanzando en la transformación que permita una mejor ejecución y la puesta en marcha de servicios que den una respuesta eficaz a las personas que buscan trabajo. Hay programas para la inserción laboral de jóvenes que no están funcionando y, por lo tanto, las partidas se quedan sin ejecución, de ahí que Lanbide trabaje en el rediseño de esas actuaciones, así como en la digitalización de muchos sus servicios y aplicación de 'Inteligencia Artificial' en la búsqueda de empleo y en el diseño de planes de formación. 

Y es que, hasta ahora, según explican fuentes del departamento, los profesionales de Lanbide estaban desbordados con la gestión y control de las ayudas como RGI, una tarea que dejaba en segundo plano el asesoramiento y diseño de planes para que servicio vasco de empleo pueda convertirse en una herramienta eficaz en la búsqueda de trabajo. El objetivo de Mendia, que ha repetido en numerosas ocasiones tras llegar al cargo, es renovar los procesos de trabajo para poder atender el objetivo esencial del departamento. Para ello se esperan también 5,5 millones de los fondos europeos para aumentar el ritmo de la digitalización. Otra de las novedades es el aumento de la plantilla de Lanbide. 

Aún así, para evitar la continuación de esta falta de gasto de partidas, en la memoria del Presupuesto, Trabajo plantea auditorías quincenales sobre la ejecución presupuestaria. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados