Pásate al MODO AHORRO

Lanbide invertirá 12 millones de euros en la reforma y digitalización de sus servicios

Trabajo aplicará criterios de inteligencia artificial y`big data´para la búsqueda de empleo con una transformación completa de los procesos de trabajo y organización de tareas del servicio vasco de empleo

Oficina de Lanbide. EP
Oficina de Lanbide. EP

Lanbide recibirá una inversión de 12 millones de euros para iniciar una profunda transformación en sus procesos de trabajo. Las actuaciones, además de obras y acondicionamientos en las oficinas, buscan una digitalización de los servicios, la implementación de big data e inteligencia artificial en la gestión y un nuevo modo de trabajo que mejore los servicios al ciudadano que contará con una nueva web de acceso.

El capítulo inversor del presupuesto del departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco, cuenta con una inversión de 12 millones que se reparte, principalmente en 4,3 millones para obras nuevas y adecuación de edificios y en 1,3 millones destinados a la integración de un módulo de business inteligence y big data, la nueva web, la digitalización de los servicios y la incorporación de un módulo de atención multicanal.

 

Agilizar el servicio tras los problemas de gestión

Lanbide busca dar una respuesta a las críticas que muchas veces acumula por la burocratización de sus servicios y por seguir ofreciendo soluciones para el empleo desde una óptica demasiado analógica en un entorno que ya es totalmente digital. Desde el departamento de Trabajo del Gobierno vasco, entienden que, además, en este momento se hace más necesario que nunca que el servicio vasco de empleo pueda jugar un papel estratégico en la reactivación económica y en la transformación del tejido empresarial y laboral que se afronta tras la crisis generada por el coronavirus.

Búsquedas inteligentes de empleo y de formación

Así, se han aprovechado las Cuentas más expansivas en el gasto para desarrollar una inversión sin precedentes en Lanbide. El objetivo es transformar los procesos de trabajo y la detección de necesidades y oportunidades en el entorno laboral incorporando elementos de big data y business inteligence. Se trata de recoger e informatizar todos los datos del mercado laboral que aportan las empresas y los movimientos generados por la demanda de empleo, para poder realizar un diagnóstico en tiempo real sobre lo que necesitan las empresas y adecuarlo a las circunstancias de la persona que está buscando trabajo.

El objetivo es aplicar la tecnología que ya emplean herramientas tan cotidianas para nosotros como Google, Booking o Netflix, a la búsqueda de empleo. Así, en función de las características de una persona y su experiencia laboral, se pueden obtener las mejores oportunidades de empleo para ese momento o, en su caso, las recomendaciones de formación o reciclaje que mejor le puedan ir para lograr un puesto de trabajo.

Para esta tarea se hace necesario una transformación en el proceso de recogida de información, en su actualización y en su tratamiento. Una inversión que tendrá efectos también en la página web de Lanbide, que cambiará y permitirá gestionar un gran abanico de consultas y servicios, así como en la digitalización de los servicios o con la puesta en marcha de un módulo de atención multicanal.

Además de la mejora de los servicios, esta apuesta tecnológica, busca también una mayor eficiencia en la gestión administrativa de los trámites y pagos. Se quiere acabar de este modo con los retrasos que se han vivido a lo largo de este año en la tramitación de ayudas y pagos como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Así, la propia vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco, Idoia Mendia, planteaba la semana pasada que la “digitalización y la reasignación de tareas entre el personal de Lanbide son los primeros pasos para mejorar la eficacia del servicio público de empleo”. Y es que, fuentes del departamento han señalado que en el desarrollo de todas estas líneas de trabajo será necesario “implicar a toda la plantilla”.

Según reconoció la propia Mendia, actualmente hay un desequilibrio en la carga de tareas de las distintas oficinas y prestaciones. Así que, la primera tarea será analizar los procesos y el reparto del trabajo actual, para después comenzar el intenso proceso de digitalización.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído