Pásate al MODO AHORRO

Más de 200 pequeños hosteleros se organizan en Bizkaia al margen de la patronal

El grupo ha ido sumando asociados por todo el territorio hasta convertirse en un colectivo con gran capacidad de movilización en las calles, como demostraron al impulsar la manifestación del pasado 7 de noviembre en Bilbao

Manifestación en apoyo al sector de la hostelería convocada por las calles de Bilbao el pasado 7 de noviembre. EP
Manifestación en apoyo al sector de la hostelería convocada por las calles de Bilbao el pasado 7 de noviembre. EP

Más de 200 propietarios y trabajadores de bares y tabernas se han ido organizando en Bizkaia al margen de la patronal para pedir ayudas directas que permitan mantener a flote sus negocios tras el cierre decretado por el Gobierno vasco, una medida que intenta frenar el flujo de contagios por coronavirus en Euskadi. Agrupados en la 'Asociación de Taberneros y Taberneras de Bizkaia', el colectivo ha ido sumando asociados hasta convertirse en un importante grupo de taberneras y taberneros de pequeños bares de Bilbao, de las márgenes derecha e izquierda de la ría del Nervión, o de localidades tan distantes como Lekeitio, Mungia o Santurtzi.

"Empezamos siendo diez o doce bares del Casco Viejo de Bilbao, y el grupo ha ido creciendo hasta los más de 200 propietarios y trabajadores de bares pequeños", explica a 'Crónica Vasca' Ihintza Torres, una de las personas que representan a la asociación. "Casi todos somos bares pequeños; de uno, dos, tres, no más de cinco empleados", señala Torres, trabajadores de la pequeña hostelería "de barrio" que están pasando por una "situación delicada". "Se te cae el alma al suelo cada vez que un tabernero tiene que cerrar las puertas de su bar", reflexiona.

Una gran capacidad de movilización

La adversidad, el gran impacto económico que ha traído consigo el cierre decretado de la hostelería vasca, ha unido a este importante grupo "de currelas", que ya demostraron una gran capacidad de movilización en las calles de Bilbao, Donostia y Vitoria, durante las manifestaciones del pasado sábado 7 de noviembre. El colectivo, que ha ido creciendo "de manera espontánea y natural", sopesa en la actualidad la posibilidad de registrarse como asociación. "No tenemos claro que vayamos a hacerlo porque de momento todos nos han tratado bien, abriéndonos las puertas incluso del Parlamento vasco", señala Torres, en referencia a su comparecencia de este martes en la Comisión de Comercio, Consumo y Turismo.

"Nosotros solo queremos defender a los trabajadores, que es lo que somos, para que puedan cobrar el 100% de sus salarios, y para que no se tenga que despedir a nadie", explica Torres, propietaria de un pequeño bar en el Casco Viejo de Bilbao. "Tenemos una buena relación con la Asociación de Hostelería de Bizkaia, nos apoyó en nuestras movilizaciones, al fin y al cabo sólo deseamos, como todos, que se pueda volver a la misma situación en la que todos vivíamos antes del coronavirus", concluye.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído