Pásate al MODO AHORRO

La mitad de las vascas cotizadas se ven afectadas por la tasa `Tobin´

La compra de acciones de ocho empresas con sede en Euskadi se verá penalizada con 0,20% desde la semana que viene

Cotizaciones en la Bolsa de Madrid. / EP
Cotizaciones en la Bolsa de Madrid. / EP

Desde hoy comprar acciones de ocho empresas vascas estará penalizado con un 0,20%. Es la conocida como ´tasa Tobin´, que entra en vigor este sábado, 16 de enero, y comenzará a contabilizarse desde el lunes, y que graba con un 0,20% las adquisiciones de acciones de las empresas que tengan una capitalización en la Bolsa de más de 1.000 millones. La Agencia Tributaria no ha llegado a tiempo para recaudar el impuesto y, aunque no se retrasa la entrada en vigor de la tasa, sí se retrasa hasta abril su liquidación.

Las cotizadas con sede en Euskadi​ que superaban a 16 de diciembre un valor en Bolsa superior a 1.000 millones eran ocho: Iberdrola, BBVA, Siemens Gamesa, Vidrala, CIE Automotive, Gestamp, Euskaltel y Faes Farma. Son exactamente el 50% de las empresas vascas del IBEX 35.

En el conjunto del país, serán 56 empresas. Bastantes menos que las que 70 que el Gobierno de España había previsto que se viesen afectadas. Pero es que la evolución de la Bolsa en 2020, con una caída del 14% en el IBEX 35 ha reducido notablemente las compañías sobre cuya venta de acciones el Ejecutivo espera recaudar unos 850 millones de euros anuales.

La Agencia Tributaria no llega a la fecha

La puesta en marcha de la nueva tasa llega con cierta confusión. Y es que este mismo jueves, el Ministerio de Hacienda confirmó que iba a retrasar el cobro de la tasa. Así, estaba previsto liquidar el 22 de febrero todas las operaciones realizadas desde este lunes, 18 de enero. Pero según ha explicado el ministerio, todavía no está preparado todo el dispositivo necesario para tramitar el impuesto. Eso no hará que se retrase su entrada en vigor, sino que se retrasa su presentación hasta el 10 de abril, cuando los intermediarios bursátiles deberán presentar los datos de las transacciones realizadas en enero, febrero y marzo.

Además, queda pendiente también el desarrollo de los mecanismos para recoger el efecto de este impuesto en las Haciendas forales vascas y la negociación del ajuste en función del peso del capital vasco en la adquisición de acciones.

La tasa la pagarán los corredores de Bolsa, que la repercutirán en los compradores

Esta tasa la asumirán los intermediarios de la compra, así, es la empresa de servicios de inversión o la entidad de crédito que la será la pagadera del impuesto, aunque el bróker trasladará al inversor el impacto de ese 0,20%. Las asociaciones de estas empresas y profesionales ya han dejado claro que no pueden asumir el coste de la tasa señalando que la comisión por sus servicios está establecida en torno a un 0,3 por mil, con lo que no ven asumible otro planteamiento que no sea el de derivar al comprador el gasto de la compra.

Las operaciones con empresas no cotizadas o con las que su valor de capitalización a 18 de diciembre de 2020 fuera inferior a 1.000 millones de euros están exentas del pago de la tasa. También quedan excluidas las operaciones que sean emisión de nuevas acciones, salidas a Bolsa o las que respondan a operaciones dentro de un mismo grupo o reestructuraciones accionariales.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados